Star Wars: El Imperio Contraataca

Hay quien dice que las segundas partes nunca son buenas. Yo mismo, con la edad de nueve años, defendía que El Imperio Contraataca (1980), secuela del éxito de taquilla llamado La Guerra de las Galaxias (1977), era la película de Star Wars menos destacable de todas y, esa afirmación, que sólo se fundamentaba en el hecho de que no terminaba de entender su historia, no hacía más que retroalimentar mi ya enorme ego cinéfilo. Sin embargo, el tiempo no perdona a nadie y, tras haber repasado todos y cada uno de los títulos que componen la saga de George Lucas antes del inminente estreno del séptimo episodio, a día de hoy me parece indudable que El Imperio Contraataca es – objetivamente – la mejor entrega de todas.

Esta afirmación, que muy bien podría fundamentarse en la exquisita profundización que se hace sobre la psicología de los personajes, su brillante banda sonora original, o su sobresaliente calidad cinematográfica (que supo mantener con respecto a su predecesora), parte del más objetivo de los razonamientos: su repercusión sobre el público de todo el mundo.

Resulta que gran parte del misticismo y devoción que estas películas despiertan en el colectivo fan se debe a que El Imperio Contraataca cuenta con la gran mayoría de herramientas que, a día de hoy, ayudan a mantener viva la historia de ese villano redimido por su propio hijo. Ese contraataque del Imperio es el responsable de que, treinta y dos años después del estreno de El Retorno del Jedi (1983), se sigan haciendo referencias, comentarios o sátiras de los tres clásicos que componen la trilogía original de George Lucas.

El Imperio Contraataca Darth Vader II

Por poner algunos ejemplos, El Imperio Contraataca es la cinta en la que conocimos la verdadera identidad de Darth Vader, en la que lloramos por la devastadora congelación de Han Solo en carbonita tras ese “Lo se”, o donde abrimos los ojos de par en par al conocer a la sabia y fascinante criatura llamada Yoda. En definitiva, El Imperio Contraataca representa casi todas las claves que convierten a esta saga cinematográfica en una leyenda del mundo del Séptimo Arte y de la cultura popular.

Sin embargo, y a pesar de la evidente repercusión que tuvo – y tiene – sobre el público de todo el mundo, la película dirigida por Irvin Kershner es la entrega de la saga que menos dinero generó en las taquillas estadounidenses (unos para nada despreciables 209 millones de dólares). Paradójicamente, y en contraposición a esos incomprensibles datos de recaudación, el episodio V es el que mejor considerado está: prueba de ello es que se encuentra en el podio de todas las películas, con una puntuación de 8.8 en The Internet Movie Database (o IMDB) y un porcentaje del 94% en Rotten Tomatoes.

Por lo tanto, sólo un crío de nueve años, con un criterio muy peculiar a la hora de calificar una película como buena o no, sería incapaz de reconocer la calidad – y los méritos – que un filme como El Imperio Contraataca tiene.

Porque son muchos.

Nicolas G. Senac

Nicolas G. Senac

Licenciado en medicina. Cinéfilo. Seriéfilo. Blogger. Defensor de la célebre frase de Walt Disney: "We are not trying to entertain the critics. I'll take my chances with the public"
Nicolas G. Senac

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.