Curfew: un cuba libre de diesel es más apetecible

Suelo tener la costumbre de dedicar este espacio a enfocar las recomendaciones positivas o con  ciertos matices  de las series británicas que considero interesantes para determinados nichos de mercado, pero eso no impide que de vez en cuando tenga que malgastar esta reseña semanal para llamar la atención con cosas como ‘Curfew’ .

Una historia que intenta combinar elementos de ‘Los Autos Locos’, ‘Death Race 2000′ ,’The Purge’ y ‘Z nation’ acaba siendo un esperpento sin pies ni cabeza donde solo  vemos deambular a un extenso reparto que entra y sale de forma descontrolada y con unos efectos especiales que dan vergüenza ajena.

Los  actores más veteranos y populares (Sean Bean, Billy Zane, Adam Brody, Michael Biehn) pululan por allí esperando salir de ese bodrio para cobrar su cheque y salir pitando, mientras que los más jóvenes están buscando ganar algo de notoriedad aunque tengo mis dudas de  que aparecer en este engendro sea un trampolín para una carrera como actor o actriz, como os voy a analizar a continuación.

Ficha: Curfew 8 ep+ 45 min . Feb-Nov 2018. Idioma: Ingles/español Cadena: SKY ( UK) / Sky (E)

La trama :

Un virus mortífero que convierte a las personas en peligrosos mutantes nocturnos se ha extendido por toda Gran Bretaña, lo que ha obligado a las autoridades a aplicar un toque de queda de 7 de la noche a las 7 de la mañana (la traducción del ‘curfew’ del título) para evitar que la población se infecte y aumente el numero de bajas.

En ese contexto un multimillonario decide organizar y patrocinar una carrera ilegal nocturna de 1000 Km cuyo premio consiste en ser trasladados a un lugar conocido como el santuario, una isla que es el único lugar que se encuentra libre del virus y el paraíso al que todos los participantes aspiran llegar, como explican en el trailer promocional.

En el primer episodio vemos los preparativos de la carrera con la presentación de los diferentes participantes con sus anhelos y aspiraciones y la preparación de  sus vehículos de todo tipo. Pueden ser desde ambulancias hasta motocicletas, pasando por furgonetas o autobuses escolares, todo vale para esa carrera nocturna sin reglas que parte de una especie de anfiteatro romano, como si si fueran gladiadores que van a luchar todos contra todos.

El inicio puede suscitarnos algo de interés, pero en cuanto vemos las primeras escenas de acción con unas carreras de coches hechas con una cutrez tal, que hacen que ‘Tron’ parezca un producto de última generación debido al nefasto diseño  de los gráficos, en especial del que nos marca la posición de los participantes.

Su problema principal es que se toma las cosas demasiado en serio, en lugar de hacer como en ‘Blood Drive’ donde  se autoparodían y se ríen de su propia sombra en una carrera de corte similar, en cambio  ‘Curfew’ se pone trascendental y filosófica en todos los diálogos e interacciones.

El resultado final es hacer el ridículo en casi todas las escenas, además de telegrafiar al espectador la próxima víctima de la carrera porque siempre es la persona de la que se centran en las últimas escenas como si nos fuera a importar demasiado el siguiente en caer, aunque sea Sean Bean, que presta su nombre al proyecto sin sopesar demasiado las consecuencias.

Todas las tramas van completamente por libre y sin conexión alguna y tan pronto están compitiendo, como nos meten un flashback sobre su pasado, como se enrollan con el virus o sueltan algún pseudozombie para dar trabajo a los esforzados maquilladores.

De forma inexplicable ‘Curfew’ ha tenido una cierta promoción para su estreno en nuestro país, porque supongo que no se han atrevido a verla completa, aunque en mi caso la he dejado  como música de fondo y sin prestarle demasiada atención visto el cariz que tomaban las historias desde los primeros episodios.

La resolución final con una atroz persecución diurna por los desolados highlands escoceses, me dejó con esa sensación de que ‘Curfew’ me ha tomado el pelo de una forma descarada y sin cortarse lo más mínimo, por lo que me veo en la obligación de poneros sobre aviso, para que busquéis otras series (cualquiera sirve) para saciar vuestra sed de carreras y zombies y os lo dice una persona a la que le encanta este subgénero audiovisual.

Para finalizar os voy a dejar con mi momento preferido de ‘Curfew’ que se ha producido cuando he visto este video donde los actores intentan justificar su presencia y sus personajes en la serie. Lo encontré al acabar la 1T y me ha producido los mejores momentos de hilaridad de una serie olvidable y para olvidar.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.