¿Problemas legales? Better Call Saul!

Los spoilers de Better Call Saul están avisados.

Puede contener ligeros spoilers sobre Breaking Bad, aunque se ha evitado al máximo.

Mi vida es bastante caótica y es frecuente que me olvide de fechas importantes, así que tengo un calendario en el que apunto aquellas cosas que son imprescindibles; prueba irrefutable de que la teoría del caos -por la que todo siempre tiende hacia un cierto orden- es absolutamente válida. En este calendario había un día marcado de varios colores, con flechas y subrayado de modo que fuese visible desde un avión comercial que sobrevolase mi casa a más de 9000 metros de altura. Ese día era el 9 de febrero de 2015. El día que se estrenaba Better Call Saul (AMC).

Y ya que sacábamos la teoría del caos a colación, en el Universo sucede una cosa que resulta maravillosa. Resulta que las estrellas tienen un ciclo vital, igual que los seres vivos, por el cual también mueren. Aquellas estrellas que en vida resultaron las más impresionantes, alcanzando tamaños increíbles, son también las que tienen la muerte más espectacular, en forma de explosión, recibiendo el nombre de nova, supernova o hipernova según lo grande que resulte la deflagración. Además, la cosa no acaba ahí. La estrella, en lugar de morir y desaparecer para siempre, lanza por todo el espacio restos de su masa, en forma de átomos y moléculas que, en algún otro lugar, darán pie al nacimiento de otra estrella, un planeta o vete a saber tú qué más. Lo mismo ha sucedido con Better Call Saul.

Walter y Jesse con cara de buenos amigos

Corría el año 2013 y Breaking Bad (AMC) nos hacía sufrir lo indecible con una última temporada partida en dos mitades de 8 episodios cada una. Esta estrella veía su fin. Nacida sin apenas respaldo por parte de su canal, el mismo que Mad Men (AMC) y The Walking Dead (AMC) -en las cuales centraban todos sus esfuerzos económicos- rápidamente daba la sorpresa y allá por su tercera temporada ya era considerada de lo mejor que había en la parrilla. Con su cuarta temporada se confirmaba lo que algunos decíamos y en su quinta temporada se consagraba. Sin embargo, al igual que en la metáfora anterior con las estrellas, aquí pasa lo mismo. Las estrellas más grandes, las que más brillan y las que tienen la muerte más espectacular, son también las que menos duran, ya que la cantidad de masa se vuelve inestable. Breaking Bad había nacido para morir pronto. Su creador: Vince Gilligan, tenía claro que no venía a construir un monstruo que se eternizase, sino que en menos episodios que otras grandes series crearía algo digno de mención. Y así fue. En ese 2013 veíamos -entre llantos- esa hipernova, que llevaba Felina por nombre.

La estrella Breaking Bad moría y se apagaba en la oscuridad de la noche -y de las pantallas- con un silencioso e impresionante estallido. Pero no se iba a ir tan fácilmente. El polvo resultante de la explosión serviría para hacer nacer una nueva serie: Better Call Saul.

Goodman, al estilo John Gotti

Saul Goodman (Bob Odenkirk) sorprendía a propios y a extraños, con una mezcla de comedia y pena impresionantes, levantando carcajadas a cada escena en la que aparecía. «Algo tan carismático no puede acabarse aquí» pensaron alguno de los guionistas de la serie afincada en New Mexico. Rápidamente llegaba a todo el mundo el rumor de que se estaba preparando un spin off con Saul Goodman como protagonista. Esta clase de rumores suelen tener poco recorrido y son muy frecuentes en las grandes series, pero a diferencia de las otras ocasiones, nadie salía a desmentir la mayor en este caso. Y al final llegó la confirmación oficial de que se preparaba esta serie.

¿Breaking Bad 2 o comedia de risa enlatada?

