La Cabaña del Bosque: el otro género de terror

La noche de Halloween no sólo está para pasar miedo. Viviendo en una época tan presuntamente alternativa como es la nuestra, en la que los discos de vinilo vuelven a ocupar nuestras estanterías y en la que la llamada subcultura hipster se ha convertido en la única especialista en cine y música de calidad alta del planeta Tierra, aún me sorprende comprobar que haya títulos como La Cabaña del Bosque que pasan con tanta pena como poca gloria por una taquilla que, paradójicamente, debería estar infestada de jóvenes sedientos por un producto que no sea mainstream.

Por lo tanto, llamarse Drew Goddard y dirigir una película protagonizada por caras tan famosas como la de Chris Hemsworth (Thor), Jesse Williams (Anatomía de Grey) y Kristen Connolly (House of Cards), no llama la atención de un público que, o sólo se atreve con lo puramente comercial y poco arriesgado, o bien basa sus elecciones cinéfilas en lo exótico que sea el idioma en el que sean proyectadas (y eso, por supuesto, excluye a todo producto fabricado en Estados Unidos).

Sin embargo, y muy en contra del prematuro juicio de valor que todos hicimos al saber que La Cabaña del Bosque narraba las desventuras vividas por un grupo de adolescentes que decidía pasar un fin de semana en – lógicamente – una aislada cabaña situada en el bosque, este filme, alabado por la crítica internacional y referente constante en toda lista que se hace sobre los títulos de terror que no deben faltar en la filmoteca de cualquier aficionado a este mundillo, da un giro de 360 grados sobre la concepción del género de terror, la sacude sin piedad alguna, y ofrece al público una historia tan disparatada y tan apasionante que muy raro es encontrar a algún amante del género al que no le haya fascinado.

cabin

 

Y es que, aunque la premisa de La Cabaña del Bosque no sea más atractiva que la de Exorcismo en Connecticut, la ópera prima de Goddard es un filme de terror como ningún otro. Puede que algunos la vean como un insulto al buen gusto por no contar con un apartado técnico brillante (aunque, mucho cuidado con la labor de maquillaje y el escaso presupuesto de los efectos digitales) o porque no cumple con el aparentemente necesario requisito de “dar miedo”, pero me atrevería a decir que esta cinta, que tuvo que sufrir un durísimo proceso de distribución en un mercado competitivo y poco abierto al riesgo, es una de las mejores películas de terror que he visto en los últimos años.

Sí, señores. La Cabaña del Bosque es lo que Scream fue en los años noventa: una reinvención, una vuelta de tuerca a la estancada y anticuada concepción del cine de terror, un valiente paso hacia delante para la industria, y un sincero y poderoso homenaje a todas aquellas películas que tantas pesadillas nos han causado en el pasado.

Imprescindible.

  • Estreno: 2011 6.9
  • Género:
Cinco estudiantes universitarios se preparan para pasar el fin de semana en una cabaña situada en un remoto bosque y sin medios de comunicación con el exterior. En el sótano encuentran una extraña colección de recuerdos; entre ellos, un diario q Leer más
Nicolas G. Senac

Nicolas G. Senac

Licenciado en medicina. Cinéfilo. Seriéfilo. Blogger. Defensor de la célebre frase de Walt Disney: "We are not trying to entertain the critics. I'll take my chances with the public"
Nicolas G. Senac

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.