El hogar de Miss Peregrine para los turrones navideños

Tim Burton vuelve a las grandes salas con El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, adaptación de la novela homónima escrita de Ransom Riggs. Esta Miss Peregrine pretende ser un viaje en el tiempo en el que el director intenta volver a conectar con el espíritu misterioso pero lleno de corazón de sus primeros trabajos, pero ni siquiera la participación de actores de la talla de Eva Green, Judi Dench o Samuel L. Jackson consiguen sacar al padre de Eduardo Manostijeras del bucle de autohomenajes en el que parece vivir.

miss_peregrine2El señor Burton parece haber olvidado cuáles eran los elementos que convertían a sus largometrajes en experiencias mágicas, puesto que más allá de la cuidadísima estética y apartado visual marca de la casa, esta historia de fantasía está llena de muchos déjà vu y poca magia. Jacob (Asa Butterfield) sufre una tragedia familiar que lo lleva a viajar a una recóndita isla de gales, donde se encuentra con un grupo de niños con habilidades especiales que viven al cuidado de Miss Peregrine (una siempre magnífica Eva Green), y a quienes acechan unos malvados y horribles seres conocidos como Huecos. Lo que podría ser una aventura repleta de intriga y emoción se convierte en un ejercicio de revisión de temas e ideas ya tratados en la filmografía del director que, aunque funcionasen hace 15 o 20 años, hoy en día huelen un poco a rancio.

Tal vez el mayor problema lo tenga un guión obra de Jane Goldman al que le cuesta arrancar y que presenta unos personajes poco definidos, por no hablar de alguna que otra situación absurda capaz de dejarnos de piedra. Por mucho que uno esté desarrollando una historia del género fantástico, las bases y reglas del mundo tienen que estar bien definidas para que ésta funcione, algo que no termina de ocurrir en en una Miss Peregrine en la que más de un tercio del tiempo se malgasta en explicar sucesos que poco interesan al espectador.

miss_peregrine3

Es una pena que los momentos en el que el largometraje del señor Burton consigue brillar sean tan escasos, ya que esas breves secuencias nos recuerdan a la mejor versión del director, una mejor versión que parece estar enterrada en una gran montaña de autocomplacencia y narcisismo que le impide salir a la luz. Tim Burton adelanta la Navidad con un nuevo turrón que seguramente llenará las salas de cine pero no así la mente de los espectadores con su recuerdo.

Lucas Di Rado

Lucas Di Rado

"O mueres como un héroe, o vives lo suficiente para verte convertido en un informático."
Lucas Di Rado

Latest posts by Lucas Di Rado (see all)

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.