Fariña: segunda dosis
Mar08

Fariña: segunda dosis

«La hora del lobo es el momento entre la noche y la aurora cuando la mayoría de la gente muere, cuando el sueño es más profundo, cuando las pesadillas son más reales, cuando los insomnes se ven acosados por sus mayores temores, cuando los fantasmas y los demonios son más poderosos.» Tienen en común lobos y narcotraficantes una naturaleza depredadora -aunque recelosa- y una personalidad instintiva pero coordinada. Un ímpetu vehemente, protector y devastador; dual y contadictorio… representación simultánea del bien y del mal. Comparten, además, rasgos arrogantes y carácter desafiante. Para muestra tres botones en forma de secuencias: Arranca el segundo capítulo con una anécdota absolutamente delirante. Imploraba anoche una tuitera, durante la emisión de la serie, que «ojalá la historia del dinero navegando por la calle sea cierta». Pues deseo concedido: tan veraz es que, de hecho, sucedió dos veces. Fariña narra la primera, la que acabó con parte de la fortuna que Laureano Oubiña escondía en el doble fondo de un depósito de agua vencido por el inclemente temporal que azotó Arousa en julio del 82 empapelando las rúas de la zona. Tiempo después, en pleno centro de Vilagarcía ocurría un disparate similar: durante una redada nocturna y mientras los agentes de la policía nacional accedían, escaleras arriba, al cuarto piso de un céntrico edificio, un oficial de aduanas trataba de deshacerse de una enorme cantidad de billetes tirándolos por el inodoro sin caer en la cuenta de que el papel de moneda es waterproof. Literalmente. Esto es, que es resistente al agua y al water. El botín apareció al día siguiente cuando alguien acudió a remediar el atasco de las que hoy son las tuberías más famosas del pueblo. El destacable diálogo -en realidad todos son magníficos- entre Laureano y el inspector evidencia explícitamente esa condición descarada y provocadora con que siempre se han desenvuelto y relacionado estos personajes. Ese «no me diga usted que estoy haciendo el tonto pagándole la residencia a una millonaria» es tan impúdico como ocurrente. El segundo ejemplo tiene también a la lluvia como protagonista categórica. La desesperación de Miñanco al verse incapaz de alcanzar su objetivo le lleva a refugiarse en una fe -oportuna y oportunista- a la que el cura de la parroquia acaba poniendo precio. Es aquí donde la ficción de Bambú vuelve a resumir en una anécdota lo que en realidad sucedió en dos momentos y a dos personas diferentes: Sito pordioseó al religioso que la procesión del Carmen se aplazase hasta el día siguiente para poder terminar con éxito su operación. Llegado a este punto es necesario, para entender la solemnidad de la petición, tomar...

Read More
Fariña: todos enganchados
Mar02

Fariña: todos enganchados

«Detrás de toda gran fortuna siempre hay un crimen» Honore Balzac Estrenada con la urgencia de no descuidar la obsequiosa promoción cortesía de dos de sus protagonistas: uno en huelga de hambre y otro en huelga de vergüenza, Fariña -la serie- ha significado uno de los mejores comienzos televisivos de los últimos tiempos gracias al retrato de la profunda decadencia económica y cultural que Galicia padecía y padeció durante largas décadas. La estampa paisajística que este primer capítulo esboza, lejos de caer en la habitual diplomacia, siempre encubridora de lo acusable y censora de lo imputable, consigue retratar un entorno de miseria que los gallegos estaban habituados a esquivar gracias a la emigración y para el que el contrabando representó una alternativa. Una alternativa asumida y aceptada, generalizada y frecuente. Poco justificable en muchos casos y absolutamente amnistiable en otros tantos. La presentación de los personajes y de sus circunstancias se hace desde/con una mezcla de generosidad y franqueza muy seductoras, donde las líneas de la magistral adaptación del guión (con insignificantes matices en forma de cambios de nombre de algunos personajes -Roque se llamaba Ramiro- y de localización -Cambados por Corrubedo-) perfilan las cautivadoras personalidades de ese grupo de delincuentes que convirtieron Galicia -en concreto la zona de El Salnés- en la cuna del narcotráfico europeo. Grandioso acierto de casting, y grandioso acierto de tono que, a buen seguro se ennegrecerá gravemente después de esta benévola introducción. Promete el capítulo dos, y a partir de ahí los sucesivos, un increscendo dramático que destape la indigencia moral de los grandes clanes que introdujeron la droga por una constitutiva cuestión de poder, así como de los tan asequibles jueces, fuerzas del orden, banqueros y políticos, siempre dispuestos a dejarse seducir por don dinero. Un increscendo dramático que encontrará su punto álgido en las consecuencias del impacto social que marcó a varias generaciones y que tan rigurosamente mostró el documental Marea Blanca, donde se contaba la historia de toda una generación arrasada por las drogas y el sida, víctimas de la incomprensión popular por desconocimiento. Una realidad social de consecuencias tan desatinadas como que en la misma familia -hablo de la mía sin ir más lejos- se de la discordante situación de que la hermana de mi madre haya fallecido por una sobredosis de heroína en los noventa mientras que una hermana de mi padre se casaba con José Luis Charlín Gama, siendo la pareja, años más tarde, mis padrinos de bautizo. Hasta ese punto han llegado a convivir víctimas y verdugos. Ojalá este capítulo dos, y a partir de ahí los sucesivos, sepan mostrar, de manera veraz y respetuosa, todas...