En ese mismísimo momento muchos nos planteamos la viabilidad de algo así. A veces, el exceso de entusiasmo resulta peligrosísimo y puede llevarnos a errores irrecuperables. Reconozco que con la confirmación oficial me temía un desastre. Los primeros rumores apuntaban a que la nueve serie se realizaría en un formato cómico, incluso se coqueteó con la idea de que fuese una sitcom. Es decir, tendríamos una «divertida» serie de capítulos de 20 minutos de duración, con alocadas situaciones en las que Saul Goodman ejercería de acumulador/protagonista. También nos temíamos la creación de una serie demasiado parecida a Breaking Bad, en la línea de lo ya visto, y que no introdujese nada nuevo y que nos aburriese en cuanto no viésemos a nuestro cocinero favorito en pantalla.

Tuco a la salida del dentista

Ayer, como decía, se emitía el piloto de la serie -aprovechando el tirón del regreso de The Walking Dead– y hoy, martes 10 de febrero de 2015, el segundo episodio. 95 minutos entre ambos episodios que bastan para despejar cualquier duda. Aún no he leído ninguna opinión al respecto, para evitar contaminar mis propias sensaciones; pero creo que todos estaremos de acuerdo en que ha sido un alivio ver que ambos episodios dejan claro que el formato de 45 minutos sigue en pie y que no se van a hacer intromisiones en el mundo de la comedia ligera -que ya bastante tengo yo con esto-. Si al final esta nueva serie va a intentar acercarse a lo que Breaking Bad fue o no, solo el tiempo lo dirá; y pronostico que será un debate encarnizado.

Desde mi punto de vista, validado por la Universidad de Esta es una Opinión Más, creo que se empieza a un muy buen nivel, con claros guiños a Breaking Bad, como el inicio en el que vemos lo que fue de Saul Goodman tras el terremoto Heisenberg; así como el recuentro con viejos conocidos como Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks) y Tuco Salamanca (Raymond Cruz).

Comedia, drama y ambiente – Spoiler Alert

Salvo sus escenas iniciales, en las que vemos a un Saul temeroso de ser reconocido entre el gentío, dado a la bebida y nostálgico de la época en la que dominaba el mundo, la serie nos traslada a un pasado muy anterior al inicio de Breaking Bad, en el año 2002. Saul Goodman aún no es Saul Goodman y se hace llamar Jimmy McGill, que aparentemente es su verdadero nombre. En los otros dos personajes conocidos la cosa no es muy diferente, con un Mike muy alejado del papel de sicario al que nos tenía habituado y con Tuco en una fase muy inicial del inicio de su reinado del narcotráfico.

Mike pidiendo educadamente que le des a «me gusta» en este artículo

Los rumores apuntaban hacia un giro cómico, alejándose de la visión dramática de Breaking Bad. Sin embargo, creo que ese salto no se ha dado por el momento. Por supuesto que hay lugar para la risa, pero no es lo predominante. La serie vuelve a estar marcada por un atmósfera agobiante, marca de la casa, en medio de un fuego cruzado entre la delincuencia callejera y el crimen no organizado que ejercen Tuco y los suyos. Y esto es sin duda, creo yo, la gran noticia. Al igual que pasó con el remake que se hizo el año pasado de Fargo (FX), basándose en Fargo (1996), lo más destacable era que se mantenía el mismo ambiente en el que se había creado la película; el no haberlo hecho así, tanto en un caso como en el otro, hubiese significado la muerte de ambas series.

En la historia que se está construyendo tenemos también alguna referencia a Breaking Bad con una línea paralela al pasado más oscuro de Walter White (Bryan Craston), como es el caso del único cliente de Saul: Chuck McGill (Michael McKean). Miembro fundador de una empresa de éxito de la cual ha sido apartado y por lo cual no perdona a sus antiguos socios. Aún así, esto es solo un ligero reflejo que para nada influye si se ha visto o no Breaking Bad.

