Entrevista a Alberto Marini, guionista de El Desconocido, nominado a los Goya 2016

A pocas semanas de que nuestros profesionales del cine repartan suerte entre lo mejor de las producciones patrias, entrevistamos a Alberto Marini, guionista de El Desconocido, una de las plumas que mejor han tratado al thriller español. Este año se estrena detrás de las cámaras con Summer Camp y prepara nueva serie… hablamos de sus proyectos, futuros y pasados, repasando una carrera tan creativa como exitosa.

Está usted nominado a los Goya en la categoría de mejor guión original por El Desconocido -algo que algunos ya creíamos que merecía hace unos años cuando Mientras Duermes triunfó la noche de los Gaudí- ¿supone esta noticia un sueño cumplido?, ¿Una meta?, ¿Una anécdota?

La nominación es algo bonito. Se trata de un reconocimiento por parte de gente que se dedica al cine y, por lo tanto, es motivo de satisfacción y orgullo. Vamos, que mola. Pero no me desvivo por eso. La nominación no hace mejor el guión de El Desconocido, como la no-nominación no hace peor el de Mientras Duermes.

El Desconocido

El Desconocido acapara 8 nominaciones a los Goya y 6 a los Premios Feroz

El recién despedido 2015 parece haber sido un año clave en su carrera: su estreno en la dirección con la muy celebrada en Sitges Summer Camp (aquí el trailer) y el éxito de El Desconocido –una de las sorpresas del año- son sólo dos ejemplos de la inquietud creativa que parece definir su carácter: ¿Dónde se siente más cómodo?, ¿Cuál, de todas las experiencias acumuladas, le ha reportado más satisfacción personal?

El dato es engañoso. Si es cierto que en el recién despedido 2015  han salido tres películas como El Desconocido, Extinction y Summer Camp, es también cierto que en los tres años anteriores no ha salido nada vinculado con mi persona. En 2015 simplemente ha confluido el trabajo de los últimos cuatro años. Por lo que no, no soy capaz de producir guiones al ritmo de churros. Eso sí, a veces pienso que me gustaría poder vivir más vidas, para poder tener el tiempo material de escribir todo lo que me apetece. Resulta siempre muy doloroso decir que no a un proyecto por falta de tiempo.

La experiencia profesional más enriquecedora y feliz de mi vida ha sido sin duda dirigir. Por lo tanto Summer Camp. Durante la preparación y el rodaje he disfrutado como nunca. Durante dos meses no he dormido más de tres horas diarias sin sentirme cansado o falto de ilusión. Fue maravilloso. De todas formas no llevo bien la exposición directa al público y a los medios que conlleva ser director. Y es algo que hay que tener en cuenta porque acaba pesando y mucho. Por lo tanto si la pregunta es dónde me siento más cómodo… la respuesta es sin duda escribiendo, lejos de los focos.

Volviendo al 2011: tras el rodaje de Mientras duermes, anheloso de profundizar en la intriga, se decidió a escribir una novela de la que me gustaría destacar la creación del personaje de Cillian –César en el film de Balagueró-. ¿Halló más libertad a la hora de recrearse en el libro?, ¿En qué se diferencia con respecto al trabajo de idear un guión?

En un principio Mientras Duermes se iba a rodar en Nueva York. Trabajamos muchas versiones del guión con esta intención. Cuando después la localización se cambió a Barcelona, tuvimos que re-escribir el guión entero. No se trató solo de cambiar la ciudad y el nombre de las calles, sino de re-caracterizar a los personajes y, por tema de credibilidad, reconsiderar opciones de tramas que acabaron afectando a la historia entera. Fue entonces cuando surgió la idea de la novela. Queríamos dar un sentido a todo el trabajo hecho, recuperar y profundizar las ideas originales de la historia.  Planteamos la opción a Random House y la apoyaron con entusiasmo.

Por supuesto con la novela hay más libertad. Entras y sales del mundo interior de los personajes sin preocuparte de cómo demonio se traslada eso en imágenes. Y escribes sin límites de tiempos ni de coste de producción. El cambio principal de todas formas es la relación con el lector final. Cuando escribes una novela, confecciona una obra.  Eres el último eslabón entre el trabajo y el lector final. Nadie te cambia una coma: la obra está allí, eres responsable de ella al cien por cien. Cuando escribes un guión, por el contrario, produces solo un instrumento que servirá a otros para confeccionar la obra que llegará al espectador final.

Lo que es a menudo motivo de depresión y frustración de los jóvenes guionistas es descubrir que su trabajo sigue cambiando y modificándose durante la producción, sin que ellos puedan intervenir. Pero esto es ser guionista.

Mientras Duermes

Mientras Duermes, la novela, desarrolla la idea original en las localizaciones originales, conservando el oscurísimo espíritu del film

A pocos días de la Gala de los Goya -antes acudiremos a la cita de los Feroz- ¿cuál es la sensación sobre un proyecto que ha cosechado  tan buena acogida en general? ¿Se esperaban la entusiasta reacción del público?