Read More
Como convertirte en un abogado. Ah, no, en un asesino
Nov20

Como convertirte en un abogado. Ah, no, en un asesino

Nunca deja de sorprender. Esa podría ser la frase que envuelve a esta serie. “Como defender a un asesino” ha emitido su último capítulo, hasta el año que viene, haciendo un winter finale que no ha dejado indiferente a nadie. La actuación sublime de Viola Davis, los giros de guion inesperados y el maravilloso y, en parte, conveniente uso de los tiempos hacen que sea especial. Tienen una forma muy peculiar de usar los flashbacks y los flashfowards. Algo que personalmente me encanta. La trama gira en torno a una prestigiosa abogada que ejerce como profesora en la universidad Middleton, Annalise Keating (Viola Davis). Cada año contrata como becarios a cinco de los estudiantes más brillantes de su clase para ayudarla y trabajar junto a ella en los casos más complejos y espinosos. Los casos con los que tienen tratar son, nada más y nada menos, que homicidios en los que tienen que defender, como el nombre de la serie dice, a asesinos con todo en su contra. La serie utiliza la técnica de tratar la trama de los asesinos del bufete de Annalise, a la vez que cuenta la historia que tienen los personajes protagonistas detrás. Los cinco de Keating tendrán que lidiar con situaciones en las que jamás pensaron que tendrían que trabajar y para eso, tienen a Annalise como profesora y protectora. Si no has visto la serie o no estás al día con ella, aquí empiezan los spoilers y el review. A pesar de la muerte de Wes (Alfred Enoch), Laurel (Karla Souza) decide seguir con el embarazo. Laurel sabe que su padre mató a Wes, por eso cree que tiene la responsabilidad de publicar todo lo malo que ha hecho. Para ello, necesita ayuda de Michaela (Aja Naomi King) y Oliver (Conrad Ricamora), aunque al final los cinco de Keating y Oliver están metidos en el plan. Como es de esperar el plan sale mal, pero antes recapitulemos. Para conseguir los documentos que incriminan al padre de Laurel necesitan acceso a la base de datos donde se almacenan, en Caplan and Gold. Entrarían con la tarjeta de la jefa de Michaela. Para ello cogerían la tarjeta en la fiesta de Caplan and Gold y después incriminarían a Simon, el compañero más odiado y menos relevante de toda esta historia. Simon descubre que algo pasa y encuentra en el bolso de Laurel un arma y el disco duro. Intentan quitarle el arma pero se dispara y le da a Simon en la cabeza. ¿Por qué estos chicos viven en un constante crimen? Más de uno ya se hubiera entregado a la policía por no soportar...

Read More
Frank aprenderá a ser un adulto, Shameless está de vuelta
Nov10

Frank aprenderá a ser un adulto, Shameless está de vuelta

Casi un año ha pasado desde que Shameless terminó su séptima temporada con un final, lo menos, inesperado. Este domingo ha vuelto a la pequeña pantalla con su octava temporada que, por cierto, es muy esperada por los fans. La vida de los Gallagher continúa igual de desastrosa y desestructurada después de la muerte de Mónica (Chloe Webb), su madre. Aunque Mónica es la madre de los Gallagher, nunca ejercido como ello, por lo cual, su inesperada muerte no afecta a los hermanos como debería. De herencia, Mónica les ha dejado a sus hijos medio kilo de meta a cada uno. Si eres seguidor de esta serie desde sus comienzos sabrás que la herencia es algo que poco puede sorprender. Frank (William H. Macy) decide hacer un retiro espiritual para liberarse de la carga que supuso Mónica en su vida, ya que, según él mismo dice, Mónica le robo el chakra cuando se conocieron y lo guardo hasta su muerte, y ahora es libre. Desaparece durante los meses siguientes a la muerte de la que era su pareja, cosa que no es de extrañar. Es habitual en él desaparecer y no volver en largos periodos de tiempo. Cuando vuelve, cree que pidiendo perdón de, al menos, las cosas que ha hecho estos años (que no son pocas) y que recuerda, conseguirá ser el adulto responsable que nunca ha sido. Todos sabemos que no conseguirá su cometido y terminará, como siempre, metido en algún lio del que sus hijos deberán sacarle. Por otro lado, Fiona (Emmy Rossum) quiere alquilar el estudio del edificio que compró. Sigue trabajando en Patsy´s y buscando sexo en Tinder. Aunque al comienzo del capítulo quiere buscar a alguien que le de algo más que sexo, no sabemos si lo conseguirá. Fiona no quiere saber nada de la “herencia” que su madre le dejó, por eso, en el funeral guarda su medio kilo de meta en el ataúd de Mónica. Conoce a una vecina del edificio con la que parece tener algo de feeling, o eso es lo que pretenden mostrar. Veremos a donde nos lleva esta historia… Debbie (Emma Kenney) tiene trabajo en un parking recogiendo los tickets para poder dar de comer a su hija, Frannie. Al mismo tiempo hace un curso de soldadura mientras Neil se queda cuidando de la niña. Su hermano pequeño (Ethan Cutkosky) ya ha vendido su meta y con el dinero compra material para su futuro empleo. Si Debbie sigue ese ritmo de vida no sé qué será de ella. Debbie parece que sigue los pasos de la Fiona de las primeras temporadas, la que trabajaba y cuidaba a...

Read More
American Gods: bienaventurados los creyentes
Jun29

American Gods: bienaventurados los creyentes

Si mezclamos a Bryan Fuller, Neil Gaiman, unas cuantas dosis de surrealismo, sexo, violencia, lecciones de mitología universal, algunas gotas de terror clásico, sangre, más sexo con todas las ganas del mundo de producir rechazo en el sector más conservador de la audiencia televisiva, ¿qué obtenemos? Correcto: American Gods, la adaptación a la pequeña pantalla de la novela escrita por el padre de Evermore, Sandman, Stardust y Coraline. La primera temporada ya ha echado el cierre dejando, con toda seguridad, más preguntas que respuestas en las mentes del público, y es que este plato tan sobrecargado que en ocasiones parece vacío y carente de fondo no es de fácil digestión. Imagina que estás en prisión. Imagina que, pocos días antes de conseguir por fin la tan ansiada libertad, te llega la noticia de que tu mujer ha muerto en un accidente de coche mientras le hacía una mamada a tu mejor amigo. Imagina que, al salir, un misterioso hombre de mediana edad se te acerca y te ofrece trabajo. Imagina que a partir de ahí, tu idea del mundo, qué es real y qué no, la vida y el funcionamiento del universo se van al garete, por decirlo fino. Eso es lo que le ocurre a Sombra, un tío normal con una vida mediocre al que un día dicha vida escapó de su control, y cuando parecía que por fin iba a recuperarlo, ésta se ve retorcida, machada, doblegada, masticada, escupida, pisoteada y pateada a una nueva dimensión existencial. Sombra, de manera similar a como ocurría en la novela, no es más que el reflejo del propio espectador en este nuevo viejo mundo que no deja de sorprender y desconcertar con cada nueva secuencia. Su función no es otra que la de dejarse llevar, y esa es la clave principal para poder disfrutar de estos dioses americanos. No cuestionar, no preguntar, simplemente dejarse llevar, y es que American Gods no sigue una estructura estándar de serie de televisión (sin llegar, ni mucho menos, a la brillante majadería y demencia absoluta que está siendo la tercera temporada de Twin Peaks). Sí, obviamente hay un hilo conductor principal, pero son tantas las bifurcaciones que resulta fácil perderse y difícil asimilar toda la información. El gran culpable es sin lugar a dudas el señor Fuller, quien parece no tener miedo de nada y decide pasarse por sus partes lo que pueda opinar el público en general. Para él la censura es un término caduco, arcaico, y más de uno se habrá llevado las manos a la cabeza por las imágenes, ideas y temas que encontramos en American Gods. Y me alegro por ello....

