La Innegable Verdad ( I Know This Much Is True) : revolcarse en la automiseria

Un subgénero audiovisual que siempre me ha llamado la atención son las series y películas diseñadas para ganar premios de interpretación para actores y actrices. Suelen ser personajes complicados y muy intensos para los que se que requieren grandes transformaciones físicas o como en el caso de ‘La Innegable Verdad’ un doble papel de gemelos que le ha valido recientemente el Emmy al mejor actor de miniseries a su protagonista Mark Ruffalo.

Personalmente soy muy escéptico respecto a esos vehículos de lucimiento personal que tienen muy claro su objetivo, en especial si la historia que cuentan no está a ese nivel. Eso es lo que me ha sucedido con ‘La Innegable Verdad’ que se regodea en mostrarnos las miserias y las tragedias de una pareja de gemelos con un ambiente deprimente y depresivo que en ingles tiene hasta la denominación de  ‘misery porn’ para describirlo.

En este caso, depende mucho de las circunstancias de cada espectador y de tu capacidad de entretenerte con el sufrimiento frente a la pantalla viendo la catarata de desgracias que les suceden a los gemelos  Dominick y Thomas Birdsey, interpretados por  un Mark Ruffalo desatado.

Ficha: La Innegable Verdad ( I Know this much is true) 6 ep 60 min . May-Jun 2020 . Idioma: Ingles/ español Cadena: HBO( UK) / HBO ( E)

La trama :
En el pequeño pueblo de Three Rivers en el estado de Connecticut en la década de los noventa viven dos gemelos idénticos Dominick y Thomas Birdsey, con una relación de protección del primero hacia el segundo. La causa es que  Thomas  padece un trastorno de paranoia esquizofrénica que le obliga a estar en constante medicación y evitar crisis que pueden ser de gravedad.

Además de velar por su gemelo, Dominick tiene una complicada vida personal, donde tiene que lidiar con su madre, un padrastro al que detesta, su ex-mujer y su novia actual. Todo ello le empieza a desbordar y a causarle un estado de tensión que puede estallar en cualquier momento, como muestran en el trailer de la serie.

‘La Innegable Verdad’ establece desde su primera escena, un tono triste y lúgubre que nos va a ir desgranando poco a poco todas las desgracias que le han sucedido a Dominick y a sus antepasados desde la llegada de su abuelo siciliano a los EEUU. Puedes ver el vídeo de esa primera escena a continuación.

Ese retrato de su vida y de sus miserias lo vamos a ir viendo en la evolución de la historia con esa escalada de sucesos que nos hace replantearnos cuanto sufrimiento puede soportar una persona.

La historia está basada en un libro del mismo nombre en ingles ‘I Know this much is True’ escrito en 1998 por Wally Lamb y tras varios intentos fallidos fue el propio autor que le propuso a Mark Ruffalo que hiciera una miniserie reservándose el papel de los gemelos.

Ruffalo convenció al director Derek Cianfrance ( foto superior) que alcanzó un cierto culto cinéfilo por su película ‘Blue Valentine’, para escribir y dirigir la miniserie como el propio director explica en el siguiente vídeo

El principal aliciente de ‘La Innegable Verdad’ es el verdadero ‘tour de force’ interpretativo de Mark Ruffalo, interpretando a dos gemelos de diferentes características físicas.

La diferencia evidente de peso le obligó a adelgazar primero para hacer el personaje de Dominick ( der) y posteriormente parar el rodaje para engordar unos kilos y hacer el de Thomas ( izq), como el propio actor explica en el siguiente vídeo

A pesar de todos los esfuerzos interpretativos de Mark Ruffalo , ‘La Innegable Verdad’ me ha parecido una serie exasperante en bastante sentidos, desde la lentitud y parsimonia con que transcurren los episodios, hasta el regodeo y disfrute en mostrar la evolución de la miserable vida de los gemelos en un dramón demasiado recargado y sobreactuado para mi gusto personal, a pesar de la presencia de gente como Kathryn Hahn en el reparto.

Tampoco es que ver ‘La Innegable Verdad’ en medio de la pandemia que nos invade me haya ayudado a levantar el estado de ánimo, pero generalmente me gusta ver algo de luz, por tenue que sea, en todo tipo de historias y en este caso he sido incapaz de encontrarla.

Si que tengo muy claro que esas percepciones van a variar mucho del momento y del estado de ánimo con que vayas a ver la serie. A lo mejor te parece una obra maestra y la interpretación de Mark Ruffalo la mejor de la historia, pero es uno de esos casos en que la discrepancia es parte del juego y sobre todo del ojo del observador

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.