Deep State: Los hilos oscuros pero muy tediosos que mueven los conflictos mundiales

Las estrategias que siguen las cadenas televisivas cuando empiezan en el terreno de las ficciones televisivas suelen ser de dos tipos: la apuesta por algo arriesgado, rompedor y original que llame la atención inicial creando un cierto ‘hype’ hacia ellos o hacer algo seguro, convencional y de género para buscar el público seguidor de ese tipo de ficciones, que es el camino seguido por la filial europea de Fox con su primera serie original ‘Deep State’ .

Su estreno como productora de ficción original con ‘Deep State’ se puede calificar de discreto con una historia de espías y conspiraciones que hemos visto mil veces y bastante mejor ejecutada, con un tono funcionarial que no pensamos que haya puesto a Fox Europa como un canal de los que esperar expectante su siguiente propuesta.

Tampoco ha ayudado su errática programación en nuestro país, que en principio debía ser simultanea con su estreno mundial, pero que desapareció de la parrilla de FOX España en el quinto capítulo dejando los tres restantes en el limbo, prueba inequívoca de la falta de confianza  de la cadena con su propia producción.

Ficha: Deep State 8+ ep 50 min . Abr 2018- . Idioma: Ingles subs español/ español. Cadena: Fox Europa / Fox ( E)

La trama :

Max Easton es un agente retirado del servicio británico MI6 que vive desde hace diez años con su mujer y sus dos hijas pequeñas en una masía del Pirineo Francés, donde lleva una vida placentera alejada de su oscuro pasado que su familia desconoce por completo.

Todo cambia cuando se ve obligado muy a su pesar, a realizar una última misión para sus antiguos jefes relacionada con la desaparición misteriosa de su antiguo equipo en Teheran, cuando estaban investigando sobre el programa de armas nucleares iraní.

Pronto el pobre Max  va a descubrir que las cosas no son como se las habían contado y va a introducirse de pleno en una conspiración que implica a los servicios secretos estadounidense y británico y a diversas megacorporaciones cuyo principal negocio es la guerra,  vendiendo armas para luego forrarse reconstruyendo lo que han ayudado a destruir.

Esa espiral de acontecimientos no solo va a poner en peligro su vida sino especialmente la de su familia que va a tener que huir del turbio pasado de su marido y padre, como adelantan en el trailer original de la serie.

‘Deep State’ ha sido creada por Matthew Parkhill que no cuenta en su curriculum de guionista con nada reseñable, con cosas como la muy discreta ‘Rogue’ como crédito más destacado y que se empeña en mostrar sus limitaciones de todo tipo con esta historia de espías mustia y desabrida que solo va a convencer a los más incondicionales del género y aún así tengo dudas.

Los personajes siguen todos los clichés y arquetipos del género de espionaje, incluyendo las traiciones y conspiraciones cuyos giros y sorpresas están telegrafiados desde varios capítulos anteriores, para que el espectador que se ha quedado dormido viéndola, pueda seguir la trama sin muchos problemas.

‘Deep State’ delimita claramente las lineas de los buenos, muy buenos a un lado y los villanos, muy villanos al otro, estableciendo alianzas entre las personas de ambos grupos, que siempre son más eficaces en el bando maligno para dar vidilla a la trama

El principal atractivo de la serie es el protagonismo de un buen actor como Mark Strong (Kingsman, Stardust) que a pesar de sus esfuerzos no consigue salvar una trama previsible y predecible, al obligarle a estar siempre con una expresión de amargura intensa continua por la ansiedad que le produce la situación, que no se corresponde con lo que realmente estamos viendo.

La cosa empieza a degenerar con los actores secundarios del bando de los buenos como Joe Dempsey (izq) o Karima McAdams (der)  que no aportan nada y se quedan engullidos por ese tono oscuro y supuestamente trascendental que planea en ‘Deep State’ en todo momento.

Los papeles de los megavillanos recaen en rostros más conocidos de mil series como Alistair Petrie o Anastasia Griffith, pero todo dentro de esa previsibilidad que planea en todo momento.

La propia introducción de la serie se recrea en esa oscuridad y trascendencia ante lo que vamos a presenciar durante los ocho episodios de la serie que tienen un final más o menos cerrado pero con lineas abiertas que desarrollaran en la 2T que ya ha sido aprobada por FOX.

Ya he comentado su extraña emisión en nuestro país que empezó con una gran promoción por su filial española FOX España, para acabar haciendo un oscuro mutis por el foro desapareciendo sin más, en una absoluta falta de respeto para los escasos espectadores que seguían la serie, que se quedaron con un palmo de narices, a pesar de trailers como el siguiente.

‘Deep State’ es una propuesta discreta y correcta y se deja ver si sois conscientes de lo que ofrece y no esperáis nada más allá de otra serie del montón del género de espionaje que bebe directamente del manual conspiratorio del espionaje nuclear en Oriente Medio.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

1 comentario

  1. He visto los dos primeros capítulos y no me ha desagrada do pero como bien dices en la crítica, esto se ha hecho antes y mejor.

    Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.