Read More
The Leftovers: La serie más rompedora que los últimos tiempos nos ha dejado
Jun07

The Leftovers: La serie más rompedora que los últimos tiempos nos ha dejado

Ya no queda claro lo que es una obra de culto. Ya no queda claro qué es lo que hace que una serie pase a la historia: audiencias, originalidad, personajes, tramas y diálogos, estética, ¿todo ello? En un mundo donde la saturación está por encima de todo, donde el cúmulo de series no da ni para el que tenga vidas múltiples, destacar ya no parece tener el mismo significado que antes. En una época donde el carro de las series domina los medios y se habla de edad gloriosa, la sensación de homogeneidad no deja de desaparecer; se mantendrá una cierta calidad porque se sabe lo que el público busca y se le da adornado con diferentes capas, pero las bases de todas las plataformas no desaparece. Por ello, llamar verdaderamente la atención haciendo algo diferente es muy difícil, y por eso quiero pensar que The Leftovers ha sufrido esa bendición/maldición, y que como en la auténtica era dorada de la series, aquella que encabezó prácticamente en solitario la HBO en la década del 2000, el tiempo le dará su recompensa, entrará en el puesto que se merece y se echará la vista atrás con cierta nostalgia y la sensación de no saber cómo algo así no funcionó. De todas las cosas que ha supuesto la serie The Leftovers para los valientes que la siguieron desde el principio (no fui de esos), una imprescindible sería ver la redención de su creador principal, Damon Lindelof. El cabecilla de Lost (omitiremos decir Perdidos para no ofender a los puritanos) defraudó tiempo atrás después de conseguir que la serie de la ABC se situara como referente indiscutible con sus primeras dos temporadas (en especial  la primera, para qué negarlo) en, de nuevo, esa auténtica era dorada de las series. Consiguió mayores audiencias después, y consiguió nuevas tramas y nuevos giros que muchos anhelaban y otros (servidor) aborrecían viendo ya que no había realmente nada nuevo en verdad, que se mareaba la perdiz más de la cuenta y las respuestas se darían cuando se hartaran sus creadores. Pero con The Leftovers Lindelof pareció encontrar por fin un producto a su medida con el que experimentar y dar rienda suelta a su imaginación, aunque eso no fue fácil ni perfecto al principio. Porque la premisa que nos vendieron no era realmente completa. La serie basada en el libro de Tom Perrotta, su co-creador, anunciaba en su sinopsis la desaparición simultánea del 2% de la población mundial, un porcentaje a simple vista pequeño pero que suponía un gran impacto para todas las personas que vieron desaparecer en un instante a sus seres queridos delante de...

Read More
Kong: el rey ha vuelto
Mar13

Kong: el rey ha vuelto

En 2014, Gareth Edwards fue el responsable del renacimiento de la franquicia de kaijus más importante de todos los tiempos con la irregular Godzilla,una superproducción que intentó revitalizar el género con un acercamiento más terrenal y humano al que nos tienen acostumbrados las películas de monstruos gigantes. A pesar de ser un trabajo soberbio en muchos aspectos, esa Godzilla cometió el gran fallo de relegar al monstruo japonés a un segundo plano, colocándolo por detrás de la historia de un aburrido soldado que intentaba reunirse con su familia en medio del caos, además de desaprovechar el papel de Bryan Cranston y contar con un Ken Watanabe cuyo único objetivo era poner cara de asombro en cada una de las escenas que aparecía. Eso, y bautizar a “Gojira”. Era solo cuestión de tiempo que una productora, en este caso Warner Bros, hiciera pública su intención de realizar un universo cinematográfico alrededor de esas figuras descomunales que destruyen ciudades con cada paso que dan. De ahí nace Kong: la Isla Calavera, una película que forma parte de este recién nacido kaijuverse (donde también «vive» el Godzilla de Edwards), y que supone la segunda aparición del mono en este siglo XXI tras la excesivamente larga King Kong de Peter Jackson. Y se puede afirmar que todos los errores cometidos por los anteriores trabajos han sido subsanados. Jordan Vogt-Roberts tiene bastante claro lo que el público espera en una película de este tipo: ver todos los monstruos posibles repartiendo palos a diestro y siniestro. A diferencia del trabajo de Edwards, donde nos ofrecía pequeñas secuencias en las que Godzilla apenas se dejaba ver y que terminaban por ponernos de los nervios, en Kong la estrella es ese mono que desde el primer minuto deja patente que él es el rey de la isla. La historia y el extenso reparto, repleto de actores de primer nivel que se ponen en la piel de personajes totalmente prescindibles (con la excepción de un magnífico John C. Reilly), son simples excusas para transportarnos y acompañarnos a una isla desconocida poblada por extrañas y terroríficas criaturas donde el rey mono se encarga de mantener el orden. Con un ritmo trepidante, el largometraje no da un solo minuto de respiro, y a pesar de algunas secuencias un tanto extrañas en cuanto a desarrollo y edición, lo que de verdad importa, esas set-pieces protagonizadas por la fauna de la Isla Calavera, son espectaculares en todos los niveles. Es imposible contener a ese niño pequeño que llevamos dentro y no emocionarnos al ver a ese monstruo más alto que montañas poner ley y orden en su territorio. Kong: La Isla Calavera es...

