Calle Cloverfield 10 – Torpe obviedad

Allá por 2008 Matt Reeves – bajo el manto de J.J Abrams – estrenó Monstruoso, esa película de terror de metraje encontrado que fue un éxito inmediato. Un monstruo del que sabíamos bien poco y personajes intentando escapar era lo único necesario para que fuera un entretenimiento sin ningún tipo de pretensiones disfrutable. A principios de 2016, en un intento de aprovechar el tirón de la marca Cloverfield y la estimada producción de J.J. Abrams, se estrenó esta película que nos ocupa, Calle Cloverfield 10 (10 Cloverfield Lane), que, como podemos ver simplemente leyendo el argumento, bien poco tiene que ver con la película original, aparte de estar ubicada en el mismo universo.

Ópera prima de Dan Trachtenberg – que ya tuvo su minuto de fama con un corto sobre el videojuego Portal en 2011 -, Calle Cloverfield 10 relata la historia de tres personas encerradas en un búnker para protegerse de una amenaza de la que la protagonista de la obra – una buena Mary Elizabeth Winstead – sospecha no es real. El obtuso hombre que la lleva a esta cárcel, interpretado magníficamente por John Goodman, hace todo lo posible para que ella y el otro personaje interpretado por el siempre correcto John Gallagher Jr. quieran permanecer encerrados y esto les hace dudar constantemente si realmente ocurre algo en el exterior o es todo una invención para perpetrar un siniestro plan.

cloverfield

Esta premisa inicial sienta las bases para un a la postre interesante estudio de personajes que acaba en balde por culpa de la torpe dirección de Trachtenberg que, reiterativo a más no poder, pone las cartas sobre la mesa con excesivo descaro, saturando el uso de planos detalles y los elementos que ofrece la trama en un intento de justificar todo lo que ocurre en la película sin ápice de inteligencia, trocando la obra en un ejercicio obvio, un espectáculo en el que los personajes son meros artificios para que la trama avance hacia su resolución final de la forma más endeble y forzada posible. Por si fuera poco, el guión apenas ayuda para construir mejores personajes, a pesar de que Trachtenberg sí que muestra cierto talento en este ámbito.

Finalmente, un final arriesgado que destroza el tono de la película y una conclusión final que no toma en cuenta la evolución de los personajes en ningún modo acaban por destruir el conjunto de lo que podría haber sido un thriller psicológico a tener en cuenta.

Borja Aranda

Borja Aranda

"Me gusta recordar las cosas a mi manera. No exactamente como ocurrieron."
Borja Aranda

Latest posts by Borja Aranda (see all)

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.