Cinderella Man, la autosuperación en la vida

En poco más de tres semanas he visto tres películas sobre cómo los estadounidenses rinden homenaje a sus leyendas. The Normal, con Robert Redford, Gods and Generals, con Jeff Daniels, Stephen Lang y Robert Duvall, y Cinderella Man. De las tres, dos son de temática deportiva y la segunda de temática bélica. cinderella06

Cinderella Man, dirigida por Ron Howard (The Da Vinci Code) y protagonizada por Russell Crowe (The Gladiator), Renée Zellweger (Chicago) y Paul Giamatti (Ironclad), se basa en la vida del boxeador James J. Braddock en un momento en el que sufre los efectos de la crisis del 29. Este deportista se hizo famoso por ganar peleas contra pronóstico, de ahí el apodo que le pusieron de Cinderella Man: el Ceniciento.

Primero vemos cómo es su carrera, un boxeador difícil de tumbar (solo fue derrotado por K.O. en dos ocasiones) y eso le catapultó para disputar el campeonato de semipesados. Pero una lesión en su muñeca derecha hizo que perdiera la licencia para boxear y en plena crisis lo perdió casi todo. Solo salvó a su familia, su mujer (Renée Zellweger) y sus tres hijos. En esa situación y ante la imposibilidad de combatir encontró trabajo en el puerto durante seis largos años. Ahí se rehabilitó la muñeca y pudo conseguir otra vez la licencia. Pero era viejo y su técnica era poco vistosa, pero era físicamente muy resistente y ahí residía su baza. Eso le permitió ganar combates hasta que Max Baer (Craig Bierko) un boxeador con una derecha demoledora, se fijó en el para disputar el campeonato de les pesos pesados. Donde Braddock venció por puntos.cinderella03

De esta película se puede ver un sinfín de detalles sobre cómo era este hombre. En los combates era tenaz, físicamente poderoso y muy listo, supo cómo vencer a Max Baer. Fue un buen padre de familia, podemos ver un par de escenas con sus hijos en el momento de la depresión que enternecen mucho. cinderella01Primero da su porción de carne a su hija mayor y después sin dar broncas a su hijo hace que devuelva un salchichón a un tendero y que hará todo lo posible para que no los separen. También vemos como Joe Gould (Paul Giamatti), representante y entrenador de Braddock, y su esposa (Linda Kash) tienen que aparentar que viven bien pero que están casi igual de arruinados y que en esa época, cuando no hay dinero te lo quitan todo y no hay sentimientos que valgan. Solo hay una solución volver a ganar dinero.

Al final de la película observamos los escritos que facilitan qué le pasó después de ese combate. Cinderella ManJ.J. Braddock siguió peleando pero perdió el título y en vez de seguir en el ring se retiró sabiamente se retiró, participó en la II Guerra Mundial y fundó una empresa en el puerto de Nueva York. Murió en 1974 mientras dormía.

Me gustó mucho esta película. No solo por la historia de este legendario boxeador y por el hecho de sobreponerse a una difícil situación, deportiva, personal, familiar y profesional. También por ver de vez en cuando algo que se pueda llamar CINE: la fotografía, la narrativa del director con los planos, las actuaciones de los actores, la ambientación de la época…

cinderella04Lo que no me gustó es cómo trataron a Max Baer: como un fanfarrón y cruel, cuando se sabe que fue un buen tipo. Es cierto, no obstante,que en un combate dio su temible derecha que provocó que el cerebro se desprendiera del cráneo causando la muerte de su adversario y Max Baer tuvo que someterse a terapia psiquiátrica para superar el momento. Era caballeroso, amigo de los adversarios y les visitaba después de la pelea y pagó los estudios a los hijos del pugilista que murió en el cuadrilátero.

Carles Arabia

Carles Arabia

El cine te permite viajar por el mundo de la fantasía
Carles Arabia

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.