Escuadrón Suicida: Los odiosos ocho del patíbulo

Aún recuerdo tiempos más sencillos que los que corren ahora para la industria del entretenimiento en que adaptar un cómic al cine partía de una fórmula mucho más directa: Un malo encabronado y duro de roer que amenaza a la ciudad del héroe protagonista, la seguridad de miles de inocentes pendiendo de un hilo y un tipo duro -a veces encapuchado- que nos saca las castañas del fuego dejando detrás suyo un reguero de violencia, algunos golpes de humor y explosiones por un tubo que harían disfrutar como zopencos a los principales benefactores de ese modelo de cine de acción; Richard Donner, Renny Harlin y John McTiernan. Si a esa manera de orquestar un relato de aventuras que ya conocemos los que tenemos más de 30 años hay que sumarle un espíritu coral de cine bélico que transfiera la responsabilidad de salvar al mundo a los (anti)héroes más peligrosos del universo DC, no existe mejor elección para liderar la misión que un David Ayer ya curtido en dirigir a escuadrones de élite de la DEA (Sabotage, 2014) o a la mismísima división acorazada estadounidense durante la 2ª Guerra Mundial (Corazones de Acero, 2014).

De izqda a dcha: Jay Hernández, Jai Courtney, Adewale AkinnuoyeAgbaje, Margot Robbie, Will Smith, Joel Kinnaman y Karen Fukuhara

Suicide-Squad1

Robert Aldrich debe estar retorciéndose de la risa en su tumba al comprobar como la reencarnación bastarda de sus Doce del Patíbulo (1967) ayuda a remontar el vuelo a una división cinematográfica de DC Comics que ya empezaba a matarnos del aburrimiento gracias a los tediosas relecturas altilocuentes de sus más famosas criaturas. Aquí no hay más punto de partida que el enfrentamiento de los buenos contra los malos, o mejor dicho, los malos de siempre -los del ghetto– contra los malos que quieren dominar el planeta. Algunos de los peores archienemigos de Batman y Flash -y el universo global de DC– aparcan sus diferencias con los justicieros enmascarados -que hacen acto de presencia de forma puramente anecdótica- para ponerse a las ordenes de Rick Flag (el ex robocop Joel Kinnaman) convertido en un improbable sosias de Lee Marvin cuya misión consiste también en reclutar a una panda de presidiarios inadaptados para cumplir una misión suicida que nadie se atreve a llevar a cabo: Neutralizar a una hechicera ancestral que ha poseído el cuerpo de una famosa arqueóloga (Cara Delenvingne) y ahora planea destruir el mundo.

Cara Delenvingne es June Moone Enchantress

suicide-squad-cara-delevingne-960268

No diré el por qué para no meternos en spoilers pero habría sido de sentido común incluir en los créditos finales de este Escuadrón Suicida un cordial agradecimiento a los guionistas Harold Ramis y Dan Aykroyd, padres de los cazafantasmas originales de 1984 y de cuyo tramo final en la primera película se toman prestadas ciertas licencias en el desenlace de este Escuadron Suicida, sobre todo en el viraje que termina afrontando la villana más estimulante y llamativa con la que me he cruzado en un blockbuster actual. Y no, no hablo de Harley Quinn ni muchísimo menos de un forzoso e insuficiente Jared Leto al que le ha tocado jugar con la papeleta más difícil y la misión más suicida de todas, hacer olvidar al difunto Heath Ledger.

maxresdefault

Los villanos han sido, son y serán siempre los resortes más carismáticos y divertidos de cualquier universo superheroico, ya sea sobre el papel, en series de televisión o en sus ahora innumerables saltos a la gran pantalla, y estos ocho indeseables de pocos escrúpulos y temperamento inestable son la prueba fehaciente de que pueden actuar por su cuenta y hacer reventar la taquilla pese a unas críticas demoledoras.

harley-quinn-movie

¿De verdad vamos a reprocharle a Suicide Squad que apenas tenga argumento?? ¡Por supuesto que carece de argumento! Lo que tenemos delante de nuestros ojos no es más que un pasatiempo palomitero bastante pasado de rosca sobre unos lunáticos que pretenden salvar al mundo luchando contra una bruja con poderes sobrenaturales: ¿Es que alguien esperaba un tostón de arte y ensayo con semejante premisa? Si de verdad crees que ese no es el enfoque adecuado para adaptar al cine un cómic es que realmente no amas el noveno arte, o por lo menos no su etapa dorada (y más genuínamente pulp) de hace ya más de cuatro décadas, mucho antes de que los empalagosos Alan Moore y Frank Miller nos frieran el cerebro con su aburrido sentido de la misantropía -el primero- y un repugnante hedor reaccionario presente en toda la obra del autor de 300.

Jai Courtney y Karen Fukuhara son Captain Boomerang y Katana

SUICIDE SQUAD

Lo cierto es que en ocasiones una historia plana y sencilla se antoja mucho más apetecible que el mesianismo encriptado de los últimos relatos del hijo de Krypton para evitarnos el trabajoso postureo de fingir interés ante un tostón de casi tres horas que tardaba más de la mitad de su metraje en arrancar. Así que si éste es el camino a seguir en el cine de acción que está por venir, bienvenidas sean la diversión, el sentido de la aventura y la falta de prejuicios. Me gusta, y mucho, este Escuadrón Suicida.

birthday-croc1

Antonio López

Antonio López

"Pregúntame por las películas que quieras salvo las que no conozco, de esas no he visto casi ninguna."
Antonio López

2 Comentarios

  1. Muy de acuerdo con tu crítica. Definitivamente ha habido un complot contra esta película, debido a la oleada en masa de «críticas» negativas. Es una película para pensar más bien poco, por no decir nada. Simplemente sentarte y dejarte llevar, cual atracción de Disneyland. Puro entretenimiento sin más. La gente no tiene ni idea, y hacen lo que hace la gran borregada. Toca criticar al Escuadrón? Pues a críticarlo, no vaya a ser que si lo pongo por los aires se mofen de mi. En fin, que les den. Me alegro que sea la película más taquillera de este mes que nos ocupa.
    Saludos Antonio

    Post a Reply
    • A mí que me llamen paranoico, pero detrás de estas críticas desmedidas hacia Escuadrón Suicida no puedo evitar ver un complot como el que dices, y diría que concretamente orquestado por Marvel y Disney. Aunque en algunos casos, como el de Batman v Superman, no puedo evitar ponerme del lado de sus detractores. Saludos, Phoenix.

      Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.