El universo DC se expande en TV con The Flash

Vivimos en la época dorada de los superhéroes. Cuando afirmo esto no me refiero a la cantidad o calidad de cómics que se producen hoy en día, sino a la capacidad que han tenido esos superhombres embutidos en trajes de látex a traspasar fronteras y conquistar otros medios como el cine o la televisión. Sí, es cierto que en el pasado tuvimos adaptaciones cinematográficas de Superman o Batman, pero me gustaría saber si algún valiente se hubiese atrevido hace no más de una década a afirmar que íbamos a llegar a ver una película de Ant-Man en la gran pantalla. Pero como decía no solo han conseguido conquistar las salas, sino también los sofás de nuestras casas con producciones como Arrow, que podríamos decir que fue la que abrió las puertas al resto y de la que hablaremos otro día, Agente Carter, Constantine, Agentes de S.H.I.E.L.D. o la protagonista de hoy, The Flash, personaje propiedad de la editorial DC Comics.

the_flash_2En los años 90 ya hubo un intento por transportar al corredor escarlata  a la pequeña pantalla. Desafortunadamente, y a pesar de tener una calidad más que aceptable para la época, la serie no consiguió sobrevivir al duelo horario con Los Simpsons, quedándose en una única temporada de 21 episodios. El protagonista de aquella producción, John Wesley Shipp, quien encarnó al anterior Barry Allen, vuelve a aparecer en esta nueva versión del personaje la cadena CW, propiedad de Warner Bros., asumiendo el rol del padre del actual Barry Allen, interpretado por un fantástico Grant Gustin. Barry es un chico normal que trabaja en el departamento forense de la policía de Central City (si alguien sigue Arrow probablemente le sonará el nombre de la ciudad, y es que las dos series transcurren en el mismo universo). Un día cualquiera es alcanzado por un rayo y cae en un profundo coma del cual despierta 9 meses más tarde para descubrir que, oh sorpresa, ha conseguido ganar el poder de la súper-velocidad. Ése, de manera resumida, es el nacimiento de nuestro héroe, y uno de los mayores aciertos es que no pierden el tiempo en explicarlo.

Ya hemos visto medio centenar de veces la típica historia del chico normal que de un día para el otro se enfunda unas mallas y se dedica a proteger a la ciudad de turno, además de, claro está, ocultar siempre su identidad secreta a las personas que más quiere. El equipo de guionistas detrás de The Flash estuvo más que acertado al saltarse toda esa parte. “Éste es Barry Allen, tiene súper-velocidad y se dedica a combatir contra los villanos de turno. Fin. Ah, y le da un poco igual que la gente sepa quién es, salvo algún caso concreto”. No hay vueltas innecesarias; los primeros compases de las serie tienen un ritmo frenético en el que no solo vemos a Barry liarse a mamporros contra sus adversarios metahumanos que también tiene habilidades especiales, sino que somos partícipes del proceso de aprendizaje que realiza sobre cómo y cuándo usar sus poderes.

Obviamente detrás de todo hay un arco argumental más grande que une cada una de las piezas. En este caso tenemos el misterio del asesinato de la madre de Barry, quien murió cuando éste era solo un niño. Henry Allen, su padre, fue culpado por dicho asesinato, pero Flash sabe que eso no es cierto por un pequeño detalle: la noche que la asesinaron vio un torbellino amarillo y rojo en el comedor de su casa. Aquí entra en juego uno de los villanos principales, el Anti-Flash o Flash Reverso (sí, no suena muy bien, pero tiene su explicación. Explicación que no daré para no soltar spoilers). Dejadme decir que la presentación de dicho enemigo es absolutamente brillante; no solo es más poderoso que Barry, sino que su aspecto y voz le confieren la capacidad de hacernos creer que puede destrozar a Flash. Y en cierta forma esto es así.

the_flash_3

Tal vez sea el desconocimiento de los motivos que lo llevan a realizar sus acciones lo que le da al personaje esa aura de superioridad respecto a los demás; sí, es un villano, pero eso no significa que su meta sea matar al héroe. Pero la cosa no se queda aquí, sino que la nómina de enemigos resulta, hasta el momento, bastante variada e interesante: Captain Cold, Heat Wave, Peek-a-Boo, Pied Piper, Girder, Multiplex…si bien hay algunos que funcionan mejor que otros, la gran mayoría de ellos consiguen sostener los capítulos y obligan al héroe del rayo a utilizar sus poderes de una forma diferente. Me dejo algunos de mayor peso para no estropear la sorpresa a aquellas personas que todavía no hayan empezado a verla (algo que, por cierto, deberían remediar de inmediato).

A causa de sus habilidades y la de la mayoría de oponentes a los que se enfrenta, el personaje de The Flash siempre ha sido uno de los más complicados para trasladar a un medio de “carne y hueso”. Por suerte el departamento de efectos especiales que trabaja en la serie está compuesto por magos, porque si tenemos que calificar su trabajo de alguna forma es llamándolo magia. Y de la negra además. A pesar de que lo ajustado del presupuesto para una producción de este tipo, el uso de efectos especiales prácticos mezclados con los generados por ordenador consiguen que nos creamos que Barry corre a la velocidad de la luz; las escenas a cámara lenta son realmente fantásticas y la recreación de los poderes de los enemigos resulta muy convincente. Por algo fue nominada a serie con mejores efectos especiales por la Sociedad de Efectos Especiales.