Read More
Logan: un adiós agridulce
Mar11

Logan: un adiós agridulce

Han pasado casi 17 años desde que Hugh Jackman se convirtió en Lobezno en aquella lejana X-Men, una de las películas que plantó la semilla de lo que se terminaría siendo el actual boom del género de los suerphéroes en la gran pantalla. 17 años en los que han conseguido exprimir a un personaje que a priori no da mucho de sí, pero que ha terminado convirtiéndose en uno de los favoritos del público y en los que ha compartido pantalla con un Patrick Stewart igual de memorable en la piel de Charles Xavier. Ellos dos son sin lugar a dudas los principales responsables (junto a Ian McKellen) del tremendo éxito que ha tenido la saga de los mutantes, y es que la química entre el profesor y el alumno rebelde ha sido siempre uno de los puntos fuertes de las producciones de Fox. Logan supone el adiós del héroe de las garras, un adiós que ya se anticipaba agridulce en cuanto a tono y que prometía elevar el género de los superhéroes un par de escalones más, como ya lo hiciera en su momento la trilogía de Batman de Christopher Nolan. Lo cierto es que casi lo consigue. Las películas del “universo X-Men” siempre se han caracterizado por lo mismo: su irregularidad. Es realmente sorprendente como los largometrajes de la casa Fox son capaces de lo mejor y de lo peor con pocos años de diferencia, siendo los ejemplos más claros X-Men 2 y X-Men: La decisión final. Mientras que la primera está considerada una de las mejores producciones de capa y spandex de la década pasada, la otra es la entrega más lapidada de toda la serie. Logan se aleja de todos esos trabajos, ofreciendo un tono que la acerca más al western clásico con toques de road movie y slasher, presentándonos una historia que se olvida de casi todos los mutantes secundarios y se centra en la relación entre un Lobezno más agrio que nunca y un profesor X machacado por el paso del tiempo. El argumento es una simple excusa para volver a juntarlos y ofrecernos algunos de los mejores momentos de estos dos personajes, y es que el corazón de la película está en sus protagonistas, no en su historia. Uno no puede evitar sonreír al verlos compartir planos e intercambiar frases, y es que esos dos héroes magullados han crecido y envejecido delante de nuestros ojos. La sobriedad del guión contrasta con unas escenas de acción un tanto aburridas pero en las que Jackman saca toda la rabia que lleva dentro; la furia que transmite y lo visceral de las imágenes que nos ofrecen compensan una...

Read More
Serial Experiments: Lain – Present day, present time
Ago19

Serial Experiments: Lain – Present day, present time

El siglo XXI: la era de la tecnología. Millones de personas sentadas frente a una pantalla viviendo una vida paralela en un mundo llamado Internet; chateando, leyendo, viendo películas y series, o escribiendo, como estoy haciendo yo ahora mismo, frente a una pantalla. Serial Experiments: Lain es producto de esta nueva era tecnológica que era cada vez más evidente en el año que la serie vio la luz: 1998. Lain, personaje principal de este opresivo anime dirigido por Ryutaro Nakamura, es el puro reflejo de esta nueva sociedad que ha nacido de forma tan intensa y repentina; incomprendida por una familia y amigos que no la entienden, que no le prestan atención; incomunicada en un mundo dominado por postes de electricidad que lo conectan todo. El único refugio que le queda es Wired – nombre para Internet en la serie que hace más hincapié en ese mundo conectado -, en el que entrará en un círculo vicioso que le hará difícil diferenciar qué es el mundo real y qué no. Nakamura consigue que nosotros tampoco podamos diferenciar qué es real o no mediante imágenes irreales que no corresponden al mundo lógico – sombras imposibles, personajes duplicados -, un montaje enloquecido que desplaza a sus personajes de un lugar a otro sin ton ni son e inesperadamente, imágenes hipnóticas que se repiten constantemente o líneas de texto que aparecen en pantalla sin aparente significado. En resumen, utiliza la falta de presupuesto de la manera más inteligente posible y lo convierte más en una virtud que un defecto, y esta amalgama de situaciones no cohesionadas acaban siendo el máximo reflejo del estado mental de Lain, personificación de la soledad del adolescente que se encuentra más cómodo y acogido en un mundo impersonal, su propia realidad. Lain, que ni siquiera sabe quién es realmente, intenta descubrirse a ella misma y a su mundo en cada capítulo de los 13 que componen la serie, y cada capítulo es una capa más profunda en la que la protagonista principal se va adentrando sin saber qué va a encontrar. Religión, sociedad o amor son varios de los conceptos que se estudian a través de una mirada subjetiva muy crítica y cautelosa sobre lo que nos depara: la omnipresencia de las tecnologías en nuestra vida, la posibilidad de una conciencia colectiva hiperconectada. Por desgracia, una trama enrevesada y conspiranoica, supongo que pensada para entretener o explicar más ideas de forma sencilla para no arriesgar el producto final, y diálogos demasiados explicativos que sabotean el hermetismo de la obra – nada nuevo en el mundo del anime, a fin de cuentas – empañan un poco el resultado...

Read More
Juego de Tronos: magnífica sexta temporada
Jul08

Juego de Tronos: magnífica sexta temporada

Y una más que se nos va. La espera siempre es tan larga como la llegada de invierno a Poniente, pero una vez empiezan los capítulos, Juego de Tronos termina tan rápido como el tiempo que un par de tetas tardan en aparecer en cualquiera de sus episodios. No eran pocos los que dudaban de la capacidad de David Benioff y D.B. Weiss de volver a engancharnos al sofá tras una quinta temporada un tanto aburrida e insulsa, sin contar además con el hecho de que la producción de la HBO ya ha superado a las novelas de George R.R. Martin, una herejía para los seguidores más puristas, pero para sorpresa de propios y extraños, “D&D” han conseguido cumplir con lo anunciado: esta sexta temporada es la mejor que han realizado hasta la fecha. Es posible que esto sea a causa de la falta de libro con el cual guiarse; al fin y al cabo, el autor estadounidense desarrolla la historia a la misma velocidad que escribe. Con esto no estoy desmereciendo las novelas, pero sí es cierto que el pulso narrativo del papel es diferente al de la pantalla, y al final la “carencia de una guía literaria” (entrecomillado puesto que, como es bien sabido, Martin tiene toda la estructura argumental diseñada, tan solo le falta pasarlas a las hojas) han hecho que esta nueva entrega sea la más dinámica y entretenida, atando muchos cabos que habían quedado un tanto sueltos en años pasados y ofreciendo así una serie de capítulos mucho más sólidos en los cuales, y esto es lo más importante, el nivel de conflicto y tensión iba escalando semana tras semana. Uno de los personajes más beneficiados ha sido, sin duda alguna, Daenerys. Voy a ser honesto: hasta ahora, la Madre Dragón me resultaba un tanto insoportable; sus acciones y decisiones parecían más propias de una niña malcriada que hacía lo que quería por creerse superior a los demás; tal vez esto sea así a causa de que no han sabido plasmar sobre la pantalla lo que describían los guiones, o puede que las cualidades interpretativas de Emilia Clarke, inversamente proporcionales a la simpatía que despierta entre sus seguidores, no transmitieran esa imagen de conquistadora “justa” que intentaban vendernos. En cualquier caso, por fin podemos ver a esa reina fuerte, valiente y atrevida, algo que hasta la fecha solo parecían percibir los personajes a su alrededor, no así los espectadores. Sansa es otra que ha conseguido darle la vuelta a la tortilla. La antes atormentada y deprimida pelirroja de Invernalia ha crecido de manera exponencial hasta convertirse en una joven decidida, capaz de dejar a un lado su...