Sea como fuere, creo que lo que mejor representa mi estado de ánimo con lo que he visto ayer y hoy es el hecho de que ya estoy contando los días -y marcando en el calendiaro- el martes que viene, cuando se estrene el tercer episodio.

El futuro

Evidentemente, poco sabemos aún con dos episodios de lo que será de esta serie, pero la sensación inicial no es mala. Lo que si parece es que los productores están bastante seguros de lo que tienen entre manos, ya que se ha anunciado la temporada completa, con un total de 10 episodios, y se ha renovado por una segunda temporada.

Además, el hecho de que la serie se mueve en un margen de 6 años con Breaking Bad nos hace suponer que ese es el tiempo que planifican en un principio para desarrollar al máximo este producto. A lo mejor Vince ya tiene preparado el final y todo. Desde luego, si la serie es como lo visto en estos dos episodios no me queda más que decir qué: «LARGA VIDA AL REY».

    8.3Sinopsis:
Better Call Saul es una serie de televisión estadounidense creada por Vince Gilligan y Peter Gould. Se trata de un spin-off de Breaking Bad que consiste en una precuela de su historia. Situada en 2002, consiste en la vida del abogado James "Jimmy" M Leer más
Manuel G. Crespo

Manuel G. Crespo

Gallego, profesor y amante del cine de la gran y la pequeña pantalla. Solo hay una cosa que le motive más que ver series y películas: hablar y escribir sobre ellas. "Esta es mi opinión, si no te gusta tengo otra". Groucho Marx
Manuel G. Crespo

5 Comentarios

  1. En aspecto técnico y visual recuerda a Breaking Bad. Se respira la misma forma de hacer por todas partes. Sinceramente no sabía que Vince Gilligan estaba ligado al proyecto y saber que está hace que tenga más esperanzas en esperar algo bueno de este nuevo serial. Visto el primero aun me estoy acostumbrando a ver a Saul como protagonista absoluto del serial pero seguro que a poco más que vea ya lo asimilo. Quería preguntar, los planos en B&N del principio del piloto, ¿como se sitúan exactamente? me descolocó un poco. AMC puede haber dado en el clavo con este spinoff (ya van preparando otro de TWD). Me gustó mucho la idea de que siendo un abogado más «del montón» que sigue las normas y que sufre las inclemencias del día a día del hombre común y por lo tanto es alguien que pringa por todos lados. Hasta que no se decida a vulnerar la ley y la moral no será Saul Goodman un tipo que toma las riendas de lo que le rodea. Buena Vince!

    Post a Reply
    • Primerísimo de todo, gracias por leernos y comentar.

      Verás, los planos en blanco y negro son a continuación de la trama de Breaking Bad. En ellas, si te fijas, Saul está maquillado como más mayor, con calva y está agobiado por si alguien le reconoce. Cuando llega a casa y conecta el vídeo, nos trasladamos al que será el tiempo narrativo de la serie, el año 2002.

      Post a Reply
  2. Por cierto, ¿sabéis si está previsto que Walter o Jesse aparezcan en algún momento dado de este serial? gracias

    Post a Reply
  3. Quė bueno que haya gente que le guste! Vi los primeros tres capítulos y me gustaron pero me dieron la sensación de que al público en general podría aburrirle y ahora con esto que opinan me pone contenta de que probablemente siga. Solo cancelaron una serie que veía lo cual me indica que no voy tan mal de gustos, espero no ocurra que la cancelen luego de la tercer temporada como la mayoría que no pasa esa franja fronteriza. Buena columna de opinión y excelentes preguntas. Ya me imagino a jesse yendo a la escuela o a Walter lavándole el auto o en un cameo por el supermercado jaja. Gracias!

    Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Reconciliándome con la comedia (II) - Garth Marenghi's Darkplace - Revista Tviso | Revista Tviso - […] destacable, Garth Marenghi’s Darkplace llegó a crear un microcosmos con un spin-off -que tan de moda están ahora- llamado Man to…

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.