Pero no solo representa una dificultad en el apartado técnico, sino también a la hora de escribir las historias. Para quien no lo sepa, Flash está considerado uno de los superhéroes más “dopados” del mundillo del cómic. Cuando consigue desarrollar todo su potencial, no solo es capaz de correr muy rápido, sino que también tiene la habilidad de atravesar objetos al hacer vibrar las moléculas de su cuerpo y conseguir que éstas traspasen cualquier cosa (además de poder escoger entre dejar el objeto traspasado tal cual estaba o…hacerlo explotar. Casi nada), o “contagiar” su velocidad a cualquier cosa, por ejemplo, te tira una piedra que ves venir a cámara lenta, pero de golpe acelera sin que te des cuenta y en menos de un segundo te ha destrozado la cara.

the_flash_5El hecho de que sea un personaje tan extremadamente poderoso (aunque en la serie todavía no haya desarrollado todas sus habilidades), hacen que el hecho de crear adversarios que supongan un reto para él no sea una tarea sencilla. Por esta razón, en algunos momentos tenemos que dejarnos llevar y no buscar la solución más lógica. Sí, sería muy sencillo pegarle 1000 golpes en un segundo a cualquiera que se le ponga delante y así acabar con el problema, pero de ser así no habría nada que contar. Estas situaciones no se dan muy a menudo y por suerte en la mayoría de casos saben tratar ese problema, pero sí es cierto que algunas escenas pueden resultar un poco absurdas si intentamos buscarle la lógica. Pero al fin y al cabo, ¿quién quiere ver una serie o película de superhéroes para buscarle sentido a todo lo que ocurre?

No puedo acabar esto sin hablar de otros dos grandísimos aciertos de la serie: la banda sonora y el elenco. La música que acompaña tanto las escenas de acción como las más dramáticas es absolutamente fantástica, y no exagero al decir que podría formar parte de cualquier producción “mayor”, entendiendo producción mayor como adaptación cinematográfica. Por último, los actores escogidos para cada uno de los papeles lo bordan; como ya he comentado al principio, Grant Gustin realiza un estupendo trabajo encarnando al velocista escarlata, hasta el punto de que es una verdadera pena que no vaya a ser quien se enfunde el traje del rayo en la versión para la gran pantalla (lo sustituirá Ezra Miller), pero el resto del reparto no se queda atrás. Jesse L. Martin interpreta al padre adoptivo de Barry, a quien quiere y trata como a un hijo; la química entre los dos fluye sola y consiguen sacarnos más de una sonrisa de complicidad en unas cuantas escenas, además de brindarnos momentos de lagrimeo sin llegar a resultar pasteloso. Igual de bien están Carlos Valdes como Cisco Ramón, quien da el toque de humor, o Tom Cavanagh, quien interpreta al Dr. Harrison “no-me-fío-del-todo” Wells.

the_flash_4

Con todo, The Flash resulta una serie sorprendentemente sólida, y buena muestra de su calidad es el haber recibido el premio People’s Choice a mejor nueva serie dramática. Como ya he comentado, en ciertos momentos hay que jugar el papel de “cómplice” y no intentar buscar la quinta pata al gato en cuanto a la lógica de las situaciones se refiere, pero esto es algo intrínseco del género. Si eres capaz de dejarte llevar un poco, encontrarás en The Flash no solo una serie entretenida, sino que logrará engancharte y sorprender con una historia más compleja y profunda de lo que parece a primera vista. Si eres un fanático de los cómics o de los superhéroes te encantará; ¿no es tu caso?, dale una oportunidad y dedícale un par de capítulos. No hay mejor momento para empezar que ahora con el parón de casi un mes (el próximo capítulo se emitirá el día 17 de marzo en EE.UU) y sumergirte en la que se ha ganado a pulso el título de mejor serie de superhéroes realizada hasta la fecha.

    8.3Sinopsis:
Después de que un acelerador de partículas cause una extraña tormenta, al investigador científico de la policía, Barry Allen, le cae un rayo y entra en coma. Meses después despierta con el poder de moverse a súper velocidad permitiéndole ser Leer más

Lucas Di Rado

Lucas Di Rado

"O mueres como un héroe, o vives lo suficiente para verte convertido en un informático."
Lucas Di Rado

Latest posts by Lucas Di Rado (see all)

2 Comentarios

  1. Muy buen artículo! Y ahora este parón … es una lástima, porque está llegando a un momento de lo más emocionante (esa revelación que estaba más clara que el agua, pero no por ello impresiona menos!), y cada capítulo te deja con ganas de más.

    Otra cosa que no entiendo, es porque DC quiere separar el universo que ha creado en las series, con el universo creado en el cine … y lo de cambiar el actor, no se yo si será una buena jugada por su parte. Para cuando Flash se estrene en el cine, el público estará acostumbrado al de la televisión!

    Esperamos más artículos para los fans de los superheroes!

    Post a Reply
    • Gracias!

      La verdad es que el parón este fastidia un poco, pero así después se coge con más ganas.

      Lo de los universos separados la verdad es que yo tampoco acabo de entenderlo, supongo que no se terminaban de fiar que lo de las series acabase de funcionar para ello, y si iba mal las películas no se verían tan afectadas. Eso o estamos hablando de universos paralelos, con lo que a lo mejor dentro de unos años nos sorprenden con una crisis de Cine+TV (eso ya es delirio, pero por pedir que no quede!).

      Y sí, hay más artículos en camino!

      Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.