Finding Alice : la difícil navegación de una viudedad repentina

El enorme éxito popular conseguido por la serie ‘The Durrells’ durante sus cuatro temporadas en antena, ha hecho que el mismo equipo creativo formado por el creador Simon Nye, la protagonista Keeley Hawes y el director Roger Goldby, se hayan reunido de nuevo para crear ‘Finding Alice’ la historia de una mujer completamente desbordada por una viudedad repentina.

A pesar de tener esos antecedentes en Corfú, ‘Finding Alice’ no tiene absolutamente nada que ver al ser una serie bastante extraña y desconcertante en sus primeros episodios, con un tono que va alternando entre la comedia negra y el dramón familiar que no consiguen ajustar hasta el tercer episodio cuando se decantan por una trama costumbrista bastante mejor llevada.

A pesar de que me ha gustado bastante más de lo que me esperaba al principio, no es una serie de recomendación evidente por esa rareza inicial en el enfoque de esa viudedad que puede desconcertar a las personas que esperan algo más convencional y menos forzado en determinadas situaciones.

Ficha: Finding Alice 6 ep 45 min . Ene 2021 . Idioma: Ingles Cadena: ITV ( UK) /sin cadena en España.

La trama :
Alice Dillon acaba de mudarse a una gran casa inteligente que ha sido el sueño de su compañero Harry con el que lleva conviviendo veinte años y con el que ha tenido una hija, la centrada Charlotte.

Todo su mundo se derrumba cuando Harry muere de forma repentina en un accidente doméstico y Alice empieza a descubrir todos los enormes pufos y problemas económicos que su compañero le ha dejado, agravado por el hecho de no estar casados y no haber dejado testamento, por lo que todas sus cuentas quedan bloqueadas y en una difícil situación económica.

La encrucijada personal y el desconcierto de Alice que se debe enfrentar al duelo y a su desgracia junto a todos los problemas económicos son el hilo conductor de ‘Finding Alice’ , con el único apoyo de su hija Charlotte ( brillante Isabella Pappas) que observa muy preocupada como su madre va perdiendo cada vez más los papeles abrumada por esa situación.

El problema es que en los dos primeros episodios es difícil discernir si estamos viendo una comedia negra y muy cafre por algunas de las reacciones destempladas e impulsivas de Alice o por el contrario y dependiendo del momento estamos asistiendo a una tragedia dramática de alta intensidad como insinúan desde el mismo tráiler de la serie

Esos bandazos en el tono de ‘Finding Alice’ pueden ser un inconveniente importante para que mucha gente pueda entrar en su trama, al centrarse inicialmente de forma casi exclusiva en la relación madre-hija y su duelo tan extraño.

Por suerte ‘Finding Alice’ corrige su rumbo a partir del tercer episodio, con la incorporación de muchos personajes familiares del entorno de Alice que le permiten centrarse en un tono costumbrista familiar bastante reminiscente de la joya que ha sido ‘Last Tango in Halifax’ y donde todos los personajes y los espectadores se encuentran mucho más cómodos.

Un buen ejemplo son todas las escenas en las que aparecen los padres de Alice, interpretados por dos actores tan geniales como Nigel Havers ( Carros de Fuego) y Joanna Lumley ( Absolutely Fabulous) que se apoderan de la serie en el momento que aparecen para chinchar (la madre) o ayudar ( el padre) a su perdida hija Alice a encontrarse, como preconiza el título de la serie ‘Finding Alice’

En ese tono coral más familiar, funciona mucho mejor ‘Finding Alice’ y permite que Keeley Hawes se pueda lucir al nivel que nos tiene acostumbrados sin tener que esforzarse tanto como en el tramo inicial para mostrar unos cambios de ánimo dignos de una veleta.

Al ser la co-creadora y productora ejecutiva de la serie tiene su parte de responsabilidad en ese desbarajuste inicial pero también en enderezar la historia con su capacidad de interpretar con una total naturalidad sus esfuerzos para encontrar la forma de salir del pozo en que está sumida por la muerte de su compañero.

No es habitual adoptar estos niveles de riesgo creativo tras tener un gran éxito de corte familiar y eso puede jugar en su contra si esperáis ver una segunda parte de ‘Los Durrells’ y lo cierto es que tras esos titubeos tonales iniciales me ha gustado el resultado final aunque en este caso si que debo de ser precavido en recomendarla a pesar de promociones tras resultonas como la siguiente.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.