Arrow: el final de una temporada decepcionante

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes a la tercera temporada de Arrow.

Se acabó lo que se daba. Arrow cierra esta tercera temporada con un episodio que resume perfectamente todo lo que hemos visto hasta la fecha. My Name is Oliver Queen supone el último clavo para el ataúd que ha supuesto este arco argumental de la serie y consigue que nuestra reacción al cierre del capítulo sea de “menos mal que se ha terminado”. Las promesas e ilusiones que se habían puesto en esta temporada, sobre todo por culpa de la magnífica temporada anterior, han quedado destrozadas y hechas añicos, hasta el punto que no me extrañaría que más de un espectador desista en la lucha y termine abandonando la serie.

arrow_2El capítulo empieza dentro de un avión donde Oliver, Ra’s y Nyssa viajan junto a unos cuantos miembros de la Liga de Asesinos con el objetivo de liberar un virus mortal en Starling City. En el episodio anterior ya descubrimos que todo formaba parte de un plan excesivamente rebuscado de Oliver para conseguir destruir la Liga, y poco tarda en descubrirse ante Ra’s. El jefe de la Liga amenaza a Nyssa, momento en el que Oliver se destapa y empieza un combate para conseguir parar a los “terroristas ninja”. Nada es tan fácil como parece, y Ra’s termina escapando en pleno vuelo cogiendo el único paracaídas de todo el avión. Así es, un avión de carga con un solo paracaídas. Oliver y Nyssa consiguen realizar un aterrizaje de emergencia y todo queda en un simple susto.

De vuelta en Nanda Parbat, el Team Arrow despierta en la mazmorra para escuchar la historia de Malcolm sobre cómo les salvó la vida a todos y cada uno de ellos. También aparece el invitado de la semana, Flash, quien se encarga de liberarlos de su prisión. Hay que decir que los pocos minutos que aparece en pantalla se agradecen, y es que el velocista escarlata es capaz de convertirse en lo mejorcito del capítulo con tan solo un par de frases sueltas. Creo que eso dice mucho del estado actual de los personajes de Arrow.

arrow_3De vuelta todos ya en Starling City, el Team Arrow decide aliarse con Malcolm y Nyssa para detener a los diferentes asesinos distribuidos por la ciudad que pretenden liberar el virus. Probablemente éste sea el punto álgido del capítulo; es un gusto ver a todos trabajando en equipo por salvar la ciudad a la que quieren, y parte de la culpa de que funcione tan bien se debe gracias a un montaje y edición excelentes que nos van llevando de una punta a la otra de la ciudad. Algo totalmente diferente a lo que ocurre en el combate final entre Oliver y Ra’s.

La lucha que se suponía que tenía que cerrarlo todo y ofrecernos momentos para el recuerdo se queda en una copia del combate que ya vimos a mitad de temporada. Ni siquiera se han molestado en intentar poner algún arma diferente o hacer que los personajes utilizasen algún gadget. Todo se resume en un uno contra uno con espadas bastante soso y que cuenta con un final absolutamente anticlimático en el que Oliver es capaz de despachar a Ra’s gracias a, atención, el amor de Felicity. Creo que no hace falta que me extienda sobre cuán ridículo es. Al menos nos da la posibilidad de ver cómo Felicity le salva la vida a OIiver de una caída mortal después de volar con el traje de Ray Palmer. Muchos se habrán llevado las manos a la cabeza, pero ésta clase de punto romántico es el que funciona, porque además de ser ridículo, en el sentido positivo, es lo suficientemente breve como para que estropee el resto de la narración.

arrow_4

Al final del capítulo se dedican a atar algunos cabos sueltos: Diggle abandona el Team Arrow a causa de todo lo que ha hecho Oliver, Thea se convierte en Speedy, la oficina de Ray Palmer explota después de que intente miniaturizar su traje (ya sabemos que aparecerá en el spin-off Legends of Tomorrow, así que está más que claro lo que ocurre fuera de las cámaras en medio de dicha explosión), Malcolm se convierte en el nuevo Ra’s Al Ghul y Oliver y Felicity conducen al más allá bajo la luz del sol. Oliver dice que es feliz. Nos alegramos por ti Oliver, pero nosotros no podemos serlo después de todo lo que hemos visto.

