Last chance U: El desconocido taller de reparaciones deportivas de jugadores descarriados

El genero de los documentales deportivos puede subdividirse en dos grupos principales, el más popular que se centra en documentales sobre personalidades y equipos famosos para mostrarnos aspectos desconocidos o peculiaridades de triunfadores deportivos y el segundo que es el único que me interesa y al que pertenece ‘Last Chance U’, que nos muestra los sueños de los jóvenes que aspiran a la fama deportiva con una inmensa mayoria que se van a quedar por el camino, siguiendo el camino marcado por la fabulosa ‘Hoop Dreams’ sobre el mundo del baloncesto.

El camino para llegar a ser profesional es largo y plagado de complicaciones, pero en el caso de ‘Last Chance U’ se trata de jugadores problemáticos que ya han agotado su único comodín para llegar a la fama, al ser expulsados de sus respectivas universidades iniciales por problemas de todo tipo y se encuentran en la dificil tesitura de ir a un equipo de una categoria inferior en un lugar perdido, para tener esa última oportunidad a la que hace referencia el título de la serie de Netflix, probablemente de lo mejor de su catálogo original, como váis a ver a continuación.

Ficha: Last Chance U 23 ep+ 60 min .  Jul 2016 . Idioma: Ingles/español Cadena: Netflix (USA)

La trama:

El Eastern Mississipi Community College ( EMCC) , es lo que en Estados Unidos se denomina un Junior College, que ofrece grados cortos de dos años, enfocados a entrar rápido en el mercado laboral, en lugar de los cuatro habituales de las universidades que pueblan todo el país.

Ubicado en la minúscula población de Scooba al Este del Estado de Mississipi, su equipo de fútbol es el verdadero orgullo del condado, al reforzarse con jugadores de gran talento pero que han visto su prometedora carrera universitaria truncada por todo tipo de problemas disciplinarios, legales o simplemente escolares.

Esos jugadores llegan a Junior Colleges como el EMCC, como su última oportunidad para redimirse de sus errores pasados y conseguir su sueño que es volver primero a una universidad de prestigio como paso previo para llegar a la NFL y ganar dinero a espuertas, mientras que la institución consigue un reconocimiento deportivo en un lugar donde no pasa absolutamente nada ni nadie sabe donde está.

El documental nació a partir de un artículo escrito en la revista GQ por Drew Jubera en el que explicaba todos los pormenores de este taller de reparaciones deportivas de jugadores descarriados y el papel que jugaba dentro de la maquinaria deportiva y universitaria estadounidense.

El artículo era excelente y despertó el interes del documentalista  Greg Whiteley que vendió el proyecto a Netflix y convenció a la EMCC para dejarle grabar toda una temporada de su equipo de fútbol, tanto de jugadores como de su staff técnico y administrativo, que estrenó en pleno verano de 2016 con el siguiente trailer.


El retrato de ‘Last Chance U’ de unos jovenes que están a punto de caerse por el precipicio de la vida si no alcanzan su sueño de ser profesionales es verdaderemente impresionante. La inmensa mayoria son chavales de diecienueve o veinte años provenientes de entornos marginales, familias desestructuradas, que apenas saben leer o escribir y que lo único que saben hacer es jugar al fútbol americano.

La contradicción entre su talento con el casco puesto y su comportamiento en cuanto se lo quitan, es lo que intentan resolver el entrenador Buddy Stephens, todo un personaje que solo quiere ganar a toda costa y sobre todo la asesora académica Brittany Wagner, la única persona que se preocupa por los chavales y su carrera académica.

Cada episodio suele centrarse más o menos en la preparación del partido del fin de semana, dentro de una durisima competición estatal de Mississipi, donde todos los colegios tienen ese nivel similar gracias a los jugadores rebotados que les llegan, con los últimos minutos centrados en el partido, pero no tanto en las jugadas sino en las reacciones del banquillo.

El trabajo de Greg Whiteley es excepcional tanto en el guión como en el montaje de las imagenes que hacen la experiencia del visionado de ‘Last Chance U’ una cosa completamente adictiva, en la que de forma intuitiva nos ponemos de parte del EMCC, a pesar de que no son precisamente unas hermanitas de la caridad, pero consiguen hacernos empatizar con ese gran mosaico de jovenes rotos de todos los puntos cardinales de los EEUU, en busca de su redención deportiva.

Tras dos temporadas en el estado de Mississipi, con un gran éxito popular, ‘Last Chance U’ decidió con gran acierto cambiar de aires en su 3T, para irse a otro lugar recóndito como el pueblo de Independence en Kansas, para conocer las andanzas del Independence Community College, que tras muchos años de ser el hazmerreir de su potente liga estatal , ha empezado el camino del triunfo de la mano de un nuevo entrenador, el californiano Jason Brown.

El reset ha sido fabuloso, al presentarnos otra comunidad rural completamente diferente en el centro conservador del país, con un entrenador de lo más pintoresco, con unos aires de garrulo de mucho cuidado y un trato infumable, pero que consigue atraer a los mejores jugadores de todo el país a su equipo, en busca de esa última oportunidad como muestra el trailer de esa 3T.

‘Last Chance U’ es mucho más que un documental sobre fútbol americano, es un magnífico retrato sobre la juventud estadounidense de las capas sociales mas bajas y marginales que tienen en el deporte su única y exclusiva salida para escapar de la delincuencia, las drogas o la pobreza extrema, con ese estado de desesperación latente flotando en todo momento en todas sus intervenciones y entrevistas, por lo que os puedo asegurar que es una serie altamente recomendable en todos los sentidos.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.