Dietland: Las buenas intenciones necesitan también una narrativa coherente

Existen series como ‘Dietland’ que a priori tienen muchos elementos que las pueden hacer muy interesantes, empezando por una premisa original y potente, unas guionistas que han probado su eficacia en trabajos anteriores y un reparto con algún personaje famoso y muy querido por parte del público.

‘Dietland’ no acaba de unir correctamente todos esos puntos, poniendo a prueba la paciencia del espectador desde los primeros episodios, al desbarrar con muchas historias inconexas y cuyo interés se va desvaneciendo a medida que se van alejando de las ideas iniciales, para perderse en unas tramas que en mi caso solo me provocaron perplejidad.

A medida que pasaban los episodios, era incapaz de entender como lo que había empezado de una forma prometedora se iba convirtiendo en una especie de ‘I Robot’ de terrorismo feminista que no había por donde cogerlo, lo que ha derivado en su cancelación fulminante al final de su única temporada, lo que es una prueba inequívoca que no fui la única persona que tuve esa reacción al ver la evolución de ‘Dietland’.

Ficha: Dietland 10 ep 40 min . Jun 2018- Jul 2018- Idioma: Inglés/Español Cadena: AMC (USA) /Amazon ( E)

La trama:
Alicia ‘Plum’ Kettle es una aspirante a escritora que siempre ha estado muy obsesionada por su obesidad y que solo ha encontrado trabajo como la articulista a la sombra que responde las cartas a la directora de una conocida y glamurosa revista femenina dirigida por Kitty Montgomery, una ambiciosa ejecutiva que se mantiene siempre en perfecto estado de revista tanto en su vestuario como en su aspecto físico, por muchos sacrificios que eso le suponga.

Plum ( nunca he acabado de entender su conformidad con ese apodo de ciruela)  ha decidido hacerse una operación de bypass gástrico para intentar reducir drásticamente su peso y de esta forma acercarse más al aspecto que siempre había deseado tener, pero que nunca había conseguido, además de encontrar alguien a quién amar y que sea capaz de amarla, como explican en el siguiente vídeo para presentar a su personaje.

En ese trayecto personal, contacta con la directora de una extraña organización que da cobijo a mujeres con la autoestima muy lesionada, para intentar que se acepten a si mismas tal como son, con unos métodos extraños que bordean el terreno de las sectas y cultos.

En paralelo se empiezan a producir en Nueva York una serie de delitos y asesinatos reivindicados por un grupo terrorista autodenominado ‘Jennifer’ que busca hacer justicia con los hombres que han abusado de mujeres y que han salido impunes de las denuncias.

Esos ejes principales, ademas de cuatro o cinco historias correspondientes a personajes secundarios de segunda o tercera que aparecen de vez en cuando en ‘Dietland’ son los elementos que alimentan la trama, pero que como en una mala opción culinaria, acaban convirtiéndose en  indigestos.

La historia escrita por Marti Noxon ( UnReal, Girlfriends Guide of Divorce, Buffy, Sharp Objects) empezaba de forma prometedora al centrarse en la figura de Plum, en sus aspectos principales, el laboral con su complicada relación con su jefa/diva Kitty , una persona en sus antípodas en todos los aspectos y tenía su segunda pata en los problemas de sobrepeso y finalizaba con su desastrosa por inexistente vida amorosa, a pesar de todos sus esfuerzos.

Esos momentos son los mejores al mostrarnos de una manera clara, la discriminación con que la sociedad castiga de forma implacable a las mujeres obesas, relegándolas a la retaguardia en cualquier tema en el que la imagen tenga el papel preponderante en lo que sea, como hacían entrever en el trailer

Ese sufrimiento y las ganas de cambiar de Plum se van diluyendo a medida que van pasando los episodios, en una especie de huida hacia adelante de las guionistas, al introducirla paulatinamente en el entorno de esas dos extrañas organizaciones a nivel de secta y terrorista, sin que el espectador pueda entender ni las motivaciones de Plum ni los objetivos de esos grupos, para poder racionalizar algo esa extraña decisión.

Esa deriva hace que la trama que implicaba a la revista y a su directora Kitty se quede como algo colgando que se va convirtiendo cada vez en algo más marginal, arrastrando al resto de personas con ella, como una presentadora de un informativo que todavía estoy intentando descubrir que es lo que pintaba en ‘Dietland’ .

Esa indefinición y dilución arrastra a una Juliana Margulies, bastante desubicada como esa fría y despiadada ejecutiva, a la que interpreta con bastante desgana como si se hubiera dado cuenta demasiado tarde del embolado en el que se había metido y que iba degenerando a cada episodio.

En el aspecto más positivo destacar la presencia de Joy Nash, que se destapa como un gran actriz defendiendo el papel de Plum, trasladando sus angustias existenciales de una forma bastante convincente a pesar de que empieza a tomar decisiones cada vez mas discutibles y controvertidas.

El error principal de ‘Dietland’ ha sido querer abarcar demasiadas cosas, abriendo demasiados tramas e historias que ni tenían interés por si mismas ni cuando se interrelacionaban con las demás, porque lo hacían de una forma bastante torpe, con una caterva de personajes secundarios absolutamente prescindibles en especial si analizamos el arco narrativo global de su única temporada, que deja demasiadas cosas abiertas y colgadas para que funcione como miniserie cerrada.

Esa falta de una estructura narrativa coherente, además de una falta de definición clara del tono en que querían explicarla, donde pasaban de la comedia negra con tintes surrealistas al drama crudo y duro con asaltos sexuales y actos terroristas en escenas consecutivas, es un obstáculo insuperable para poder entender los objetivos de ‘Dietland’ que ya desconciertan desde la extraña cabecera de la serie, que parece ir por unos derroteros de humor negro, que no son al final los de la serie.

‘Dietland’ es una serie extraña que en mi caso no me ha convencido en absoluto, pero que debido a sus peculiaridades, no puedo descartar que a vosotros os deje un poso más profundo, porque tiene ideas interesantes que a lo mejor os acaban gustando más que a mí, por lo que en estos casos os dejo con el teaser, por si le dais una oportunidad y tenéis más suerte que yo.


Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.