Historia del cine de Ciencia Ficción: El tiempo. PARTE IV

No hay argumento más intrigante o fuente de fascinación más prodigiosa que los viajes en el tiempo. Todos los seres humanos nos hemos planteado alguna vez en nuestra vida, viajar en el tiempo y cambiar algunos acontecimientos…¿Y si fuera posible?

En 1895 H.G Wells escribió la novela La máquina del tiempo que marcaría un mito en la ciencia ficción. Una  historia que ha sido adaptada al cine, radio y televisión. Wells creó con ella un nuevo género fantástico protagonizado por un inventor, una máquina y un viaje en el tiempo.

time

La combinación de estos tres factores dio como resultado la película más famosa sobre viajes temporales, Regreso al futuro (1985) narra las aventuras de Marty Mcfly que viaja al pasado por error y hace que su madre se enamore de él y no de su padre, arruinando así su existencia. La película añade un factor adicional a la historia de Wells, al explorar las consecuencias de viajar a través del tiempo. Al pisar el pasado, altera los acontecimientos. Pero esta idea choca con la teoría de la “paradoja del abuelo” que expone que si alguien viaja al pasado y mata a su abuelo, no podría pasar, puesto que al morir su abuelo, el viajero no hubiera tenido padre, y éste nunca podría haber hecho el viaje en el tiempo, por lo tanto es imposible.

future

El primero en explorar las consecuencias de los viajes temporales fue Ray Bradbury en 1952 con su relato El sonido del trueno. Introduce la idea de que la alteración más mínima en el pasado podrá tener repercusiones en el momento de regresar a la época actual. Esto se conoce como “el efecto mariposa”.

En las excelentes aventuras de Bill y Ted (1989) se introduce un concepto nuevo, el de viajar en el tiempo sin que se viera que ha viajado en el tiempo. Desde hace más de cincuenta años, el Doctor Who narra las aventuras de un inconformista viajero temporal. Atraviesa el tiempo y el espacio a través de la Tardis. El doctor vive en la máquina del tiempo y no tiene la sensación de que esté viajando, salvo cuando abre la puerta. El secreto de su éxito radica en el complejo personaje del doctor que ha sido interpretado por numerosos actores.

La ciencia ficción, al igual que con la Tardis, nos ha transportado a un futuro muy lejano. Desde sus primeros pasos, la ciencia ficción se ha preguntado cómo sería el futuro. Con Metrópolis, nos describe una ciudad del mañana, donde todo es tecnología avanzada del futuro. Al igual que con La Fuga de Logan (1976) en donde todo parecía nuevo e inmaculado choca con Blade Runner y su visión de un futuro mucho más oscuro y desconcertante. Riddley pensó que el futuro debería mostrarse como algo ya viejo (basura con clase). Blade Runner nos mostraría como el sueño americano podría desmoronarse.

monos

¿Y si alguien llegara del futuro para alertarnos de algo? Un futuro apocalíptico en el que el viajero debe solucionarlo. Esta es la trama de Doce monos (1995) donde Bruce Willis es enviado al pasado para evitar que ocurra la catástrofe, un virus en el futuro que ha aniquilado a tres cuartas partes de la población mundial. Willis es el único que sabe que el mundo se está acabando. Doce monos resulta tan convincente porque juega con temas como la locura. En el final de la película, un Bruce Willis de niño contempla su propia muerte (solución dramática muy potente), idea prestada de La Jetée (1962).

looper

Pero ¿Qué pasaría si al retroceder en el tiempo nos encontráramos cara a cara con uno mismo? En Looper (2009), Joseph Gordon-Levitt se dedica a eliminar hombres del futuro. Pero un día, la víctima que recibe es él mismo.

En la serie de televisión A través del tiempo (1989) el protagonista se ve atrapado en el cuerpo de una persona distinta con la misión de corregir errores cometidos en el pasado. La intención de la serie era analizar para el espectador diferentes cuestiones sociales (problemas raciales, homosexuales…). El protagonista piensa que arreglando estos problemas algún día podrá volver al presente. Algo parecido ocurre, pero ya en película, con Atrapado en el tiempo (1993) en donde Bill Murray revive cada mañana la misma fecha del calendario, “El día de la marmota”. Al final, el personaje aprende la lección y se libera del bucle temporal.

En la ciencia ficción la atención se suele centrar en las aventuras del viajero temporal. Pero un nuevo concepto se empieza a explorar: como podrían afectar los viajes en el tiempo a los seres más allegados de los viajeros. Esto se trata en la película Más allá del tiempo (2009) protagonizado por Eric Bana.

Desde que H.G Wells pusiera en marcha su máquina del tiempo, la ciencia ficción nos ha cautivado con maravillosos artilugios y paradojas; visiones del futuro y avisos de lo que nos podría depara, historias que hacen que nos preguntemos: ¿Quiénes somos en realidad?

Referencias: La verdadera historia de la ciencia ficción. 2014. BBC

Carlos Grossocordón

Carlos Grossocordón

Doctorando en Comunicación Audiovisual, Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Complutense de Madrid.
Carlos Grossocordón

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.