Dead Rising, Watchtower: El hartazgo del cine de ‘infectados’

Desde su nacimiento con los reboots en 2005 y 2006 de los dos pilares de DC Comics en Batman Begins y Superman Returns, el valor de Legendary Pictures no ha dejado de inflarse sin desviarse un centímetro de su hoja de ruta. Alimentándose de un público mayoritario de entre 15 y 30 años, ha alternado la producción de varias road movies al servicio de Zach Galifianakis (Salidos de Cuentas, Saga Resacón en las Vegas) con un catálogo mayoritariamente juvenil basado en la recuperación de viejos iconos del cine fantástico y el cómic. De sus estudios han salido los Batman de Nolan, las distintas visiones de Superman de Bryan Singer y Zack Snyder, los Watchmen y 300 basados en las obras originales de Alan Moore y Frank Miller, el remake de Furia de Titanes y su secuela, el nuevo Dracula con los rasgos del guaperas Luke Evans y las resurreciones fílmicas de Godzilla y -en un futuro cercano- King Kong en Skull Island o los mismísimos Power Rangers. Tampoco parece que la adaptación al cine del universo de World of Warcraft vaya a distanciarlos del mismo espectro de público adolescente que, básicamente, es el que consume los nuevos blockbusters.

221551_336140726469008_1108910629_o-e1373474169842

Pero las modas cambian, y ahora es el turno de los zombies. En plena saturación de películas apocalípticas sobre hordas de no muertos que campan por los restos de ciudades destruidas, la fórmula se ha actualizado para que resulte más digerible en una audiencia cada vez más acostumbrada a los entresijos sentimentales de relatos de terror reconvertidos en culebrones como la saga Crepúsculo y la televisiva The Walking Dead que a los rudimentarios excesos de hemoglobina y violencia gratuita de los tiempos en que George Romero, Tobe Hooper y Lamberto Bava hacían disfrutar a un público menos remilgado. Estos son los tiempos del erotismo soft y el gore digitalizado. El género de casquería se ha convertido en un juguete para niños.

Premiere+Crackle+Dead+Rising+Watchtower+DThzOD8YIILl

Aquí los protagonistas son lo de menos, un adorno para envolver un batiburrillo muy visto de explosiones generadas por ordenador y situaciones al límite en las que tarde o temprano acabarás oyendo eso de «todos vamos a morir» o «el mundo que conocemos dejará de existir». Los nuevos héroes de un buen survival horror suelen ser maniquíes sacados del fondo de armario de la televisión. Ni Meghan Ory (Caperucita Roja en Erase una Vez) ni Jesse Metcalfe (un ex modelo, algo más conocido gracias a Mujeres Desesperadas y el culebrón Dallas) pasarán a la historia por su química cuando comparten plano o por su carisma arrollador. Dale al público dos caras bonitas y te lo meterás en el bolsillo.

deadrisingjesse (1)

Lo demás es el relleno de costumbre en este tipo de subproductos: El ex-especialista reconvertido en actor Aleks Paunovic (Poli de Guardería 2, Persecución Extrema 3) hace suya la regla de que cuanto más gesticulas y aspavientos haces, más creíble resultas como villano. Lo de vestirte como si fueses un figurante de Mad Max sería opcional en otro tipo de producciones, aunque en una cinta barata de ciencia ficción como ésta es un requisito forzoso.

En un rol idéntico, como Gustus, en la serie The 100 (Jason Rothenberg, 2014) 

The 100 -- "Long Into an Abyss" -- Image: HU207a_0059 -- Pictured (L-R): Alycia Debnam-Carey as Lexa and Aleks Paunovic as Gustus -- Photo: Cate Cameron/The CW -- © 2014 The CW Network, LLC. All Rights Reserved

The 100 — «Long Into an Abyss» — Image: HU207a_0059 — Pictured (L-R): Alycia Debnam-Carey as Lexa and Aleks Paunovic as Gustus — Photo: Cate Cameron/The CW — © 2014 The CW Network, LLC. All Rights Reserved

El alivio cómico corre por cuenta del humorista -y ex-coronel de la Marina de los Estados Unidos- Rob Riggle. Su aportación consiste básicamente en romper el hielo entre una y otra escena de acción fingiendo una entrevista por televisión donde supuestamente relata su experiencia combatiendo a los no muertos. Su comicidad estriba en soltar palabras como coño, joder, pelotas y decir muchas veces «estamos jodidos«. La presentadora que le entrevista pierde los nervios con su verborrea y acaba harta de su supuesta gracia. Creo que precisamente por eso es el personaje con el que más me he identificado.

Dead Rising

Y Virginia Madsen hace lo que puede, recordar que hubo tiempos mejores en que inclusó llegó a trabajar para David Lynch y a ser la protagonista de un pequeño clásico de la serie b que ya casi nadie recuerda. No es que en su plenitud llegase nunca a ser una verdadera estrella, pero generalmente en Hollywood es peligroso ser mujer y tener más de 40 años. A no ser que seas Meryl Streep.

Yo antes era famosaaa…

maxresdefault

La adaptación de Dead Rising (el videojuego original fue lanzado por Capcom en 2006) no es un desastre absoluto. En otro tiempo hubiese colado como un pasatiempo inofensivo e inocuo, de esos que disfrutas con la misma facilidad con que luego los olvidas. Lo que molesta es el hartazgo que ya desprende esa recurrencia tan insistente en cine y series de televisión a la figura de los muertos vivientes, aunque se trate de disfrazar la misma historia una y otra vez cambiando el nombre de zombis por el de infectados.

Dead Rising Productions Inc

Puede que ya sea hora de pasar página y jugar con otro tipo de monstruos.

  • Estreno: 2015 5.6
  • Género:
La historia nos traslada a un mundo infectado por zombis y como un grupo de personas tratará de hacer frente a la infección buscando el origen del brote. Sin embargo, todo hace indicar que una conspiración del gobierno está detrás de todo. Adapt Leer más
Antonio López

Antonio López

"Pregúntame por las películas que quieras salvo las que no conozco, de esas no he visto casi ninguna."
Antonio López

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.