Michael Ballhaus: Oso honorífico a un gran director de fotografía
Feb13

Michael Ballhaus: Oso honorífico a un gran director de fotografía

Si el año pasado le tocó a Wim Wenders, en esta 66ª edición de la Berlinale el galardonado con el Oso Honorífico es Michael Ballhaus, por su magistral carrera profesional como director de fotografía. Michael Ballhaus es considerado uno de los grandes directores de fotografía de la historia del cine. Y como es habitual, la entrega del Oso viene acompañada de un ciclo Homenaje a él, proyectando durante el festival una selección de diez películas en las que trabajó. Suele ocurrir que nos solemos fijar en el Director de la película, pero no en el resto del equipo que hay detrás de cada película, por lo que a algunos quizá no les debe sonar el nombre de Michael Ballhaus; pero a continuación haré un pequeño reportaje sobre él mediante el cual estoy seguro que bastantes descubriréis que en verdad habéis visto muchas de las películas en las cuales trabajó a cargo de la fotografía. Primera pista con la imagen que sigue. Michael Ballhaus nació en Berlin en 1935, hijo de actores, recibió influencia cinéfila ya desde pequeño, incluso por parte de Max Ophüls que era amigo de la familia. A principios de los años 60 empezó a trabajar en la televisión alemana, y a finales de esa década inició una colaboración con el prestigioso director alemán Rainer Werner Fassbender, que le llevó a ser su director de fotografía fijo e inamovible durante muchos años, colaborando con él en 15 de sus películas. Gracias a dicha colaboración, su gran talento llegó fuera de las fronteras alemanas, y tuvo las puertas abiertas en Hollywood, donde llegó a ser uno de los directores de fotografía más codiciados por directores de gran renombre, tales como Peter Lilienthal, Wolfgang Petersen, Volker Schlöndorff, John Sayles, Robert Redford, Paul Newman, Mike Nichols, Francis Ford Coppola, etc. Pero su relación más fructífera por Hollywood fue seguramente la que tuvo con Martin Scorsese, con quién colaboró por primera vez en 1985 en After Hours (¡Jo, qué noche!). Seguidamente, terminaron haciendo otras seis notables películas juntos: El color del dinero (1986) La última tentación de Cristo (1988) Uno de los nuestros (1990) La edad de la inocencia (1993) Gangs of New York (2002) Infiltrados (2006) A pesar de su sólida y admirable carrera, tan solo fue nominado al Oscar en tres ocasiones, para las películas siguientes: Al filo de la noticia, de James L. Brooks (1987) Los fabulosos Baker Boys, de Steve Kloves (1989) Gangs of New York, de Martin Scorsese (2002) No obstante, tiene el orgullo de haber sido el primer director de fotografía alemán galardonado de forma honorífica en 2007 por el American Society of Cinematographers. Con alrededor de 130 películas de televisión y cine rodadas, en 2014 anunció públicamente su...

Read More
85 años del nacimiento de Néstor Almendros
Nov02

85 años del nacimiento de Néstor Almendros

Tenía un nombre y un apellido que quizás carecían del glamour necesario para ser recordados. Siempre prefirió ponerse del otro lado de la cámara, realizando esa labor imprescindible ignorada la mayoría de las veces. Siempre intentó trabajar con el menor número de elementos posible. Acabó siendo el técnico predilecto para Rohmer y Truffaut. Trabajó en la última película de Rossellini y estuvo en la última entrevista que concedió Chaplin en su casa. Un instituto en Tomares (Sevilla) lleva su nombre; y una calle en Málaga también le guarda recuerdo. Como muchos otros, estuvo en contra de las escuelas de cine. Nunca dejó de usar ni cambió su primer fotómetro comprado en una pequeña tienda en Las Ramblas de Barcelona cuando era joven. Trabajó en Francia, Alemania, Canadá, EE.UU, Inglaterra, Cuba e Italia, por nombrar los más representativos. El COOB le encargó la fotografía sobre los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92, que nunca pudo llegar a realizar. Donó parte de su herencia a la Filmoteca Española, al departamento de fotografía del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) y a la Cinemateca Francesa. Existen dos premios internacionales que llevan su nombre. Sigue siendo un referente mundial para muchísimos directores de fotografía y en nuestro país sigue siendo un desconocido para la gran mayoría, incluso para los que se declaran más cinéfilos. El día 30 de octubre de 2015, Néstor Almendros, probablemente el mejor director de fotografía español que ha existido nunca, hubiera cumplido 85 años. https://www.youtube.com/watch?v=8-6-j-xlBlk Sus inicios: Nacido en Barcelona en el año 1930, pasó no obstante la mayor parte de su vida en el extranjero. Hijo de un reconocido pedagogo llamado Herminio Almendros– que introdujo en el país el revolucionario método pedagógico de Célestin Freinet – y de una maestra llamada María Cuyás Ponsa – forzada a trasladarse a Huelva en 1944 por orden del aparato franquista para el proceso de depuración del Magisterio –, Néstor pasó su infancia junto a sus hermanos refugiado en el cine de evasión que con tanta pasión le mostraban todos sus familiares. Allí empezó a nacer ese amor por el que entonces era el entretenimiento de los pobres. Y allí también debió nacer uno de sus principios básicos como era el de defender ese cine de escape que permitió a muchísimas personas poder sobrevivir a la miseria del día a día que había en esos tiempos; un pequeño salvavidas al que agarrarse durante unas horas para poder soñar. Al finalizar la guerra civil española en 1939, su padre se exilió en Cuba, donde trabajó sin cesar intentando obtener el dinero suficiente para traer a su familia. Cuando consiguió reunir el importe...

Read More