Cuinant (Cocinando): Donde tengas la olla, no metas el corazón

Si tuviésemos que rastrear una sola equidistancia temática con la que emparentar argumentalmente el debut en el largometraje de Marc Fàbregas con el último trabajo del veterano Norberto R. del Val -además de ser dos de los autores que aúnan con más legitimidad la impronta indie– la palabra exacta para identificar el leit motiv espiritual de sus guiones se parecería al título de la nueva creación aún por estrenar de este último, Amor Tóxico (2015). El amor, la atracción y el sexo son armas arrojadizas (y tóxicas) que pueden usarse tanto para acerar el vínculo que te ata a la persona a la que crees amar como para destrozar su moral, hundirla anímicamente y hacerla añicos por dentro cuando te has cansado de ella.

cuinant (1)

Cuinant ha sido rodada también en poco más de una semana y sin más financiaciones que las del bolsillo de su propio autor mas algo de ayuda vía crowdfunding. Su ingente falta de medios económicos y técnicos revierte de manera avispada en su principal ventaja, una notable libertad creativa directamente proporcional a la dificultad que supone llegar hasta el final con una producción de estas características.

20150401_1116_2015_cuinant

La diferencia entre estos dos cuentos románticos deliberadamente cafres estriba en la naturaleza intrínseca que separa a sus parejas protagonistas y la historia en común que los une. Álex (Miquel Sitjar) y Paula (Chus Pereiro) son dos polos opuestos condenados a chocar y hacerse daño, han sido alcanzados de pleno por la neurosis y el desequilibrio emocional -y mental, en el caso de ella- haciendo que una parte de su subconsciente disfrute de ese dolor que los aferra cada vez más pero a la vez los obliga a herirse entre ellos, tanto como para transformar el sexo (literalmente) en un instrumento de castigo.

200633

No son dos extraños que acaban de conocerse en un bar tras tantearse en un foro de citas a ciegas y se vomitan mutuamente la mierda arrastrada por relaciones anteriores sino que llevan 8 años acumulando rencor, odio, resentimiento y una mentira que les explotará en la cara cuando Paula le formule a Alex una sencilla pregunta.

¿Qué es lo que no te gusta de mí?

maxresdefault

Cuinant es un vademécum de puñaladas sentimentales tan certero, personal y perfeccionista que no recuerdo haber disfrutado en muchísimo tiempo de un derroche actoral tan generoso y fluido en términos estrictos de química interpretativa. Chus Pereiro y Miquel Sitjar se imbuyen de cabeza en sacar uno lo mejor del otro y crear una cúpula irrompible de pura sincronía dialéctica que otorga a cada reproche e insulto un karma especial de complicidad, amor y rabia en las dosis justas. No hablamos de un guión cinematográfico al uso sino de un reflejo inclemente y crudo de las relaciones de pareja cuya agilidad narrativa permanece intacta durante 93 minutos en los que te sientes como un auténtico voayeur del sufrimiento ajeno. Un absoluto y magistral ejercicio de realismo conyugal tan descarnado y sincero que puede llegar a molestar.

33280

Antonio López

Antonio López

"Pregúntame por las películas que quieras salvo las que no conozco, de esas no he visto casi ninguna."
Antonio López
It's only fair to share...Share on Facebook19Tweet about this on TwitterShare on Google+1Print this pageEmail this to someone

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.