Melanie, the girl with all the gifts: ¿Quién puede matar a una niña?

Existe desde hace unos años una nueva tendencia en el cine de zombis de proveer a cada nuevo relato de un tangible cariz dramático que va creciendo en detrimento de un mayor racionamiento de la casquería. Es como si se dotase a cada nueva historia de infectados -así se llaman ahora- de una molesta propensión a revestir de seriedad al género a raíz de la irrupción de The Walking Dead y, en menor medida, la inmerecidamente ignorada Maggie (2015, Henry Hobson). 

Colm McCarthy construye un sugerente híbrido entre la digresión sobre el cautiverio de una especie semihumana a manos del hombre en Project X (1987, Jonathan Kaplan) sustituyendo a los monos por los ‘hambrientos’, y la premisa claustrofóbica de un grupo de humanos encerrados bajo tierra con una horda de criaturas hambrientas a las que mantienen sometidas como en El Día de los Muertos (1985, George Romero). El punto de disparidad es que aquí Bub, el zombi con vestigios de lucidez en la tercera entrega de la trilogía de Romero, tiene el aspecto de una niña de 11 años.

Melanie es una pequeña infectada por una enfermedad que transforma a los niños en pequeños monstruos hambrientos desde su nacimiento, y que permanece recluida junto a otros seres como ella, un grupo de militares que los mantienen bajo vigilancia y una amable profesora que se convierte en su única amiga.

Cuando la troupe de supervivientes liderada por Gemma Arterton, Glenn Close, Paddy Cosindine y la debutante Sennia Nanua sale del búnker donde humanos y hambrientos permanecen resguardados, el relato se reinicia con una huida a cielo abierto que se contagia de la misma energía narrativa que impusieron Danny Boyle y Juan Carlos Fresnadillo en 28 Días Después y su secuela, pero sobre todo del nervio pulp que emanaba de los primeros trabajos de Neil Marshall.

Probablemente Melanie, the girl with all the gifts tiene más en común con los patrones comunes del género de lo que nos gustaría admitir, pero por fortuna se separa de otras cintas similares en un rasgo que la emparenta con todas las películas estrenadas bajo el padrinazgo del Sitges Tour 2016: la apuesta por un cine fantástico y de terror que mejora con creces lo que llega a nuestras salas durante el resto de la temporada.

Antonio López

Antonio López

"Pregúntame por las películas que quieras salvo las que no conozco, de esas no he visto casi ninguna."
Antonio López

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.