Kiri: La gran Sarah Lancashire como cebo para incautos

‘Kiri’ ha sido el primer gran estreno británico del año, gracias a la presencia como protagonista de Sarah Lancashire la que para muchos es probablemente la mejor actriz británica televisiva actual tras sus papeles en ‘Happy Valley’ y ‘Last Tango in Halifax’, pero en esta ocasión en lugar de contar con la escritura de la gran Sally Wainwright, ha sido Jack Thorne ( ‘This is England’, ‘National Treasure’) el creador del guión.

El resultado por desgracia ha dejado bastante que desear, tanto por la dilución de Sarah Lancashire en un reparto más coral de lo que anunciaban al principio, pero sobre todo por un desarrollo bastante errático que ha culminado en un final de esos que deja todo colgando por el aire de una manera arbitraria y pésimamente ejecutada, en la que en mi opinión ha sido la primera gran decepción de la temporada.

Ficha: Kiri 4 ep 45 min . Ene 2018- . Idioma: Ingles subs español. Cadena: Channel 4( UK)

La trama :

Miriam Grayson (Sarah Lancashire) es una trabajadora social apasionada por su trabajo pero bastante quemada por la burocracia interna de su departamento. Sus problemas empiezan cuando Kiri una niña negra de nueve años que vive desde hace años en una casa de acogida de un matrimonio blanco que ha empezado los trámites para adoptarla, desaparece en el transcurso de una visita supervisada por ella a su abuelo biológico.

La desaparición de la niña, provoca una crisis de enormes proporciones que implica tanto a los servicios sociales de Bristol, donde está ubicada la serie, con Miriam como cabeza de turco ideal, como a la familia biológica y adoptiva de la niña, con la investigación policial, intentando esclarecer el paradero de la pobre Kiri, como podéis ver en el trailer de la serie

La historia tiene un buen planteamiento inicial, con la presentación del caso y sus ramificaciones iniciales, donde conocemos a todos los implicados, con una atención especial a la compungida madre de acogida ( Lia Williams, izq) que no duda en acudir a los medios de comunicación, en compañía de su marido ( Steven McIntosh) y su hijo ( Finn Bennet, der) para cargar contra la trabajadora social que ha causado el problema.

Un poco más tarde se produce el mejor momento de la serie cuando Sarah Lancashire se marca una escena de aúpa, al enfrentarse en solitario al linchamiento de los medios de comunicación con un monólogo que demuestra la enorme actriz que es, al ponernos un nudo en la garganta con su actuación.

Por desgracia, su presencia disminuye radicalmente a partir de ese momento, al centrarse la historia en las investigaciones policiales para encontrar a Kiri, centrando sus sospechas en el padre biológico de la niña, un ex-delincuente que apareció por el área en el momento de la desaparición, con una meticulosa inspectora ( Wunmi Mokasu) al frente del caso.

En cuanto la serie se aleja del personaje de Sarah Lancashire, que es en casi toda la segunda mitad de la miniserie, todo se vuelve previsible y convencional como la típica investigación con muchos sospechosos y multitud de pistas falsas, realizada con un espíritu funcionarial muy alejada de la grandeza que prometía, al optar por una coralidad mediocre en lugar de desarrollar el único personaje interesante.

La cosa solo va a peor, desembocando en un final insultante para la inteligencia del espectador que ha esperado pacientemente la resolución de un caso que se acabó cuando a Jack Thorne se le acabó el bloc de notas, cortando por lo sano sin dar ninguna explicación, dejando a todos los espectadores  furiosos ante la tomadura de pelo que les habían hecho, sin que en principio esté prevista una 2T.

A pesar de sus aspectos positivos que ya os he mencionado, ‘Kiri’ tiene una valoración global mediocre, en especial por ese final para el que os recomiendo que no tengáis ningún objeto pesado a vuestro lado, so pena de lanzarlo contra la pantalla en que estéis viendo la serie, demostrando que ni el cebo de Sarah Lancashire, puede esconder un trabajo desganado y descuidado.

Para finalizar, os dejo con el vídeo de los cuatro primeros minutos de la serie, para que os hagáis una idea del tono de la misma.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.