Black Narcissus : una versión que revaloriza mucho a la película original

En más de una ocasión he comentado que los remakes los carga el diablo, puesto que si no aportan nada sustancial a la versión original, acaban siendo copias descafeinadas como le ha sucedido a la miniserie ‘Black Narcissus’ un intento bastante torpe de recuperar para las nuevas generaciones una película de culto.

El clásico de 1947 dirigido por la dupla Michael Powell- Emmet Pressburger había dejado un listón demasiado alto, pero es que esta nueva versión televisiva ni se ha acercado ni en tono ni a nivel de interpretaciones. Estira la trama hasta casi tres horas de duración en tres episodios, a un ritmo bastante cansino y poco atractivo, como os voy a analizar a continuación.

Ficha: Black Narcissus 3 ep 60 m   Dic 2020 . Idioma: Ingles Cadena: BBC ( UK) / Inédita en España

La trama :
En el año 1934, la hermana Dorleagh es enviada por los responsables de su orden anglo-católica a abrir un convento en Mopu, un remoto lugar en las estribaciones del Himalaya. En esa misión es acompañada por un grupo de monjas entre las que se encuentra una joven novicia Ruth, ilusionada en partir en esa misión evangelizadora.

En ese lugar van a tener la colaboración del Sr Dean, un aventurero que se ha instalado en esas montañas y que les hace las veces de guía y enlace con los lugareños, pero que se va convirtiendo poco a poco en un objeto de tentación para ese grupo de monjas y en especial para Dorleagh y Ruth. El tráiler largo de la serie es una buena carta de presentación de esta premisa.

‘Black Narcissus’ no se aparta mucho ni de la película original ni del libro de Rumer Gooden, al optar su adaptadora Amanda Coe (Apple Tree Yard, El escándalo de Christine Keeler) por darle más profundidad y rellenar  la historia original.

El problema es que ese desarrollo lo realiza centrándose casi de forma exclusiva en el triangulo principal de la historia, que no puede dar tanto juego durante tres horas y empieza a repetir situaciones redundantes como hurgar en el oscuro pasado de la hermana Dorleagh, antes de su ordenación, como insinúan en las promociones de su estreno.

El resto de monjas de la misión apenas aparecen como extras con frase a pesar de tener grandes actrices como Rosie Cavaliero ( seg izq)  o Gina McKee  ( izq) con los hábitos.

El pecado más grave es desaprovechar de forma lastimosa la presencia de dos grandes actores como Jim Broadbent como el preboste de la orden, el padre Robert y sobre todo a la insigne Diana Rigg, en una de sus postreras apariciones antes de morir el pasado mes de septiembre, en el personaje de la hermana Dorothea, apenas una acotación al margen en la historia.

Otro problema evidente de ‘Black Narcissus’ es pasar muy de puntillas por las diferencias entre las culturas religiosa hindú y la católica que podía haber dado mucho más juego que los cuatro brochazos con que se la han ventilado.

Mi decepción solo hacía que ir en aumento, al ver como la historia no avanzaba hacía su climático final, perdiendo el tiempo en ese triángulo con un actor tan mediocre como Alessandro Nivola ( der) , haciendo otra de sus olvidables interpretaciones como el padre Dean, aunque en su descargo debo decir que Gema Arterton (izq) tampoco está a la altura como la hermana Dorleagh, en especial si tenemos presente a la Deborah Kerr del film original.

Por suerte la presencia de la joven actriz irlandesa Aisling Franciosi como la joven e inestable hermana Ruth, es el elemento más interesante de la serie, en especial en el tramo final con el espectacular desenlace muy fiel al de la película original.

No suelo hacer recomendaciones de este tipo, pero si visteis la película original en su momento, mi consejo es que la revisionéis y luego si os viene de gusto le podéis echar un vistazo para jugar a las diferencias.

Si no visteis la película, el consejo es más sencillo, vedla y pasad del remake que es como un chicle hiperestirado de la historia original, por lo que os voy a dejar con otro tráiler de ‘Black Narcissus’ que por ahora no tiene casa en España, pero el reclamo de venderla como la última aparición de Diana Rigg, seguro que acaba trayéndola.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.