Read More
Arrow: A la cuarta tampoco va la vencida
Abr10

Arrow: A la cuarta tampoco va la vencida

Vienen siendo cerca de 3 temporadas y media -la cuarta y última ha rebasado ya su ecuador- las que llevo observando las correrías nocturnas del arquero y ex-multimillonario Oliver Queen pegando piruetas y dando saltos por los tejados de cartón piedra de Starling City, y sigo sin encontrar algo parecido a un actor verosímil en la acartonada expresión del rudimentario Stephen Amell, el musculoso jamelgo que le da vida. En Arrow todo está sujeto a cambios, el vestuario del protagonista que varía cada temporada, el equipo de héroes que le ayuda a combatir el crimen, el diseño de su guarida secreta y hasta la condición sobrenatural de algunos de sus nuevos enemigos. Nada ni nadie en Arrow se libra de los posibles giros de guión ni de los cambios en el tono del programa salvo la impenetrable expresión de piedra de su protagonista, tan dura e inamovible como sus abdominales. De entrada tampoco es necesario ni se le pide a un serial de evasión como éste un despliegue abrumador de interpretaciones, o no urge tanto al menos como poder conectar con la empatía de los fans del cómic original. Los guionistas Greg Berlanti y Andrew Kreisberg enganchan a un público adolescente granjeado de antemano por el target juvenil de los contenidos del canal donde se emite la ficción del arquero esmeralda, la estadounidense CW Network. La asimilación progresiva de elementos y personajes secundarios provenientes del material adaptado corre a cargo de la colaboración de otro nombre habitual en las colecciones y series animadas de DC Comics, Geoff Johns. O al menos así fue durante las dos primeras temporadas. Al principio la fórmula era sencilla y funcionaba. Aprovechar el tirón comercial de la bat-trilogía de Nolan e imitar su look oscuro y realista para borrar de un plumazo el colorismo naif de Flecha Verde durante su paso por Smallville. La premisa de la nueva serie era convertir a Oliver Queen en un justiciero chapado a la antigua, un matón de pocas palabras que aplicaba la justicia del ojo por ojo recurriendo casi siempre a la violencia extrema. Arrow nació con un tono deliberadamente negro y adulto que capítulo a capítulo lo convirtió en una ineludible cita semanal con el relato de venganzas más puro y auténtico. La aceptación general del público y los buenos índices de audiencia jugaron en contra del encapuchado de Starling City. La posterior necesidad de acrecentar aún más el número de seguidores ha degenerado en una sutil infantilización de las aventuras de Oliver Queen. No existiendo ya la premisa argumental de una vendetta para acabar con los enemigos de su padre muerto, el hombre bajo la capucha verde se convierte...

Read More
Legends of Tomorrow: la pequeña Liga de la Justicia
Feb03

Legends of Tomorrow: la pequeña Liga de la Justicia

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes a los episodios 1×01 y 1×02 de DC’s Legends of Tomorrow. DC’s Legends of Tomorrow por fin ha llegado a nuestras pantallas para deleite de todos los amantes de las series de superhéroes. Tras meses de material promocional y presentaciones de los personajes en las series hermanas de Arrow y The Flash, el equipo más variopinto de la actualidad destinado a salvar el mundo ha empezado pisando fuerte en su doble episodio piloto, dos capítulos que no solo sirven para introducir la historia, sino que además nos ofrecen un vistazo al tono que tendrá la serie y lo que podemos esperar de ella. No es fácil sacar adelante una producción que cuenta con un elenco del tamaño de ésta, y aunque todavía quedan algunas cosas por pulir, algo normal teniendo en cuenta que la fiesta acaba de empezar, podemos decir que Berlanti y compañía van por el buen camino. Rip Hunter, un Maestro del Tiempo, decide reunir a un grupo de héroes y no tan héroes para cambiar el curso de la historia y evitar que Vandal Savage, supervillano inmortal a quien ya presentaron en The Flash y Arrow, conquiste el mundo. Legends of Tomorrow no pierde el tiempo y ya en el primer episodio suelta un latigazo: Rip ha engañado al equipo entero al hacerles creer que en el futuro son recordados como leyendas; en realidad, la elección de cada uno de los integrantes de esta pseudo-Sociedad de la Justicia se basó en el hecho de que todos son completamente prescindibles para la continuidad y estabilidad de la línea temporal. No es solo que en el futuro no sean leyendas, sino que ni siquiera se los recuerda. Esto sirve como punto de inflexión para los tripulantes de la Waverider, nave que les permite viajar en el tiempo, al ofrecerles un motivo de mayor peso que el inicial para abordar la misión: la opción de reconducir sus vidas y convertirse en auténticos mitos. A pesar de la cantidad de personajes que intervienen en la historia, el equipo de guionistas ha conseguido en esta hora y media introductoria equilibrar la balanza de forma milimétrica. Cada uno de ellos son pequeños engranajes de igual importancia y dimensión dentro de la maquinaria, algunos mejor aceitados que otros, pero sin que ninguno dé la sensación de ser puro relleno. Todavía menos después de la muerte de Hawkman. Sí, los Hawks han sido hasta el momento el punto más débil de la serie; es posible que esto sea debido a la floja introducción que tuvieron en sus primeras apariciones, pero ninguno de los dos terminan de convencer como ejes centrales de la...