La temporada en conjunto

Decir que esta tercera temporada ha sido un desastre absoluto es quizás una exageración, porque ha habido algunas cosas que han funcionado estupendamente. Empezando por el personaje de Ray Palmer, que ha sido un soplo de aire fresco. Su sentido del humor y la ligereza con la que se lo toma todo es el contrapunto perfecto a la (excesiva) oscuridad que rodea al resto de la serie. Laurel también ha salido bien parada, y es que por fin han conseguido darle un propósito más allá de quejarse día tras día. Ha sido interesante ver su evolución como Black Canary, y considero que tal y como están las cosas, la fiscal es uno de los personajes con más fuerza y que más ha crecido en esta temporada.

Algo similar ocurre con Thea, a quien al final de esta temporada ya vemos embutida en el traje rojo adoptando la personalidad de Speedy. Ha dejado de ser una adolescente continuamente enfadada para pasar a formar parte del Team Arrow, además de demostrar a todos que puede valerse por sí misma. Con Roy ha sucedido lo mismo, aunque lo cierto es que no han sabido sacarle todo el jugo que tenía para ofrecer. No fue hasta el capítulo de la prisión que lo vimos repartiendo palos por sí solo, enseñándonos que a pesar de que Oliver en ocasiones lo trate como a una mascota que pasea de un lado para el otro, Arsenal es un aprendiz más que digno.

arrow_5En el polo opuesto tenemos el caso de Felicity, a quien han conseguido destrozar como personaje. En temporadas anteriores su personaje funcionaba como vía de escape humorística, y su papel de interés amoroso del protagonista era estupendo puesto que se limitaba a ser un “quiero y no puedo”, dando mucho juego a situaciones tanto hilarantes como dramáticas. En esta tercera temporada han saltado directamente al melodrama. Al intentar profundizar más en la relación entre ella y Oliver, han acabado haciendo que Felicity se convierta en alguien casi insoportable que se pasa la gran mayoría de escenas llorando y murmurando por “su Oliver”. Todo el punto de comedia se ha perdido (salvo cuando la hemos visto aparecer en The Flash), desapareciendo así gran parte de su encanto.

Ésto llega a ser irritante, sobre todo después de ver lo que hace con Ray. Al final del último episodio vemos como Felicity suplica a Ray que vaya a rescatar a Oliver, a lo que éste replica que está intentando salvar a la ciudad entera. “¡Pero es Oliver!”; entiendo que sea la persona que amas, pero soltárselo así a quien has roto el corazón no hace mucho es cruel y tremendamente egoísta, como también lo es la declaración de amor que realiza Oliver delante de todo el mundo. El pobre Ray está ahí de pie, en el fondo, viendo cómo la mujer a la que ama y con quien ha roto hace poco se está derritiendo por las palabras de otro hombre. Se supone que el villano de la temporada era Ra’s Al Ghul, no vosotros.

Ra’s ha sido el principal enemigo de esta temporada, y mientras que en sus primeras apariciones prometía dar mucho juego, al final ha resultado ser un enemigo más. Teniendo en cuenta lo que le dieron para trabajar, Matt Nable ha realizado una estupenda labor encarnando a la Cabeza del Demonio, un villano que se supone que tiene que ser más grande que la vida misma, pero que al final de la temporada convierten en un asesino del montón que pierde toda la parte mística que lo rodeaba. Demonios, Brick supuso una mayor amenaza para Starling que Ra’s, y estamos hablando de un enemigo supuestamente menor que pusieron a mitad de temporada durante tres capítulos.

arrow_6Pero lo más frustrante es ver cómo todos y cada uno de los personajes han ido tomando las decisiones equivocadas a lo largo de la temporada. Tampoco entiendo la manía que tienen de guardar secretos después de ser testigos repetidas veces de cómo eso termina perjudicando al resto de personas. Por poner un ejemplo simple, Oliver podría haber contado a Diggle algo sobre el plan que estaba trazando con Malcolm. John ha sido su mejor amigo y su brazo derecho durante todo este tiempo, dejarlo fuera con la excusa de protegerlo es estúpido, especialmente si por culpa de ello vas a tener que secuestrar a su mujer y dejar a su hija de pocos meses SOLA EN CASA. Pero lo peor de todo es que la respuesta final de Diggle a todo esto es un simple puñetazo y un par de frases duras. Como también es frustrante el hecho de que Thea acabe casi perdonando a Malcolm después de que éste la envenenara y la utilizará como herramienta para matar a Sara.