Cuando los productores de Vaca Films me ofrecieron el proyecto lo celebré al cubo. Les dije que ojalá hubiera más gente que apostara por un cine así, relegado normalmente a producciones americanas. Pero también les avisé de que la crítica nos degollaría sin piedad y que se olvidasen de premios y festivales. 

Recuerdo ese tono de regustillo con el que Emma Lustres me informó de que la película había sido seleccionada en San Sebastian y Venecia,  a pesar de mis predicciones. Me venía a decir que no entendía nada… y era cierto. Me halaga y emociona la reacción del público, pero francamente no me sorprende. Lo que sí me sorprende es la reacción a favor de (parte de) la prensa, de los festivales y de los académicos. No me lo esperaba y pues por eso lo celebro por partida doble.

Uno de los secretos de El Desconocido es el estupendo manejo de los tiempos por parte de su director, el talentoso Dani de la Torre, que sin embargo, no podría haber sido posible sin un libreto tan vertiginoso: Su concepción del thriller con cierto poso de crítica social ha enamorado a los espectadores… ¿cómo llegan al planteamiento final?, ¿Tenían claro desde un principio la forma que querían darle a esa importante parte de denuncia que carga el film?

Estoy de acuerdo. El manejo del tiempo del thriller es el acierto de la película. Y aquí mucha, muchísima culpa la tienen el director, Dani de la Torre, el espectacular montador, Jorge Coira… y también el protagonista, Luis Tosar. Lo descubrí con Mientras Duermes: Luis es de aquellos actores que no solo lo borda haga lo que haga, sino que sabe marcar los tiempos. Sabe dar el tiempo a la película. Es brutal.

En cuanto al guión, hay que decir que la idea original es de Dani. Si es cierto que muchas soluciones argumentales y la caracterización de los personajes se plasmó durante el desarrollo del guión, es cierto también que Dani tuvo siempre extremadamente claro el tipo de película que quería y el equilibrio entre thriller de acción y crítica social. Dani ha estado siempre presente durante todas las fases de la escritura, aportando muchísimo, y es un gusto tener al lago a un director que sabe lo que quiere y te motiva para sacar lo mejor que puedes ofrecer.

Summer Camp

Debut en la dirección de un guionista consagrado, que ha recibido muchos halagos tras su estreno en el Festival de Sitges.

   

Tiene, asimismo, pendiente de estreno Esta noche moriré,  donde ha trabajado en la adaptación de la novela de Javier Marías, dirigida por el responsable de Secuestrados; que promete ser su consolidación como guionista estrella de las intrigas patrias: ¿Qué obras del género admira alguien que, como usted, lo conoce tan bien?, ¿Qué nos recomendaría?

Creo que Esta Noche Moriré está en stand by actualmente. Habrá que esperar. Pero también espero que se haga algún día porque la idea central que inspira la novela es brutal y muy muy cinematográfica. De hecho la novela es una de las mejores de siempre, en absoluto.

Recomendar no sé. Soy muy peculiar en cuanto a gustos y bastante intransigente e intolerante. Me gustan muchos thrillers o dramas malrolleros recientes como “Moon” de Duncan Jones, “Headhunters” de Morten Tyldum, “Tenemos que hablar de Kevin” de Lynne Ramsay, “Take Shelter” de Jess Nichols. Pero, más allá de los géneros, tengo a tres referentes cinematográficos muy endiosados. “Erase una vez en America” de Sergio Leone, “Donnie Darko” de Richard Kelly y “Prisioneros” de Denis Villeneuve. Si no te gustan, te respeto… pero te aviso que no vamos a coincidir mucho y mejor que hablemos de futbol o de viajes. Y, en cuanto a literatura, “El Señor de las Moscas” de William Golding es lo más. Siempre actual y perturbadora, a pesar de los años.  

Y por último, antes de desearles toda la suerte del mundo para las noches del 19de Enero y del 6 de Febrero, ¿puede adelantarnos algún proyecto en ciernes?, ¿Seguiremos viéndole en los títulos de crédito como director?

Gracias por los deseos. A la gala voy sin presión ninguna, con la intención de pasarlo bien. Creo que es el año de Truman y que se lo merece.

En cuanto a los proyectos en ciernes, sigo colaborando con Dani de la Torre en otro thriller y estoy explorando el mundo de la televisión. Colaboro con otros guionistas en una serie para la Sexta, titulada “Hierro” y, si el proyecto sigue adelante, en una serie francesa, de género.

¿Director? Veremos cómo va internacionalmente Summer Camp y ya se verá si surge otra oportunidad. 

Maria Nymeria

Maria Nymeria

Subeditora y redactora en la Revista Tviso. "El cine es como la vida pero sin las partes aburridas" Alfred Hitchcock
Maria Nymeria

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.