Horns: Alexandre Aja se vuelve tierno

Cuando ves el trailer y las primeras imágenes promocionales de Horns, lo primero que piensas es que el director de Alta Tensión (2003) y Las Colinas tienen Ojos (2006) la ha vuelto a liar. Sospechas que su pobrísima distribución en salas y su batacazo comercial se puedan deber a su explícita crudeza visual o a un sentido de la provocación que las distribuidoras no consideran apto para todos los públicos. No sería la primera vez que el realizador galo juega con los límites de lo permisible, sobre todo tras los remakes de Maniac (2012) y Piraña 3D (2010). Y luego te encuentras justo con todo lo contrario. Una empalagosa historia de amor más allá de la muerte -la protagonista fallece nada más comenzar la película-, algo de propaganda religiosa maquillada por puntuales ramalazos de humor negro (pero inofensivo) y una violencia mucho más moderada de lo que aparenta.

– ¡Voy a quererte el resto de mi vida!

– Me basta con que me quieras el resto de la mía..

horns-2013-hdrip-xvid-ac3-juggsetrg00208417-47-38

De las brasas de este bucólico infierno sólo se salvan un par de retazos de ironía propiciados por la habilidad paranormal de Iggy (Daniel Radcliffe) para lograr que todos los individuos que se acercan a él se conviertan en personas despiadadas y cínicas que dicen en voz alta lo primero que piensan. Esto último ya había sido usado con algo más de sutileza y mayor olfato para el sarcasmo por Ricky Gervais en su primera película como director, Increible pero Falso (The Invention of Lying, 2009).

Daniel-Radcliffe-Gif-from-Horns-daniel-radcliffe-37429001-400-254

Hay demasiados giros de guión, tan continuos y previsibles que acaban socabando un ritmo exiguo y torpe sostenido tan solo por la gracia puntual de 2 o 3 bromas de trazo grueso. Al final acabas tan confundido con la voluble personalidad de cada uno de los sujetos que habitan Gideon Bay -el pueblo en el que Joe Hill ubica el relato de la novela original- que deja de importarte quién ha matado a quién, si aquella le puso o no los cuernos al otro o si Merrin (Juno Temple) estaba realmente enamorada de Iggy o de Lee -un pánfilo Max Minguella-.

6233717,4ed6S3v2zWk1GD6UDxN8BlwT0pTtOMusvGW2t6vM_WRbMtSCVai_EnHoxeVgiZb1aX+nfpXBgAMmtjWsCqzvHg==

Daniel Radcliffe continúa buscando su identidad como actor adulto más allá de Harry Potter, pero sigue sin traspasar la barrera de las muecas de enfurruñamiento y un perpetuo gesto de constreñido. Si algún día aprende a transmitir emociones auténticas y hablar a la vez, estaremos hablaremos al fin de un actor consagrado. De momento Horns se confirma como el mejor truco del niño mago hasta la fecha; me atreví con ella creyendo que iba a presenciar otra salvajada corrosiva del tipo que nos mostró a Elijah Wood destripando prostitutas y arrancando cabelleras, y que ahora nos regalaría un salto a la transgresión y la locura del ex alumno de Hogwarts. Lo que me he encontrado es un sucedáneo luciferino de amores crepusculares y vendettas bobaliconas para adolescentes que además quiere enganchar a los adeptos del género fantástico.

¿Por qué a Daniel Radcliffe le salen siempre cosas raras en la frente??

Horns

¿Qué le pasa al virtuoso enfant terrible que hubo detrás de Alta Tensión y Las Colinas tienen Ojos? Con Horns encadena su tercer fracaso consecutivo tras la autoparódica Piranha 3D y la ultraviolenta -e injustamente ignorada- Maniac. ¿Son demasiados remakes? ¿O tal vez el público de hoy se da demasiada prisa en catalogar a algunos artesanos como directores de culto? Sinceramente aún creo que la carrera de Aja puede remontar el vuelo, pero de momento hay algo en ella que huele a cuerno quemado.

tumblr_ndc9jzyhcx1srnwquo2_500

Antonio López

Antonio López

"Pregúntame por las películas que quieras salvo las que no conozco, de esas no he visto casi ninguna."
Antonio López

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.