La gran belleza: El viaje de la vida

El mago te muestra la jirafa. No hay trampa ni cartón, el animal está ahí. Y el ilusionista, en un suspiro, la hace desaparecer. ¿Cómo lo ha hecho?

Jep Gambardella no es como los demás. Y nunca lo fue. Él siempre estuvo destinado a la sensibilidad. Se tiende a malinterpretar: Jep no alardea de su condición, Jep está condenado a la sensibilidad. Su sensibilidad no es un don, es una preciosa condena. Desde siempre estuvo destinado a buscar y encontrar el sentido de su existencia: Su particular gran belleza.

La gran belleza (30)

-¿Por qué no ha vuelto a escribir otro libro?
+Buscaba la gran belleza […]

Jep vive encerrado en un universo de lujo, botox, sexo, jolgorio, drogas, fachada, pedantería, masturbación, vanidad… Esa es la cara de la Roma «culta», la de la pose que enmascara unas vidas destrozadas. Flaubert quiso escribir un libro sobre la nada. Sobre la nada se edifica la vida de los personajes que pueblan «La gran belleza». No la de todos. Y especialmente no la de Jep Gambardella. Él busca la gran belleza.

La gran belleza (47)

Hasta entonces se siente incompleto, nada le termina de llenar. Asistimos a la cumbre del hastío, el culmen del aborrecimiento. Jep ha comprendido que no quiere hacer más lo que no quiere hacer (es, en sus palabras, el descubrimiento más consistente que ha hecho a sus 65 años), y lleva mucho tiempo haciendo –a veces sin saberlo– lo que nunca quiso hacer. Lleva muchos años viviendo como esos niños a los que cuando les preguntas por lo que más les gusta en la vida la respuesta que te dan es «el coño«.

La gran belleza (28)

Cargado de amargura, cansancio, melancolía y nostalgia (aquel faro, aquella chica…) Jep emprende con más fuerza que nunca su búsqueda de la gran belleza. El sentido de su existencia. La sensibilidad. Aquello que puede llenar a alguien que lo tiene todo y que a la vez siente que no tiene nada (Me preguntan por qué no escribí otra novela. Mira a esta gente. Ésta es mi vida… y no es nada).

(A partir de aquí la reseña contiene detalles del argumento que pueden ser considerados spoiler)

+[…] pero no la he encontrado
-¿Sabe por qué como sólo raíces? … Porque las raíces son importantes.

La gran belleza (88)

Jep ha pasado su vida buscando la respuesta a una pregunta: El sentido de su vida. Ha pasado años en busca de la gran belleza. Y es entonces, al recibir la respuesta más sencilla del mundo, cuando se da cuenta de que su pregunta tiene igualmente la respuesta más simple que existe: No hay contestación. El sentido de su vida siempre estuvo ahí, la gran belleza siempre le rodeó. Emprendió la búsqueda de algo que estuvo siempre con él… aunque nunca lo vio. “Termina siempre así, con la muerte. Pero antes, hubo vida. Escondida debajo del bla, bla, bla. Todo sedimentado bajo los murmullos y el ruido”.

Había pasado tantos años tratando de resolver el enigma, el misterio, la incógnita… ¿A dónde fue la jirafa? ¿Cómo desapareció? ¿Cómo lo hizo?

Que se había olvidado de lo más importante: «Es solo un truco». La vida es solo un truco, un juego de cartas, un engaño maravilloso e imprevisible. Quien lo examina atentamente con el fin de descubrir la respuesta al truco, se ha perdido la magia. En última instancia Jep comprende esto. Todo fue siempre más sencillo de lo que parecía. Es sólo un truco.

La gran belleza (53)

La vida termina con la muerte, empieza con la vida y se esconde en un continuo bla bla bla de murmullo y ruido, oculta bajo el sermoneo y los mil escritos que divagan sobre ella. Y cuando la encuentras, la atesoras, y la vives con todas tus fuerzas, toda la agotadora charla desaparece, la inefectiva moralina se va, y te queda únicamente el gran regalo que siempre has tenido: La gran belleza, que siempre estuvo ahí. Y te ríes.

En el fondo, es solo un truco, nada más. Disfruta de la magia.

La gran belleza (35)
  • Estreno: 2013 8.1
  • Género:
En Roma, durante el verano, nobles decadentes, arribistas, políticos, criminales de altos vuelos, periodistas, actores, prelados, artistas e intelectuales tejen una trama de relaciones inconsistentes que se desarrollan en fastuosos palacios y villas Leer más
Álvaro Faure

Álvaro Faure

Estudio Ingeniería en el tiempo que mi obsesión por el cine, por la música y por la literatura me deja, o tal vez sea al contrario.

A finales del siglo XIX, una nueva forma de arte cobró vida. No existía nada similar... Se parecía a nuestros sueños.
Álvaro Faure

1 comentario

  1. Esta película me dejó con la boca abierta y la inmediata sensación de tener la necesidad de volverla a ver (como así hice). creo que das en el clavo con la explicación de tu post. No hace falta darle tantas vueltas, que si no te lo pierdes (si no te lo has perdido ya)

    Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.