Harley and the Davidsons: Aquellos moteros chalados en sus locos cacharros

Series como “ Harley and the Davidsons” dirigidas a segmentos muy específicos del público son una de las nuevas tendencias que se están observando estos últimos años con la proliferación de nuevos canales y cadenas que entran en el mercado de la producción original.

Su objetivo no es buscar al espectador generalista ni contentar al sesudo crítico, sino que en este caso busca dar un producto dirigido al publico amante de las motos y de la mecánica en general, por no hablar de los fervientes seguidores de la mítica marca de motocicletas que desean conocer los origines de la fabrica de Milwaukee y sobre las que cabalgaban todo el club de “Sons of Anarchy”.

Basada en hechos reales, “Harley and The Davidsons” es un viaje al pasado de la marca, para mostrarnos sus inicios en una especie de biografía ficcionada industrial a través de las personas que la crearon y que como amante que soy de los motos, me ha hecho disfrutar de lo lindo en sus tres capítulos, emitidos la semana pasada en días consecutivos en los EEUU, y que como podéis comprobar me ha faltado tiempo para analizarla

Ficha: Harley and the Davidsons 3 ep 75 min .  Sep 2016. Idioma: Ingles. Cadena: Discovery Channel

castLa trama :
La serie empieza con los albores del siglo XX, en Milwaukee, cuando un aspirante a ingeniero, Bill Harley ( Robert Aramayo) se une a sus dos mejores amigos, los hermanos Walt ( Michiel Huisman de Tremé y Juego de Tronos)  y Arthur Davidson (Bug Hall) , para experimentar y seguir una tendencia de la época de acoplar un pequeño motor a una bicicleta, para ganar en rapidez en sus desplazamientos.

Tras diversos fracasos consiguen un primer prototipo que funciona y empiezan a probarlo primero en solitario por los campos cercanos a su ciudad.

primera motoPoco a poco su fama empieza a subir e inician una producción en serie de sus modelos que vendían localmente y empezaban a tener cierta fama por su calidad y fiabilidad.

El siguiente paso en su expansión pasa por dar a conocer su marca nacionalmente y para ello el mejor escaparate existente eran las carreras de motos entre los diferentes fabricantes que le daban un enorme prestigio al ganador.

La miniserie comprende la época entre 1903 y 1932, y hace un especial hincapié en las carreras de motos en dos modalidades, la primera en pista plana que es donde empezaron a destacar y que la producción de la miniserie recreó un circuito de la nada para poder rodar las escenas moteras, como se muestra en el siguiente vídeo a 360º

Las recreaciones de las motos de principios de siglo tanto de las Harley-Davidson como de las marcas rivales son impresionante y hechas a mano por un verdadero especialista del tema como es Mike Wheeler que lo explica en el vídeo siguiente

El segundo tipo de carreras que se realizaban eran las salvajes y sangrientas carreras en los  Motordrome, pistas de madera peraltadas, con motos sin frenos, realmente espectaculares pero que eran auténticas carnicerías por la peligrosidad de las mismas, como podéis ver en el siguiente vídeo

La serie adolece del gran problema de que su interés decrece muchísimo cuando no hay ninguna moto en pantalla y se centra en algunos aspectos de la vida privada de los tres creadores, que en algunos momentos parecen mas cerca de la canonización que de montar un enorme conglomerado industrial, por no hablar de su pésima caracterización cuando se hacen mayores, mas digna de un concursante de “Tu cara me suena” que de una serie de calidad.

Esta falta de desarrollo de los personajes es un defecto importante y puede ser un obstáculo insalvable para los que buscáis series con mas profundidad y conflictos personales, y tengo que avisaros del problema.

salidaPero en cuanto volvemos a ver chasis, motores y carreras que es la mayor parte del tiempo, “Harley and the Davidsons” se convierte en un pasatiempo muy entretenido sobre un tema muy original y nunca tratado en las series televisivas a ese nivel de calidad, con la recreación de una época muy convulsa con guerras y depresiones que lógicamente afectaron al devenir de la fabrica, como podéis ver en el trailer largo de la serie.

Si el tema no os interesa, pasad olímpicamente, a no ser que tengáis alguna curiosidad histórica sobre el tema a partir de los vídeos del articulo.

Para el resto, en este caso, la recomendación es clara, si os encantan las motos, la mecánica y las Harley-Davidson en particular, vais a disfrutar mucho con un producto destinado de forma especifica a vosotros, y pasareis de puntillas sobre las lagunas narrativas que saltan a la vista, a cambio de ver unas espectaculares carreras de motos de época nunca vistas en la televisión.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

2 Comentarios

  1. Pintaza! Me chiflan las Harleys… A ver cuando puedo verla por aquí…
    Gracias y Saludos!

    Post a Reply
    • De eso se trataba, es una serie para los amantes de las Harleys que los hay y muchos

      Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.