Juego de Tronos: magnífica sexta temporada

Y una más que se nos va. La espera siempre es tan larga como la llegada de invierno a Poniente, pero una vez empiezan los capítulos, Juego de Tronos termina tan rápido como el tiempo que un par de tetas tardan en aparecer en cualquiera de sus episodios. No eran pocos los que dudaban de la capacidad de David Benioff y D.B. Weiss de volver a engancharnos al sofá tras una quinta temporada un tanto aburrida e insulsa, sin contar además con el hecho de que la producción de la HBO ya ha superado a las novelas de George R.R. Martin, una herejía para los seguidores más puristas, pero para sorpresa de propios y extraños, “D&D” han conseguido cumplir con lo anunciado: esta sexta temporada es la mejor que han realizado hasta la fecha.

got_3Es posible que esto sea a causa de la falta de libro con el cual guiarse; al fin y al cabo, el autor estadounidense desarrolla la historia a la misma velocidad que escribe. Con esto no estoy desmereciendo las novelas, pero sí es cierto que el pulso narrativo del papel es diferente al de la pantalla, y al final la “carencia de una guía literaria” (entrecomillado puesto que, como es bien sabido, Martin tiene toda la estructura argumental diseñada, tan solo le falta pasarlas a las hojas) han hecho que esta nueva entrega sea la más dinámica y entretenida, atando muchos cabos que habían quedado un tanto sueltos en años pasados y ofreciendo así una serie de capítulos mucho más sólidos en los cuales, y esto es lo más importante, el nivel de conflicto y tensión iba escalando semana tras semana.

Uno de los personajes más beneficiados ha sido, sin duda alguna, Daenerys. Voy a ser honesto: hasta ahora, la Madre Dragón me resultaba un tanto insoportable; sus acciones y decisiones parecían más propias de una niña malcriada que hacía lo que quería por creerse superior a los demás; tal vez esto sea así a causa de que no han sabido plasmar sobre la pantalla lo que describían los guiones, o puede que las cualidades interpretativas de Emilia Clarke, inversamente proporcionales a la simpatía que despierta entre sus seguidores, no transmitieran esa imagen de conquistadora “justa” que intentaban vendernos. En cualquier caso, por fin podemos ver a esa reina fuerte, valiente y atrevida, algo que hasta la fecha solo parecían percibir los personajes a su alrededor, no así los espectadores.

got_2Sansa es otra que ha conseguido darle la vuelta a la tortilla. La antes atormentada y deprimida pelirroja de Invernalia ha crecido de manera exponencial hasta convertirse en una joven decidida, capaz de dejar a un lado su orgullo cuando la situación lo requiere. Aunque los lores norteños hayan nombrado a Jon Nieve el nuevo Rey del Norte, no hay que olvidar que la victoria contra Ramsay Bolton fue tal gracias a Sansa, quien decidió aceptar, no sin dudas, la ayuda ofrecida por Lord Baelish. Un Baelish que intenta volver a engatusarla con promesas de grandeza, pero Sansa no es más esa pequeña inocente a la que consiguió robar un beso. De igual forma que Daenerys, la hija mayor de Ned Stark ahora forma parte del “Gran Juego”. No podemos olvidarnos de Arya, quien ya ha empezado a tachar nombres con su mano de su particular lista. Sí habría que destacar que la transformación que sufre es un tanto brusca: pasa a ser una aprendiz apaleada día tras a día a una maestra del engaño y las sombras en un abrir y cerrar de ojos, pero a pesar de eso, pocas veces ha resultado tan placentero ver cómo degollaban a uno de los personajes. Hasta nunca, Walder Frey.

Ésta ha sido, sin duda alguna, la temporada de las mujeres, y es que la gran mayoría de ellas han conseguido, de forma absolutamente merecida, colocarse en algunas de las posiciones de mayor poder del reino. Incluso Cersei termina sentada en el tan pretendido Trono de Hierro; solo le ha costado la vida de todos sus hijos, las de centenares más de personas, la destrucción de una parte importante de la ciudad y, esperamos, el amor de Jaime; ya va siendo hora de que su hermano abra los ojos. ¿Qué tiran más que dos carretas?

got_4

Muchos personajes muertos, nuevos personajes que ya son parte de la familia y el retorno de viejos conocidos, lágrimas de tristeza, otras de alegría, una gran batalla memorable, caminos que se separan, nuevas alianzas, la “verdadera” identidad de Jon Nieve y, por fin, barcos con el emblema de la casa Targaryen que zarpan rumbo a Poniente. Esta sexta temporada de Juego de Tronos ha sido una auténtica delicia de principio a fin, y solo nos queda rezar porque las futuras mantengan el nivel. En diez meses (un poquito más si se retrasa) lo podremos comprobar.

Lucas Di Rado

Lucas Di Rado

"O mueres como un héroe, o vives lo suficiente para verte convertido en un informático."
Lucas Di Rado

Latest posts by Lucas Di Rado (see all)

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.