Close to the Enemy: El ocaso de un genio

Stephen Poliakoff es uno de los guionistas británicos mas importantes de las últimas décadas, multigalardonado hasta por la Reina de Inglaterra, pero su último estreno “Close to the Enemy ” es una muestra inequívoca de que su estrella empieza a declinar y el gran pulso narrativo que nos demostró en su última miniserie “Dancing on the Edge” lo está perdiendo de forma preocupante.

Ambiciosa y arriesgada como todas sus obras, “Close to the Enemy ” no consigue hacernos entrar en ningún momento en la historia debido principalmente a la actuación de su protagonista Jim Sturgess, que pésimamente dirigido por Poliakoff ( que siempre ha sido mejor guionista) se carga sólito toda la historia, como os vamos a explicar a continuación

Ficha: Close to the Enemy 7 ep 60 min .  Nov 2016-Dic 2016 . Idioma: Ingles subs español. Cadena: BBC2 ( UK)

La trama :
Callum Ferguson es un ingeniero que ha estado destinado a los servicios de espionaje británicos durante toda la II Guerra Mundial. Al final de la guerra y cuando solo le queda una semana para licenciarse, recibe una última misión que consiste en convencer a un brillante ingeniero alemán que han traído a la fuerza a Londres junto con su hija pequeña, para que trabaje para el Reino Unido, con el objetivo de conseguir el primer motor a reacción para aviones.

Su misión se llevará a cabo en las instalaciones de un lujoso hotel en pleno proceso de restauración tras los numerosos daños que sufrió durante los bombardeos alemanes, un lugar de paso donde coexisten una fauna bastante variopinta de personajes con pasados mas o menos turbios todos ellos vinculados a la finalizada contienda mundial.

Para abrir boca os dejo con la promoción de la BBC para su estreno.

Las cosas se empiezan a complicar con la aparición del hermano pequeño de Callum, Victor, un chico muy inestable tras luchar varios años en la guerra, al que da vida Freddie Highmore, bastante popular por su paso por “Bates Motel”.

La miniserie se estructura como una partida de ajedrez entre los dos ingenieros antagonistas, con el resto de los huéspedes del hotel como piezas secundarias de la partida que van teniendo su importancia en el transcurso del juego, con la niña pequeña como una especie de comodín para el que consiga ganársela y con ella a su codiciado padre.

El problema estriba en que toda  estructura se hunde si los cimientos no son sólidos y en este caso ni August Diehl (izq) que da vida a Dieter, el ingeniero alemán, ni sobre todo Jim Sturgess dan el mínimo requerido para una obra de este calibre.

El caso de Sturgess es para una tesis doctoral de como se puede hacer tan mal un personaje, empezando por su actitud y tono chulesco y perdonavidas mas propio de un rebelde rockero de vía estrecha, que de un personaje que se codea con la alta sociedad británica de la posguerra, siguiendo por su imposibilidad de mantener el cuello recto cuando habla ( der foto) , soltando sus frases desde un escorzo continuo que me sacaba de mis casillas cada vez que lo veía y eso era en casi todas las escenas.

Si a los “esfuerzos” de Sturgess le añadimos el hecho de que la trama no fluye adecuadamente en ningún momento, enrevesada sin necesidad y con muchos personajes secundarios de relleno, por lo que al final no sabemos si estamos ante una historia de espionaje, una comedia romántica, un fresco costumbrista o una trama de psicópata suelto, tal es el mejunje que hace Stephen Poliakoff que no deja nada claro lo que quiere y hacía donde va.

La presencia de grandes actores en papeles secundarios como el ubícuo Alfred Molina o la americana Angela Bassett (American Horror Story) , junto a personajes populares como Alfie Allen (el sufrido Theon Greyjoy en Juego de Tronos), nos tiene mas o menos distraídos, pero no es suficiente para salvar del naufragio, una miniserie que ha sido vapuleada de lo lindo por los medios británicos, en este caso considero que mas que justamente.

A priori una obra de Stephen Poliakoff, ambientada en el pasado y con un gran reparto suele ser sinónimo de una obra de calidad, pero en esta ocasión y por las razones que os he indicado la racha se ha roto.

En estos casos como siempre la última decisión es vuestra a partir de lo que habéis visto en el artículo, ya que tiene algunos elementos interesantes siempre y cuando Jim Sturgess no esté en la pantalla. Os dejo con el trailer oficial de su estreno en los EEUU a finales del año pasado

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.