Read More
Supergirl: sí, pero no
Ene07

Supergirl: sí, pero no

[ESTA ENTRADA CONTIENE SPOILERS DE SUPERGIRL HASTA EL EPISODIO 1X09]  Lamentablemente no he podido mantener el ritmo de reviews semanales de Supergirl, aunque no rechazo la idea de retomarlos en un futuro cercano. Aún con todo, he seguido la serie semana a semana, y aprovechando el regreso de la superheroína a la CBS tras el parón navideño, he considerado que es hora de ponernos al día con la crítica.  La historia de Kara tiene puntos fuertes y puntos muy flojos. Tiene personajes con encanto, pero al mismo tiempo faltos de personalidad propia más allá del tópico. Cito los personajes como referencia, pero lo cierto es que esto es extrapolable a muchos otros aspectos. A pesar de todos sus intentos por ser distinta, puede dejar muy frío al espectador. Y pese a ello, sigue teniendo potencial, y poco a poco parece que va aprendiendo. Insisto en el «parece». Si bien el midseason finale de diciembre nos dejó con un par de giros interesantes, el regreso ha sido cuanto menos decepcionante.  En la primera mitad de la temporada parecía que Kara empezaba a despegar, asentando a su equipo en la base «secreta» de CatCo y trabajando en superarse. Incluso parecía que le daban menos tiempo moñas en pantalla con James Olsen y sus discursos cursis. Pero por adorable que sea la kryptoniana, sigue rozando lo absurdo. Por fuerte que sea, parece que siempre tiene que tener un punto de «pringada», de inocente. Sin excepción. Y lo que necesitaba el mundo de cómics era a una mujer poderosa y protagonista absoluta, alguien que rompiera moldes. Una protagonista como la de Agent Carter, pero con poderes. No que se amoldara de mala manera a los tópicos. Porque Supergirl no está hecha para ser una «serie para chicas», sino para cursis, al menos la mayor parte del tiempo. A pesar de estrenarse más tarde, Jessica Jones, de Marvel, se ha llevado la palma de cabeza en lo que respecta a series con superheroínas como protagonistas. Tiene lo que le falta a Supergirl, aun siendo un personaje radicalmente opuesto a Kara Zor-El, el personaje de la ficción de Netflix tiene CARÁCTER. Y un buen villano, para empezar. Supergirl lo necesita con urgencia.  El consuelo hasta ahora ha sido que el resto de protagonistas femeninas compensan en mayor o menor medida a la protagonista. Por un lado está Cat Grant (Calista Flockhart), la magnate astuta y con corazón. Cuando en el midseason Grant descubrió la identidad de Kara, parecía que la serie iba a tomar un giro interesante en lo que respecta a esa relación. Sin embargo, han aniquilado por completo ese giro en la trama que...

Read More
Six Feet Under: oda a la vida a través de la muerte
Ene07

Six Feet Under: oda a la vida a través de la muerte

La televisión vive desde hace ya bastantes años su época dorada, y ello ha repercutido de forma positiva en el mundo de las series, surgiendo cada vez más y más, y además muchas de ellas de una excelente calidad cinematográfica. Pero entre tanta oferta actual de series, creo necesario reivindicar la que es a mi parecer la mejor serie que se ha hecho jamás: Six Feet Under (A dos metros bajo tierra, 2001-2005), que marcó un antes y un después en el mundo de la televisión, y de HBO.  Todavía recuerdo lo conmocionado que me quedé con el final de la serie cuando la finalicé hace ya algunos años, pero dejemos el final para el final -y sin spoils, tranquilos-. Empecemos por el opening de la serie. Hoy en día casi todas las buenas series intentan tener una intro memorable, pero Six Feet Under fue de las primeras en crear una verdadera obra de arte audiovisual, acompañada de la música del gran Thomas Newman (conocido sobre todo por sus bandas sonoras de American Beauty, Camino a la perdición o Cadena Perpetua, y que cuenta con 12 nominaciones a los Oscars).  Antes de proseguir, aquí el opening: HBO, tras el reciente éxito de Los Soprano, decidió apostar fuerte por la curiosa propuesta de Alan Ball (guionista de American Beauty), lo que terminó siendo un gran acierto, dado que Six Feet Under se convirtió en uno de los pilares y mayores éxitos de todos los tiempos de dicha cadena. En Six Feet Under, Alan Ball nos invita a conocer a fondo a los miembros de la peculiar familia Fisher, que vive en Los Ángeles y posee una empresa funeraria independiente, anexa a su propia vivienda familiar. La serie se inicia precisamente con la muerte del padre, quedando la familia bastante afectada, y pasando a hacerse cargo del negocio familiar uno de los hijos -un gay que todavía no ha salido del armario- interpretado magistralmente por Michael C. Hall (Dexter). La madre, Ruth -interpretada por Frances Conroy-, es una mujer bastante dominante, y a pesar de estar algo afectada y ser una persona a veces algo inestable, intenta mantener la familia a flote como puede. La hija, Claire -interpretada por Lauren Ambrose-, es una problemática adolescente que consume drogas y lidia con muchos de los problemas frecuentes a su edad. Y el otro hijo, Nate -interpretado por Peter Krause-, es aparentemente el más normal de la familia, pero su novia, Brenda -interpretada por Rachel Griffiths-, y la familia de ésta, están todavía más desequilibrados que su propia familia. En las primeras temporadas, los capítulos suelen empezar con la muerte -muchas de ellas de lo más peculiares- de la persona difunta de la que se hacen cargo en la funeraria. Y de forma paralela a estos velatorios de los que se ocupan, se van desarrollando las vidas...

