Life after life : las múltiples alternativas de una vida

Las historias de bucles temporales de todo tipo siempre han tenido una buena acogida por parte del público que le encanta sumergirse en esas repetitivas paradojas temporales con ejemplos recientes televisivos como ‘Muñeca Rusa’ o recordadas películas como ‘el Día de la Marmota’. Por eso es difícil encontrar un ángulo nuevo y tan interesante como el que muestra ‘Life after life’ una verdadera joya tanto en su planteamiento como en su delicado desarrollo.

La historia de una chica que tras morir en repetidas ocasiones, resucita en todas ellas pero sin tener consciencia de toda su vida anterior, lo que  la lleva por todo un recorrido de vidas alternativas con todo tipo de aventuras y personajes fascinantes en el periodo británico de entreguerras.

Su estructura es como una de esas series tipo ‘elige tu aventura’ pero donde las decisiones las toma la guionista Bash Doran hasta llegar a la muerte de la protagonista en ese ramal, para rebobinar y seguir por otro camino alternativo desde un cierto momento de su vida, todo ello basado en un primoroso libro escrito por Kate Atkinson, de muy complicada adaptación audiovisual.

Ficha: Life after life 4 ep 60 min abr 2022- Cadena: BBC2 ( UK) / Inédita (E)

La trama :
Úrsula Todd es  un bebé que muere al nacer, estrangulado por el cordón umbilical debido a una llegada tardía del doctor a causa de la nieve. Úrsula renace en una vida alternativa marcada por las sucesivas desgracias y tragedias que sufre la pobre chica, para seguir iterando en todo tipo de vidas alternativas, marcadas especialmente por las relaciones con su numerosa familia.

El rasgo distintivo de la vida de Úrsula es empezar siempre de cero, sin recordar nada de las decisiones que le llevaron a sus muertes anteriores, muchas de ellas de forma accidental o por pura mala suerte. Eso le permite ir cambiando de decisiones de forma intuitiva pero sin estar basada en el conocimiento previo de los hechos, con ese reseteo continuo de una vida a la que le pasa absolutamente de todo.

Al desarrollarse principalmente en el periodo entre 1910 y 1945, Úrsula sufre en sus propias carnes todas las tragedias del periodo desde las dos guerras mundiales hasta la fiebre española, lo que nos permite conocer a través de sus ojos todo ese periodo histórico y el sufrimiento de muchas personas.

Además de las tragedias mundiales que le afectan directamente, la vida de Úrsula está repleta de tragedias personales, por lo que es mejor distanciarse del personaje sin cogerle demasiado cariño, para esperar que en la siguiente iteración de su vida tenga algo más de suerte en su nueva existencia.

‘Life after life’ es diferente a todas las historias de bucles temporales que siempre se centran en  los intentos del protagonista para salir de ese laberinto en que se encuentra y volver a su vida anterior, gracias a su conocimiento ampliado o  las pistas que deja en cada nuevo bucle,

En cambio Úrsula no es consciente de esa repetición continua de su vida y de vez en cuando entra en disquisiciones filosóficas sobre el sentido de la vida con algún ligero ‘deja vu’, pero sin buscar ni intentar explicar las razones de esa ‘vida tras vida’  que le pasa sin poder remediarlo.

La miniserie está basada en un famoso libro de Kate Atkinson publicado en 2013 que había sido objeto de multiples intentos de adaptaciones en formato de película, pero sin éxito alguno, por la enrevesada estructura de tronco con muchas ramificaciones que tiene la existencia de Úrsula Todd.

Tras todos esos intentos infructuosos, la dramaturga Bash Doran ( Boardwalk Empire, Masters of Sex, Traitors), cambió el formato al de miniserie para tener más tiempo y tranquilidad para desarrollar todas esas vidas alternativas que pueden durar desde una sola escena a todo un acto de un episodio como muestra el tráiler oficial de ‘Life after life’

Gran parte del éxito se debe a la impresionante interpretación de la joven actriz neozelandesa Thomasin McKenzie (Jojo Rabbitt, Old) , que da una clase de gran versatilidad al interpretar a Úrsula Todd en todo tipo de circunstancias y con todo tipo de sentimientos, dando una enorme profundidad a uno de los personajes más complejos que recuerdo en una serie televisiva, por la gran cantidad de vidas diferentes que tiene.

Una vez te dejas llevar por la propuesta de ‘Life after life’ es un placer disfrutar de la reinvención de su personaje a cada iteración, con esas leves diferencias de matices gracias al gran trabajo de su creadora Bash Doran y del director irlandés James Crowley.

Otro gran acierto ha sido apoyar a la joven protagonista con la genial Sian Clifford ( Fleabag) como su madre Sylvie con la que tiene vidas con una gran complicidad mientras que en otras chocan continuamente, con la interpretación de Clifford como un mástil fijo para que Thomasin McKenzie pueda ir matizando sus nuevas vidas.

Tampoco han escatimado esfuerzos en el resto del reparto con presencias de actrices conocidas como Jessica Brown Findlay ( Downton Abbey) en el papel de la tía de Úrsula, un personaje londinense mucho más liberado que su estricta familia y que no deja de abrir los ojos a la jóven en muchos sentidos.

‘Life after life’ me ha parecido una verdadera ‘delikatessen’ narrativa con unos sencillos efectos visuales para marcar el reinicio de cada nueva vida de Úrsula Todd que nos va a sorprender en cada nueva iteración, en una serie que espero que llegue pronto a nuestros lares para poder disfrutarla como se merece.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.