64 Festival de San Sebastián – Día 2

Este segundo día del festival de San Sebastián nos ha dejado la última película de Alberto Rodríguez, ‘El hombre de las mil caras‘, basada en la historia real de Francisco Paesa -lo más destacable de la película, la actuación de Eduard Fernández-, ex agente secreto del gobierno español que ayuda a un ex Director de la Guardia Civil a esconder dinero malversado. Tristemente, marca un paso atrás en la carrera de Rodríguez, que tras su brillante ‘La isla mínima’ ha dirigido una obra genérica y sin alma, en un intento de emular fórmulas de espionaje del cine hollywoodiense, limitándose simplemente a contar una entretenida historia pero sin ningún añadido que la convierta en una obra interesante. Pretende ser un thriller vertiginoso, pero el montaje fallido y la falta de ritmo acaba resultando preocupante. Es un cine en el que Rodríguez parece no sentirse cómodo y se esfuerza demasiado por hacer una película que guste a todo el mundo, un espectáculo plano destinado exclusivamente al consumo comercial.

432270

Luego pudimos ver ‘Little Men‘, drama independiente estadounidense sobre la amistad de dos adolescentes y la influencia de los conflictos entre sus padres en su relación. Una película intimista que se une a la larga lista de dramas salidos de Sundance que cuentan una misma historia con ligeros detalles cambiados pero sin nada fresco que ofrecer en el plano narrativo. Ira Sachs muestra una gran sensibilidad de nuevo en cuanto a relaciones afectivas, pero tiene varios tics que fuerzan demasiado la maquinaria narrativa como si el conflicto planteado no fuera lo suficientemente atractivo o capaz de por sí solo.

little_men_10

Después fue el turno de ‘La tortuga roja‘, que tanto está dando que hablar al ser la primera película de Studio Ghibli con producción no japonesa, y un director no salido de la casa nipona; el holandés Michael Dudok de Wit. Evidentemente, como en todas las producciones de este prestigioso estudio, las expectativas era altísima. En mi opinión, se cumplen todas. El largometraje de 80 minutos de duración se vale de imágenes bellísimas y metáforas sencillas y directas para narrar una historia que no necesita ni un solo diálogo en toda la película. Este cuento sobre un náufrago en una isla desierta y su encuentro con una gigante tortuga roja, aunque con ciertas diferencias estilísticas respecto a otras producciones de Ghibli, encaja sin problemas en el conjunto de obras que han entregado hasta ahora. Una de las mejores películas de animación del año.

the-red-turtle-studio-ghibli

El siguiente pase fue el de ‘Le ciel flamand‘ producción belga perteneciente a la sección de Nuev@s Director@s dirigida por Peter Monsaert. Como el propio director indicó durante una sesión de Q&A posterior a la película, aunque el tema de la película pueda parecer el de buscar al causante de la experiencia traumática de la joven protagonista de 6 años, en realidad es más una anti-búsqueda que sirve para crear lazos familiares perdidos y estudiar cómo este suceso afecta a sus vidas y sus relaciones familiares. Sin duda una de las películas más duras de ver del festival por el espinoso tema que utiliza como macguffin, con una realización brillante por parte de Monsaert, que sabe en todo momento cómo generar malestar en el espectador y generar sensaciones desagradables, con una cámara en mano incesante que deja paso a planos generales fijos en momentos de transición. Por desgracia, le cuesta mantener la tensión necesaria para que nos preocupemos por lo que ocurre en pantalla, y finalmente es inevitable sentir que falta algo para completar esta película. Lo que está claro es que Monsaert es en un cineasta a seguir en el futuro.

lecielflamand_03

Por desgracia, la jornada terminó en balde con la sesión de ‘Oscuro animal‘, un exasperante drama sin diálogos que se siente estirado hasta la extenuación. Felipe Guerrero se propone crear una experiencia abrumadora y asfixiante, con una mezcla de sonidos a momentos naturalista y a otros molesta y una atmósfera sucia y espesa que desconcierta constantemente, por no hablar del ritmo extremadamente pausado. La trama sigue a tres mujeres en la Colombia rural que escapan del horror creado por las guerrillas, pero carece de cualquier interés por las decisiones en dirección de Guerrero, que dilata toda secuencia al máximo hasta conseguir que se sienta interminable. Una de las experiencias más prescindibles del festival hasta el momento.

2267115

Borja Aranda

Borja Aranda

"Me gusta recordar las cosas a mi manera. No exactamente como ocurrieron."
Borja Aranda

Latest posts by Borja Aranda (see all)

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Print this pageEmail this to someone

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.