Read More
Review de Ash vs Evil Dead 1×06: The Killer of Killers
Dic07

Review de Ash vs Evil Dead 1×06: The Killer of Killers

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 1×06 de Ash vs Evil Dead. The Killer of Killers hace honor a su título al ofrecernos algunas de las escenas más brutales que hayamos visto hasta la fecha en las nuevas aventuras de Ash Williams; una auténtica carnicería que supone un deleite para todos los amantes del gore y el cine de serie B que a pesar de lo desagradable que resulta, en ningún momento pierde el sentido del humor. Evil Dead en estado puro. Pero no solo hay sangre y vísceras; este sexto episodio abre unos cuantos interrogantes acerca de las verdaderas intenciones que mueven al personaje de Ruby, a quien vemos desaparecer en los primeros minutos después de enfrentarse a los poseídos restos de El Brujo. Estas dudas surgen por dos frases que proclama el cadáver poseído; en primer lugar la llama “traidora”, para terminar soltando “nunca dejaremos que te lleves el libro para ti misma” en los instantes previos a cogerla y saltar a la pira funeraria, en una desaparición que recuerda un poco a la de Arrástrame al Infierno. A partir de aquí su personaje se esfuma y no volvemos a saber nada de ella, pero teniendo en cuenta lo sucedido podemos aventurarnos a decir que, probablemente, haya sido llevada al infierno (o a su equivalente donde more el Mal). Desde el primer momento había algo en Ruby que no terminaba de encajar, y lo sucedido en este capítulo no hace más que confirmarlo. Amanda, quien la acompañaba, tampoco se preocupa mucho por su desaparición; echa un vistazo por encima para proseguir la “caza” de Ash y compañía, quienes acaban parando en un restaurante de carretera para disfrutar de un buen desayuno. Ésta situación no aporta mucho al conjunto de la historia, pero sí que sirve para desarrollar un poco la relación que mantienen los tres personajes y somos testigos de cómo, tras todo lo acontecido en capítulos anteriores, se tratan como si hubiesen sido amigos toda la vida. Incluso vemos a Ash decirles que meditará sobre la posibilidad de que Kelly y Pablo lo acompañen a la cabaña donde empezó todo, idea que habría descartado rápidamente al inicio de la temporada. El lobo solitario ya no es tan solitario. Es en este restaurante donde todo se pone patas arriba. Después de un intento de seducción increíblemente ridículo por parte de Ash hacia la camarera para escaquearse de pagar la cuenta, Amanda entra al local e intenta llevarse a nuestro héroe como prisionero. En ese momento el Mal hace acto de presencia y nos conduce a una de las mejores secuencias en lo que llevamos de serie. En menos...

Read More
Review de The Flash 2×08: Legends of Today
Dic03

Review de The Flash 2×08: Legends of Today

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 2×08 de The Flash. Imagina coger un cómic de la Liga de la Justicia, colgarlo de la tele y empezar a pasar las páginas. Eso es Legends of Today, la primera parte del “crossover” de este año que continuará con Arrow en Legends of Yesterday. Un episodio cargado de contenido que no deja un solo minuto de respiro y nos presenta a uno de los villanos más vetustos de la historia de la editorial DC, Vandal Savage, quien será el enemgio principal de la próxima Legends of Tomorrow y cuyo objetivo es acabar con la vida de Kendra Saunders, que resulta ser la reencarnación de una sacerdotisa egipcia llamada Chay-Ara, ligada por un amor “eterno” a Khufu, antiguo príncipe egipcio, con quien comparte la maldición de ir reencarnándose vida tras vida para volver a ser asesinados por Savage, cuyo poder crece con cada muerte de los “Hawks”; porque sí, Khufu no es otro que Hawkman. Casi nada. Savage llega a Central City atraído por la presencia de Kendra; tras el intento de asesinato por parte del inmortal, Barry decide que lo mejor que pueden hacer para proteger a la “novia” de Cisco es ir en busca de Oliver y sus amigos para que les echen una mano. Sí, el motivo de la visita se puede coger con pinzas, pero es suficiente para mezclar al Team Flash y al Team Arrow, y eso ya vale. No voy a entrar a discutir el hecho de que Barry revele su identidad a Kendra a los pocos minutos de conocerla; teniendo en cuenta su historial, creo que ya es algo normal en él…excepto con Patty. Pobre Patty. Es agradable ver a Oliver y Barry compartir escenas, y aunque el nivel de relación no está al mismo nivel de bromance que la de Ollie con Diggle, la química que hay entre los dos funciona a las mil maravillas. Corrijo: la química que hay entre el reparto entero. Y es que esa es una de las principales causas por las que tanto Arrow como The Flash funcionan: todos los actores parecen formar una gran familia que disfruta y se divierte con su trabajo. Nuestros héroes aprenden sobre Savage gracias a un par de apariciones estelares de Malcolm Merlyn, quien sale de entre las sombras en un par de ocasiones con el único objetivo de soltar líneas de diálogo expositivo, algo que termina siendo motivo de broma para Barry. Pero no solo el “Team Flarrow” intenta salvar a Kendra: Hawkman hace acto de presencia y la secuestra para explicarle su historia e intentar convencerla de que es la única persona que puede...

Read More
Review The Walking Dead 6×07: ‘Heads Up’
Nov23

Review The Walking Dead 6×07: ‘Heads Up’

Esta semana en The Walking Dead ya no se alarga más la intriga sobre qué es lo qué ocurrió con Glenn tras los acontecimientos del tercer capítulo de la temporada.

Read More
Review de Ash vs Evil Dead 1×04: El Brujo
Nov23

Review de Ash vs Evil Dead 1×04: El Brujo

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 1×04 de Ash vs Evil Dead. Después del ligero traspiés que supuso Books From Beyond, Ash vs Evil Dead nos ofrece unos nuevos 30 minutos cargados de diversión. Comentaba la semana pasada que, después de 3 capítulos de estructura casi idéntica, la serie necesitaba algo ligeramente diferente para seguir manteniendo el interés y, sobretodo, no hacerse repetitiva. Eso es lo que nos trae Brujo, un capítulo donde el gore queda relegado a un segundo plano y explora un poco la cabeza de Ash Williams. Los hermanos Raimi y Bruce Campbell siempre han creído que la mejor manera de seguir adelante con la saga Evil Dead era la de intentar hacer algo divertido a la vez que evitar encerrarse siempre en los mismos patrones que conforman la historia; Brujo, como ya hizo en su época El Ejército de las Tinieblas, se encarga de confirmarlo. A pesar de la familiaridad de los primeros minutos, donde vemos a los “Ghost Beaters” realizando un nuevo viaje en carretera, el capítulo no se demora en coger una nueva ruta. Sabíamos de la existencia de un chamán, tío de Pablo, que al parecer puede ayudar a Ash y compañía a encontrar la respuesta de cómo detener al Mal, y a él acuden nuestros héroes para intentar descubrir qué es aquello que se encuentra dentro de Ashley capaz de derrotar a los demonios. El Brujo (magnífica interpretación de Hemky Madera) le da a nuestro héroe un poco de ayahuasca para enviarlo en un viaje a explorar los lugares más recónditos de su ser, lo que permite que la serie cambie el tono completamente y seamos testigos de algunas escenas hilarantes y, aunque suene extraño, hasta cierto punto entrañables. Y es que a pesar de su actitud chulesca y su imagen proyectada de “super macho” al que nada afecta, podemos ver cómo Ash, en el fondo, tiene un lado romántico. El centro de su felicidad se encuentra en el deseo de visitar Jacksonville, a donde nunca pudo ir después de decidir ir con su novia y amigos a cierta cabaña en el bosque. Este deseo humaniza al personaje, pero incluso en esta situación “el Jefe” no pierde el sentido del humor: “tengo dos manos, ¡necesitaré dos cervezas!”. Pero sin duda alguna el detalle que mejor funciona es la imagen del mapa que nos muestra el recorrido que ha realizado a lo largo de todos estos años, en lo que vemos que ha deambulado por todos lados buscando un sitio donde poder asentarse y estar tranquilo. Mientras Ash visita su mundo interior, Pablo se encarga de construirle una mano robótica a...

