Intruder : una respuesta no proporcional a la amenaza

Las historias que se centran en una huida hacia adelante continua de los protagonistas son muy peligrosas de controlar, porque esa acumulación de circunstancias debe tener una cierta lógica y continuidad, para no acabar despeñándose por un acantilado como le ha sucedido a la miniserie ‘Intruder’ .

‘Intruder’ empieza con un allanamiento de una gran mansión por parte de dos raterillos de poca monta que buscan pillar lo que puedan sin ser descubiertos mientras duermen los propietarios, pero como os podéis imaginar, el robo no va a salir muy bien para entrar en una espiral de despropósitos que te voy a comentar a continuación.

Ficha: Intruder 4 ep 45 min mar-abr 2021- Cadena: Channel 5 ( UK) / Inédita (E)

La trama :
Rebecca y Sam son un matrimonio de periodistas que han construido la casa de sus sueños en una localidad costera indeterminada cerca de Londres. Una noche descubren a dos intrusos en el interior de su casa y un aterrorizado Sam acaba apuñalando a uno de los dos ladrones que iba desarmado.

Con el consejo de su mejor amiga que está presente en la casa, ambos deciden reinventar la escena del crimen para que no pueda parecer que Sam se excedió al utilizar fuerza excesiva contra un ladrón desarmado.

Con esa nueva historia, llaman a la policía para denunciar los hechos según esa nueva versión, lo que va a ser el inicio de una serie de decisiones cada vez peores de los dos miembros de la pareja y de su amiga Angela.

En paralelo tenemos la historia de Karen (Sally Lindsay, foto inf), una oficial de enlace familiar que es convencida por el padre del chaval fallecido que su hijo es incapaz de ser violento ni de empuñar ningún arma, como parece deducirse del informe policial, aunque tampoco es que sus compañeros policías le hagan mucho caso.

‘Intruder’ da la sensación en todo momento de ser un misterio de encargo con un presupuesto muy bajo, rodado en Irlanda y donde la coherencia argumental es lo primero que se llevaron en el robo inicial.

Como suele ser habitual en estos casos de huida hacia adelante, cada episodio es peor que el anterior, con un final que consigue aunar toda la incompetencia de su creador y director Gareth Tunley, un nombre a retener para salir huyendo en cuanto lo vea en los títulos de crédito.

En el apartado interpretativo solo puedo salvar a la irlandesa Elaine Cassidy ( izq, No Offence) una actriz que me ha demostrado su calidad en diferentes ocasiones, aunque se ha gastado alguno de sus comodines en este personaje.

De todas formas en su descargo tengo que decir que actuar al lado de Tom Meeten ( der) debe ser un suplicio en todos los sentidos, porque su marido en la ficción es un pésimo actor. Me hacia reír cuando se ponía dramático de lo mal que interpreta a un personaje bastante problemático por sus decisiones, pero que gracias a la actuación de Tom Meezen solo deseas que desaparezca de la pantalla lo antes posible.

No se si llegará a estrenarse algún día en nuestro país, pero es un buen ejemplo de que los británicos también son capaces de perpetrar thrillers espantosamente malos, como podéis intuir a partir del tráiler.


Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.