Dare me (Rétame): el turbulento mundo de las animadoras rurales

Las historias de las cheerleaders, animadoras o porristas, dependiendo del lugar donde nos encontremos, constituyen un subgénero donde casi siempre predomina el fetichismo de ver a un grupo de adolescentes en falda corta enfrentarse a cualquier tipo de situaciones desde la comedia romántica al terror puro y duro, pasando por el drama angustioso como en el caso de ‘Dare Me’.

‘Dare Me’ que se ha estrenado en nuestro país con el nombre de ‘Rétame’ se centra en el equipo de animadoras de un deprimido pueblo de Ohio, que aspiran a lo máximo en las competiciones regionales y para ello no han dudado en fichar a una prestigiosa entrenadora para que las lleve al máximo nivel competitivo.

El resultado ha sido bastante desconcertante con varios giros de volante inexplicables que iban socavando la poca credibilidad inicial que tenía, derivando hacia un salvase quién pueda narrativo, donde el principal damnificado final ha sido el espectador como te voy a analizar a continuación.

Ficha: Dare Me / Rétame 10 ep 45 min .  Dic 2019 -Mar 2020 . Idioma: Ingles/ español Cadena: USA Network ( USA) /Netflix (E)

La trama :
El equipo de animadoras de una pequeña ciudad del estado de Ohio, es el principal motivo de orgullo deportivo de ese lugar aquejado de una enorme recesión económica. El principal empresario inmobiliario local Paul, es el principal soporte económico del grupo de animadoras donde están sus dos hijas (de dos madres diferentes) por lo que no duda en fichar a golpe de talonario a Collette French, una entrenadora de prestigio, que creció en esa ciudad, para aspirar a lo máximo en las pruebas regionales del Medio Oeste.

La hija mayor del empresario, Beth ( la debutante Marlo Kelly, izq) es la capitana y líder del equipo y controla con mano férrea a todas sus compañeras, con el apoyo de su mejor amiga y mano derecha Addy ( Herizen Guardiola, de ‘The Get Down’) , una chica lista e inteligente que anhela obtener una beca como animadora para poder asistir a la universidad, al carecer de medios económicos para pagársela.

La llegada de la nueva entrenadora cambia por completo la dinámica del grupo, suprimiendo el puesto de capitana, ganándose la enemistad inmediata de la degradada Beth y su cohorte de amigas, provocando una escalada de tensiones desde el momento de su llegada.

En el primer vídeo podéis el peculiar temperamento de la nueva entrenadora.

‘Dare Me’ reparte esas cartas iniciales en el episodio piloto, donde parece que establece unos bandos, para dinamitarlos rápidamente al final de ese primer episodio, para volver a barajar y repartir otras cartas completamente diferentes.

Al principio ese giro dota de interés a la historia, al pasar de una previsible historia de piques y celos iniciales adolescentes a algo más negro y turbio, pero con el paso de los episodios abusan demasiado de ese recurso, con giros radicales que replantean toda la serie, cargándose la poca coherencia que tuvieron al principio.

Tampoco ayuda una sobreexplotada voz en off de Addy, nuestra guía por ese proceloso mar de animadoras, puesto que ni es una narradora fiable ni aporta gran cosa a las imágenes que estamos viendo con nuestros propios ojos.

Mi sensación a medida que avanzaba la historia era similar a la de ver un vehículo que se iba acercando por una gran pendiente a un enorme precipicio, sin poder hacer nada por evitarlo, y por desgracia en el último tramo de la serie se despeña con todo el mundo en el coche.

Basada en un libro superventas escrito por Megan Abbott, ‘Dare Me’ ha cometido un clamoroso error de reparto al darle a la sosainas de Willa Fitgerald el papel protagonista de la entrenadora Colette French, donde por lo menos es consistente con el pésimo nivel que ya tenía en ‘Scream’

Fitgerald tiene de esa supuesta ‘femme fatale’ que debería ser la entrenadora, lo que Chiquito de la Calzada de quarterback universitario y toda su interpretación es un completo desproposito, empezando por detalles tan reveladores como entrenar siempre a las chicas en el gimnasio con zapatos de tacón, que es algo que llama la atención a cualquier persona que haya entrado alguna de su vida en un gimnasio.

La serie fue un verdadero fracaso de audiencias en su pase inicial por USA Network, pero como suele ocurrir en estos casos tuvo una segunda vida al ser comercializada internacionalmente por Netflix, pero tampoco parece que demasiada, puesto que ha sido cancelada de forma bastante fulminante tras finalizar su primera entrega.

‘Dare Me’ se puede disfrutar si no te la tomas tan en serio como sus autores y actrices han pretendido, por lo que si te la planteas en plan mamarracho, seguro que te vas a distraer con los volantazos descontrolados que van pegando en especial en el tramo final de la historia.

Para finalizar te dejo con el trailer oficial de su estreno.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.