Read More
Review de Arrow 4×07: Brotherhood
Nov20

Review de Arrow 4×07: Brotherhood

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 4×07 de Arrow. Brotherhood es un capítulo redondo, sin fisuras; tal vez el mejor emitido de esta cuarta temporada del arquero escarlata. Un episodio que, al menos en esta ocasión, se olvida de construir series paralelas para centrar el foco de atención en los personajes del Team Arrow, ofreciendo a todos y cada uno de ellos algo que hacer y consiguiendo así que no haya un solo minuto desaprovechado. También es la oportunidad de que David Ramsey dé un paso adelante como Diggle, quien hasta ahora no había tenido un papel muy definido en la serie más allá de ser el mejor amigo de Oliver y darle consejos de vez en cuando. Ramsey no solo consigue encumbrarse y conseguir el galardón que me acabo de sacar de la manga de mejor personaje de la semana, sino que además nos obliga a que cuestionemos al equipo de guionistas por no haberle dado la oportunidad de brillar de esta forma en temporadas pasadas. Esto va de hermanos; Diggle descubre que el suyo, supuestamente asesinado por H.I.V.E., está en realidad vivito y coleando, pero no solo eso, sino que se encuentra entre las filas de la organización de Damien Darhk. Esta situación nos conduce a un pequeño enfrentamiento entre Dig y Oliver, que lleva a éste último a confesar a su antiguo chófer su necesidad por creer que es posible escapar de la oscuridad más absoluta para volver a renacer; ése es el principal motivo que lo mantiene de pie y asumiendo el papel de Green Arrow. Además de eso, en esa breve batalla dialéctica somos testigos de cómo Diggle no acepta la opinión de Oliver; en temporadas anteriores él había sido la baliza que los guiaba a todos por la oscuridad, y pocas eran las ocasiones en las que alguien le llevaba la contraria. Ahora la cosa ha cambiado, y es refrescante ver cómo el resto de personajes no se limitan a agachar la cabeza y asentir a cada palabra que él recita. El misterio del hermano de Diggle también sirve para que Laurel reafirme mi idea de hace un par de semanas; su personaje funciona mejor cuando su papel se ve limitado a un segundo plano para escuchar e intentar apoyar a quienes le rodean, algo que hace en esta ocasión al acercarse a Dig para ofrecerle soporte con el tema de Andy. Al fin y al cabo, como ella misma dice, es la mejor cualificada para entender por lo que está pasando al haber vivido en sus propias carnes la resurrección de un hermano. Algo parecido ocurre con Felicity; obviamente el hecho...

Read More
Review de The Flash 2×07: Gorilla Warfare
Nov19

Review de The Flash 2×07: Gorilla Warfare

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 2×07 de The Flash. Enter Zoom nos dejó con un Barry devastado, empotrado en una cama y siendo incapaz de sentir las piernas producto de su primer duelo con Zoom. Gorilla Warfare retoma la historia unos días después, mostrándonos a nuestro protagonista que a duras penas puede dar unos cuantos pasos seguidos y con la moral bastante minada. Pero el principal problema de Barry no es tanto físico, como bien demuestran las pruebas que le realizan y que confirman que no ha perdido sus habilidades y, por lo tanto, su capacidad y velocidad de recuperación son superhumanas; Zoom le rompió la espalda, pero lo que dejó hecho trizas al completo fue su cabeza. Barry duda de su capacidad para ejercer como el héroe que necesita la ciudad, lo que lleva a Iris a buscar un remedio más potente que cualquier sesión de fisioterapia: una buena inyección de confianza por parte de su padre. Sí, Henry Allen vuelve a la ciudad. Es reconfortante saber que Henry sigue estando dentro de los planes del equipo de guionistas, y aunque el peso que tiene en la historia no ha cambiado mucho más allá de servir como inspiración a Barry y transmitirle dosis XXL de confianza, la presencia de John Wesley Shipp es más que bienvenida. Pero él no es el único padre que regresa; Harrison Wells, Harry para los amigos, adopta un papel protagonista en este episodio debido a la reaparición de Grodd, quien secuestra a Caitlin para crear una raza de gorilas superinteligentes que le hagan compañía. Después de que Caitlin lo convenciera de no marcharse a su mundo y trabajar como un euqipo, Wells decide pasar a la acción y adoptar el papel de Eobard Thawne, a quien Grodd consideraba un padre. Ésto no solo nos permite volver a presenciar un par de secuencias brillantes – cuando Barry lo ve disfrazado y va a por él; cuando Harry ensaya con Cisco repitiendo el discurso que Eobard le dio antes de matarlo -, sino que cambia un poco la dinámica de trabajo siendo Barry quien en esta ocasión está sentado en una silla de ruedas detrás del micro. Como bien le dice Joe, no tendrá su velocidad pero sigue manteniendo su cerebro, algo que no está de más que nos recuerden. Obviamente para los últimos minutos Barry ya está plenamente operativo y es el responsable de detener a Grodd. ¿Cómo? Utilizando una de las brechas. Según nos explican, las brechas en Tierra-1 están repartidas en Central City, pero en la Tierra-2 las podemos encontrar alrededor del globo; todavía no sabemos el porqué de éso, y tampoco...

Read More