La Verdad sobre el Caso Harry Quebert. Una pésima adaptación de una controvertida novela

Un problema recurrente en el sector audiovisual es la enorme desproporción que tenemos entre el volumen de promoción y la posterior crítica de las series, como ha ocurrido con ‘ La Verdad sobre el caso de Harry Quebert’ con la que  nos han estado bombardeando por tierra, mar y aire para animarnos a ver esta  serie.

El problema es que tras el estreno desaparecen casi todas las informaciones o análisis posteriores tras comprobar que es un verdadero desastre en todos los sentidos ni aunque sea para destrozarla como se merece, prefiriendo  dejar al espectador abandonado a esa promoción sin el contraste posterior.

En este caso, la cosa es más grave puesto que tenía nombres importantes delante y detrás de las cámaras que prometían algo mucho mejor que el engrudo indigesto que han acabado generando, indigno hasta de una sobremesa dominical, como os vamos a argumentar en esta entrada sobre uno de los mayores fiascos del 2018, la historia de Harry Quebert.

Ficha: La verdad sobre el caso Harry Quebert 10 ep 45 min .  Oct-Nov 2018- . Cadena: Epix ( USA)/ Movistar Series ( E)

La trama :

Marcus Goldman es un joven escritor que tras un gran éxito literario sufre un enorme bloqueo que le impide desarrollar nuevos proyectos, por lo que decide visitar a su antiguo mentor Harry Quebert que vive retirado en una aldea costera de Maine, para intentar recobrar la inspiración conversando con su profesor.

En el transcurso de su visita, sucede un hecho excepcional como es el descubrimiento fortuito de los restos de una adolescente, Nola Kellergan, que había desaparecido quince años antes y de cuyo asesinato es acusado Harry Quebert por una serie de pruebas circunstanciales que lo acusan como el causante del crimen.

Goldman empieza a investigar por su cuenta, encontrando un verdadero filón entre todos los secretos de las personas que conocieron a Nora, que le van a servir de inspiración sobre su nuevo libro que titulará apropiadamente ‘La Verdad sobre el Caso Harry Quebert’ ., como pueden comprobar en el trailer de su estreno en Movistar.

La miniserie está basada en el best-seller literario escrito por Joel Dicker, del cual he tenido opiniones en términos completamente antagónicos de  personas que suelen tener un buen criterio literario, como prueba de las diferentes reacciones que suscitó en su momento, una novela que mezclaba el misterio principal, con un tratado de metaliteratura de escribir un libro dentro de un libro.

Al anunciarse su adaptación por la minoritaria cadena Epix, como resultado de una coproducción internacional, lo cierto es que la cosa no pintaba nada mal al anunciar el regreso a una serie televisiva a Patrick Dempsey tras su marcha de ‘Anatomía de Grey’ , acompañados de dos guionistas solventes como Lyn Greene y Richard Levine (Nip/Tuck, Masters of Sex).

Otro punto atractivo inicial era la dirección del francés Jean-Jacques Annaud , que tuvo un gran prestigio el siglo pasado con grandes películas como ‘En busca del Fuego’, ‘El Nombre de la Rosa’ o ‘El Oso’ para ir entrando en un lento e inexorable declive en el siglo XXI. Annaud se iba a encargar de dirigir los diez episodios en su rodaje en Montreal, con una cabecera bastante sugerente que es probablemente lo mejor trabajado de la miniserie.

Todos estos mimbres empiezan a rechinar bastante en el episodio piloto, donde no tardamos en descubrir la completa inutilidad de Ben Schnetzer , el actor encargado de interpretar al protagonista de hecho de la serie, Marcus Goldman, al que es incapaz de insuflarle la más mínima credibilidad con una cara de alelado inexpresivo que hunde a la serie en su linea de flotación desde su primera aparición.

La historia está desarrollada de una manera confusa y enmarañada con diferentes lineas temporales descontroladas, en las que van abriendo y cerrando tramas con personajes secundarios prescindibles que solo sirven para despistar y rellenar metraje, sin aportar nada al misterio central que es de una endeblez que asusta, lanzando todo tipo de hipótesis sobre la chica desaparecida que podrían ir desde ser una Lolita a la niña del exorcista.

La realización plana, funcionarial y muy decepcionante de Jean-Jacques Annaud le da un aspecto cutre y de baratillo a la producción que va a peor a medida que avanzan los episodios, hasta desembocar en un vergonzoso episodio final donde todo es revelado y explicado en el mejor estilo Jessica Fletcher en una hora interminable que es de lo peor que he visto últimamente.

Desconozco las razones por las que Patrick Dempsey ha decidido dilapidar su reputación como actor y productor ejecutivo para interpretar a alguien tan sosainas como Harry Quebert que no es el protagonista central, pero el pobre deambula por la pantalla con una cara melancólica , como alejada de este mundo. Aunque puedo entender que tener que compartir casi todas sus escenas con alguien tan incompetente actuando como Ben Schnetzer puede acabar con la paciencia del más pintado.

He visto la serie completa, porque siempre considero que mi prurito profesional me obliga a hacerlo para poder analizarla desde un punto de vista global, pero os puedo asegurar que ha sido una de las peores cosas que he visto en 2018, con ese Ben Schnetzer que ha conseguido situarse en mi lista negra para el resto de sus días.

Para finalizar os dejo con el trailer original de su estreno en la cadena Sky del Reino Unido.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.