Y es que al final parece ser que el equipo de guionistas no ha tenido claro en ningún momento qué temas se tenían que tratar con más seriedad. No han sabido encontrar el equilibrio entre la angustia y la diversión, hecho que termina convirtiendo a esta tercera temporada en un producto defectuoso y pesado, que alarga la historia más de lo necesario (soy un firme creyente de que Arrow tendría que tener temporadas más cortas) y que nos deja con una sensación agria en la boca. Lo único que nos queda es esperar a la próxima temporada y cruzar los dedos porque decidan hacer borrón y cuenta nueva. Podrían empezar diciendo que la escena final de Oliver y Felicity era un sueño. Porque lo era, ¿verdad?.

Apuntes finales:

  •  Si se pensaban que ver a Oliver escogiendo la espada con la que Ra’s lo apuñaló como arma para el combate final iba a suponer un golpe emocional, se equivocaron. Podría haber peleado con un palo que hubiese tenido el mismo efecto.
  • ¿Qué necesidad había de hacer estrellar el avión cerca de Starling? Si el objetivo original de Oliver era el de matar a Ra’s dando su propia vida, ¿por qué no hacer que el avión se la pegase al poco tiempo de salir de Nanda Parbat? ¿Por qué jugársela tanto?
  • Lo que me lleva a: ¿hasta qué punto era realmente necesario que el Team Arrow fuese a Nanda Parbat? Creo que el plan de Oliver no era tan estupendo como él pensaba.
  • ¿Es posible que el viaje en el tiempo de Barry haya sido el causante de que la Felicity de la actual línea temporal sea insoportable?
  • Los flashbacks han sido una carga a lo largo de toda la temporada. En los últimos capítulos la cosa ha mejorado, pero esperemos que de cara al futuro se replanteen la forma en la que se mezclan con la historia en la actualidad. Al menos en el último capítulo sirvió como excusa para ver a Maseo una vez más.
  • Esto es una queja menor, pero me ha resultado desternillante cómo a lo largo de los capítulos la mayoría de personajes pronunciaban el nombre de Ra’s de una forma diferente.
  • Los equipos de guionistas de Flash y Arrow tendrían que dar alguna pista acerca de cómo están en cuanto a la línea temporal. A veces resulta un tanto confuso saber cuándo ha tenido lugar un suceso en la otra serie.
  • La semana que viene season finale de Flash. ¿Afectará de alguna manera a lo que ocurre con Arrow?
    8.5
  • Género: Acción
  • Temporadas: 3
  • Episodios: 68
Después de un violento naufragio y tras haber desaparecido y creído muerto durante cinco años, el multimillonario playboy Oliver Queen es rescatado con vida en una isla del pacífico. De vuelta en casa en Starling City, Oliver es recibido por su m Leer más
Lucas Di Rado

Lucas Di Rado

"O mueres como un héroe, o vives lo suficiente para verte convertido en un informático."
Lucas Di Rado
It's only fair to share...Share on Facebook136Tweet about this on TwitterShare on Google+1Print this pageEmail this to someone

5 Comentarios

  1. Muy de acuerdo contigo. De hecho, yo también he hecho mención al desastre de Arrow en mi última entrada. Espero que sepan remontar con la cuarta…

    Post a Reply
    • Con que deje de ser Arrow y se transforme, de una vez por todas, en Green Arrow, me conformo.

      Post a Reply
  2. Final feliz? Ra’s muere? Merlyn ahora es Ra’s?? Felicity con el traje de Atom?? What da Fackkkk??

    Post a Reply
  3. A mi me encanta la serie y esta temporada me encanto la trama y accion que hubo.
    Ademas yo las series las miro para entretenerme. No para analizar, ni comparar con comics ni nada. solo por entretenimiento. Despues de haber visto lost ya no espero explicaciones ni sentidos a nada. Solo entretenimiento.

    Post a Reply
    • Y faltaría más! Yo mismo, a pesar de todas las cosas negativas que para mí pueda tener, sigo mirando Arrow porque me resulta entretenida (y porque los aspectos “buenos” hasta ahora me compensan los “malos, veremos en las próximas temporadas).

      No espero que todo el mundo esté de acuerdo con lo que digo, ni mucho menos, al fin y al cabo lo que para uno puede ser un truño para otro es la octava maravilla. Lo que sí tengo claro es que, al menos para mí, que algo me guste no implica que esté exento de crítica. Obviamente para otras personas eso no es así, pero al fin y al cabo, si no hubiese diferencias de opiniones y puntos de vista la vida sería muy aburrida.

      Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.