La Reina de España: La película que hará que te vuelvas Republicano

En la historia -la historia del cine, no la del reino de Castilla– han existido dos tipos de autoremake. Los de Alfred Hitchcock y Cecil B. De Mille que corrigen, aumentan y remodelan de acuerdo con las nuevas formas narrativas un material primigenio y envejecido, logrando que un aparente lavado de cara visual, con distintos actores, no sólo mejore lo ya visto sino que de pie a clásicos inmejorables como El Hombre que sabía demasiado (1934 y 1956) o Los Diez Mandamientos (1924 y 1956). Luego existen majaderías como las que se les pasa por la cabeza a directores con menor calado intelectual como aquel John Landis de mediados de los 90, los Hermanos Farrelly o la peor cara de Fernando Trueba cuando deciden que sería una buena idea volver a rodar la misma película que hace 20 años, pero peor, y se les mete en la quijotera que a alguien que no sean ellos mismos le interesaría ver idioteces como Blues Brothers 2000, Dos Tontos Todavía Más Tontos o, para el caso que nos ocupa, esta gansada titulada La Reina de España. La diferencia entre los caprichos de Landis y los Hermanos Farrelly con los de Fernando Trueba P.C. es que los primeros no acostumbran a recibir ayudas públicas para la amortización de sus películas porque la de Hollywood sí es una industria real.

slide_489228_6742126_free

La Reina de España no se conforma con repetir la misma historia, personajes, diálogos y hasta un diseño artístico idéntico al de La Niña de tus Ojos, que incluye un par de agradecidos guiños al maestro de los efectos especiales Emilio Ruiz del Río, sino que reproduce incluso las mismas situaciones, planos y secuencias: Los chismorreos de la troupe del director Blas Fontiveros durante las comidas en el set de rodaje, Santiago Segura haciendo de mariquita a lo Arévalo, Loles León interpretando otra vez a Loles León, Macarena Granada/Penélope Cruz encamándose de nuevo con otro miembro del staff de la película o un actor foráneo que no habla ni papa de español y se pasa la mayor parte de la película intentando sodomizar a Jorge SanzCary Elwes repitiendo el rol de Götz Otto en la primera entrega, y haciendo el mayor ridículo de su carrera-.

¡Era esto… o rodar otra película de Saw!

Captura-de-pantalla-2016-09-01-a-las-16.12.53-660x374

El parche final a este desastre lo pone un clímax calcado al de La Niña de tus Ojos, con el grupo de cómicos ayudando nuevamente a escapar de la cárcel a un prisionero político por expreso deseo de Macarena, cambiando las patrullas nazis por esperpénticos guardias civiles y al figurante judío de un campo de concentración por el mismísimo Blas Fontiveros, ahora un reo obligado por el régimen franquista a realizar trabajos forzados en el Valle de los Caídos e interpretado de nuevo por un agotado Antonio Resines.

Antonio Resines y Jorge Sanz vuelven a ser Blas Fontiveros y Julián Torralba

reina 5

Es exactamente la misma película que hace 20 años, pero sin Rafael Azcona, claro. El propio Trueba tiene tanto miedo a no saltarse el camino marcado por el maestro en 1998 que es como si hiciese el mismo recorrido que aquel, pero con los frenos rotos, las luces fundidas y una rueda pinchada.

1

Hasta David Trueba ha optado por saltar de un barco que está a punto de hundirse y se sostiene por un guión deshilachado por un puñado de subtramas sin chicha cómica que saltan desordenadamente del vodevil grueso al cine dentro del cine, y de ahí a otro plomizo relato sobre la España Franquista con una excesiva falta de tiento dramático que impide tomarse nada en serio.

penelope-cruz-y-clive-revill-en-un-fotograma-de-la-pelicula

Me gustaría hablar al menos del tremendo mérito de Penélope Cruz para seguir chapurreando ese inglés macarrónico que ha hecho tan suyo y ahora mezcla con el acento granadino de Macarena Granada, pero es que lleva ya 20 años demostrando que no sabe hablar inglés y hace justo esa misma cantidad de tiempo demostró que tampoco sabe imitar el acento del Sur.
Creerse a esta mujer disfrazada de Isabel la Católica y convenciéndose a sí misma de que sabe cantar y hablar con deje andaluz es casi tan complicado como suponer que una estrella del cine folklórico español de postguerra pudiese ganar un Oscar a mediados del siglo XX y además convertirse en una diva de Hollywood.

lareina

No importa. Esta es la fiesta privada de Fernando y sus amiguetes, y se ha montado para que tengan una excusa con la que volver a reunirse y contarse batallitas. Los espectadores no estamos invitados, y asistimos desde la última fila a un torpe reencuentro que por momentos nos resulta indiferente.

30

Antonio López

Antonio López

"Pregúntame por las películas que quieras salvo las que no conozco, de esas no he visto casi ninguna."
Antonio López

1 comentario

  1. Claramente a Trueba le jodio el exito de la serie de TVE: XDXD ¡¡¡algo español defendible!!! Si ademas anda corto de “pasta” PUES A POR LA SUBVENCION que los pijoprogres nos merecemos todo y que la “gente” nos siga financiando el vivir de P.M.

    Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.