Inserts: Sexo, mentiras y planos insertados

Puede que si el batacazo crítico y comercial de El filo de la Navaja (1984) no hubiese dado carpetazo prematuramente a la filmografía americana de John Byrum -apenas rodó una comedia más y suyo es el guión de A Dúo (2000, Bruce Paltrow)- hoy estaríamos hablando de otro director de la nueva ola norteamericana de los 70, más cercano a la línea provocadora e íntima de Robert Altman, Paul Schrader o Scorsese que a la grandilocuencia de Cimino, Coppola o Steven Spielberg. En Inserts, Richard Dreyfuss es Boy Wonder, un olvidado director de cine mudo venido a menos que no supo adaptarse a la nueva corriente de películas sonoras y malvive en Hollywood dirigiendo sórdidas cintas pornográficas sin salir de su apartamento.


De haber ocupado el lugar que le corresponde en la historia, hoy Inserts -la primera película del británico John Byrum tras foguearse en multitud de trabajos en televisión- además de una turbulenta traducción de La Venus de las Pieles ubicada dentro de la industria del cine porno en los años 30, sería reconocida como un film de culto y el trabajo más arriesgado, físico y controvertido tanto de la carrera de Richard Dreyfuss -demostrando por qué es el mejor actor de su generación- como de una impresionante Jessica Harper, situada justo en el ecuador de los cuatro años que necesitó para convertirse en una actriz adorada en ciertos círculos minoritarios con apenas media docena de títulos, justo después de protagonizar El Fantasma del Paraíso (1974, Brian de Palma) y poco antes de Suspiria de Dario Argento.

Jessica Harper y Richard Dreyfuss son Boy Wonder y Cathy Cake


Gracias a las plataformas digitales, ya no es demasiado tarde para redescubrir el que posiblemente merezca ser tratado como uno de los mejores trabajos individuales de Richard Dreyfuss, Jessica Harper, Veronica Cartwright y un casi debutante -en el cine- Bob Hoskins. Como la propia publicidad del film reza, Inserts es un film degenerado con dignidad, y yo añadiría que un morboso bocado para degustadores de la mejor década del cine anglosajón.

Veronica Cartwright y Stephen Davies son Harlene y Rex ‘The Wonder Dog’

Antonio López

Antonio López

"Pregúntame por las películas que quieras salvo las que no conozco, de esas no he visto casi ninguna."
Antonio López

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.