American Vandal: Una parodia demasiado minuciosa del ‘True Crime’

Un género televisivo no llega a estar plenamente aceptado dentro de la industria hasta que no es objeto de una parodia que es un poco como la confirmación de su popularidad, ‘American Vandal’ es la propuesta que parodia de forma abierta y con bastante mala leche el genero del ‘True Crime’ que desde el estreno de ‘The Jinx’ está ascendiendo de forma imparable en las preferencias de muchas personas.

Como toda parodia que se precie, ‘American Vandal’ sigue los códigos narrativos y visuales de este tipo de documentales, pero dándoles la vuelta por completo, para explicar con todo lujo de detalles ( en mi opinión demasiados) un caso que en el mejor de los casos no ocuparía más de un corto en una página interior de un periódico local, como os vamos a analizar a continuación.

Ficha: American Vandal 8+ ep 35 min .  Sep 2017- . Idioma: Ingles/ Español. Cadena: Netflix (USA/E)

La trama:
La aparición de penes pintados en veintisiete coches pertenecientes al profesorado del instituto Hanover de la tranquila ciudad californiana de Oceanside, desata una gran investigación por parte del claustro del instituto que sospecha principalmente de Dylan Maxwell el payaso oficial del instituto, que es el único al que consideran capaz de cometer semejante acto vandálico.

En paralelo dos estudiantes Peter Maldonado ( interpretado por Tyler Alvarez, izq) y Sam Ecklund (Griffin Gluck ,der) empiezan como una actividad escolar, la realización de un documental para investigar a fondo el suceso que les va a llevar a descubrir muchas cosas ocultas detrás del incidente vandálico, como podéis ver en el trailer de promoción de la serie

‘American Vandal’ se adentra en un terreno desconocido en las series, al hacer una ficción con actores que parodia el genero documental que investiga délitos del que hemos tenido incluso ejemplos en nuestro país como ‘Muerte en León’ o ‘El caso Asunta’.

Los mimbres son parecidos, múltiples sospechosos con motivos para haber cometido el delito, entrevistas particularizadas con las personas implicadas, tanto sospechosos como testigos, dudas sobre la credibilidad de algunos testimonios, descartes y adiciones de nuevos implicados y sobre todo descubrir nuevas pruebas que arrojen luz sobre el caso y que determinen la culpabilidad o inocencia del máximo sospechoso Dylan, muy bien interpretado por Jimmy Tatro, especializado en estos papeles de garrulos.

La ‘importancia ‘ del caso queda clara desde el principio con un delito como pintar veintisiete penes, que no es que sea un tema de alta criminalidad precisamente, lo que permite todo tipo de chistes y bromas, empezando por un estudio forense de la forma y características de los penes dibujados.

La idea de ‘American Vandal’ proveniente de dos humoristas apenas conocidos como Dan Perrault y Tony Yacenda es muy interesante, pero carece de la consistencia o entidad necesaria para mantener el interés durante ocho episodios para conocer la verdad de una historia tan nimia, como saber quien ha pintado unos penes, con estudios como el del siguiente vídeo

Pasada la novedad de la premisa y del rodaje del falso documental, que me han parecido muy interesantes, ‘American Vandal’ se ensimisma en su propio formato, dando vueltas y vueltas a un suceso que no da para tanto, lo que resulta en una broma que de tanto estirarla acaba siendo cargante.

Los aspectos más positivos son mostrar de forma muy realista la importancia que tienen las redes sociales en las vidas de los adolescentes, que permiten reconstruir el suceso y la presencia de todos los implicados de mil y una manera diferentes, pero como he comentado anteriormente a partir del tercer episodio no deja de ser más de lo mismo sin evolucionar apenas.

En un formato mas reducido, con la mitad de episodios, la historia habría sido mucho más efectiva sin que tener que recurrir a la enésima repetición y sobrexplicación para ir llenando metraje que al final me han decepcionado más de lo que me esperaba al principio.

Es importante hacer constar que no me interesa mucho el genero de los documentales ‘true crime’, por lo que una parodia es lógico que no me haya entusiasmado, pero reconozco que la idea era muy buena y lo que a mí me ha parecido hiperestirado, a vosotros os puede hacer una verdadera genialidad.

Por eso es difícil emitir un veredicto claro sobre ‘American Vandal’ ya que dependerá mucho de si entráis en su alocada propuesta y la consideráis de una gran brillantez de principio a fin, pero si que tengo claro que hay que probarla, aunque sea para descartarla en el piloto.

La serie ha sido renovada para una 2T donde en principio la idea es estudiar otro caso diferente pero con la misma pareja de intrépidos investigadores aficionados, pero en mi caso ya os puedo asegurar que he tenido suficiente con ver completa la 1T.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.